fbpx

Cecilia López M

Inicio Cecilia López M Página 3

Una profunda tristeza

Una profunda tristezaPor: Cecilia López Montaño

 

Después de la rabia que les produjeron a muchos liberales las entrevistas de César Gaviria sobre su apoyo y el del “Partido Liberal” al candidato de Uribe, Iván Duque, lo que ha quedado en el ambiente es una profunda tristeza entre quienes seguimos siendo liberales.

César Gaviria: hasta que enterró al Partido Liberal

César Gaviria: hasta que enterró al Partido LiberalPor: Cecilia López Montaño

 

La destrucción del partido comenzó desde el 2004, cuando Gaviria decidió posicionar a quien le parecía y destruir a quienes no seguirían su juego.

Democracia: solo sin extremos

Democracia: solo sin extremos
Cecilia López M.

Por: Cecilia López Montaño

 

Si no reaccionamos ya, el país se va para la extrema derecha ya vivida, o para una izquierda, dura y desconocida. La alternativa es el centro que hoy representan De la Calle y Fajardo

Humberto de la Calle, ¡pilas!

Humberto de la Calle, ¡pilas!Por: Cecilia López Montaño

 

La única manera de enfrentar al peligroso uribismo es que De la Calle sea candidato de esa sociedad civil progresista y demócrata, que quiere que este país cambie para bien.

Los santandereanos: ¿los únicos que nos arrechamos?

Active Image

Por Jairo Cala Otero / Editor de textos – Conferencista

Quienes nacimos en Santander, tierra fértil y generosa, bañada por paisajes indómitos y paradisíacos, cargamos con una reputación injusta y casi que insultante. Los demás compatriotas pregonan que somos mal encarados, violentos y “atravesados” por naturaleza. Sé que aludir al tema me podría costar caro, pues no faltarán quienes, llevados por el ímpetu del irracionalismo y el canibalismo adormilado en su interior, arremetan contra mí y mi santa madrecita. Pero asumo el riesgo, ¡qué carajo!

Opiniones cargadas de metralla y dinamita

Sample ImagePor Jairo Cala Otero / Conferenciante

Muy de mañana leo las noticias de los periódicos, y las escucho en los noticiarios radiales. En los primeros exploro, además, el pensamiento de mis compatriotas a instancias de los foros virtuales. Allí encuentro que la agresividad es el común denominador. Mucha gente escribe presa de furia: insulta, agrede, ofende, discrepa con improperios, pero no aporta un ápice de análisis sobre los temas; hay renuncia al uso de la inteligencia, que es consustancial a todo ser humano. (Distinto es que muchos no la despierten).

El “Doctor Comicios”, un arrasador de esperanzas

Sample ImagePor Jairo Cala Otero /  Periodista – Conferenciante

Teodoro busca en una caneca de basura algo de comer. No encuentra sino desechos inservibles, y el hambre lo acosa sin cesar.

En una covacha, levantada sobre una colina, con el peligro de irse al abismo, Sinforosa, mujer de piel cetrina y arrugada por las angustias de cada día, se afana porque no tiene nada para cocinar y darles a sus cinco hijos, todos desnutridos y ojerosos.