Con gases y disparos no, señor presidente – Por: Cecilia López M

Con gases y disparos no, señor presidente – Por: Cecilia López MNi con gases, ni con disparos, ni haciendo más de lo mismo, como parecería que puede suceder con las “conversaciones”, se encausará su gobierno y la sociedad.

 

Cuando en algunos sectores del país se había abierto una ventana de esperanza con su propuesta de iniciar «conversaciones», unas declaraciones suyas y del alcalde Peñalosa en la mañana del sábado, la cerraron de un golpe.

 

Afirmar, como lo hizo el alcalde que estaba a su lado, que lo que está sucediendo en Bogotá y en Colombia es «Un complot orquestado contra el país y la ciudad,» sumado a su defensa de los miembros de la Fuerza Pública olvidando sus desmanes contra estudiantes y población civil, cambió el escenario anterior.

 

De nuevo volvió su doble discurso que desconcierta aun a aquellos que quieren creer que sí hay un cambio positivo en el gobierno. Tanto usted, presidente Duque como el alcalde Peñalosa deben aclararle al país y a Bogotá qué es lo más importante para ustedes y sus respectivos gobiernos: el mensaje de las masivas manifestaciones que no cesan o el complot que según parece es la explicación que parecería más les satisface.

 

No se equivoquen: lo primero lleva al dialogo y lo segundo al uso de la fuerza, es decir gases y disparos.

 

Lo que sucedió de ahí en adelante confirma dolosamente que se reacciona violentamente a manifestaciones así sean pacíficas y esto se hace con gases lacrimógenos. El Esmad, de nuevo, es el llamado a acabar con estas expresiones legítimas de las poblaciones. Varias manifestaciones han sido disueltas con gases y hay suficientes testimonios de que no eran actos violentos.

 

El escenario se complicó cuando un miembro del Esmad hirió gravemente a un joven que solo portaba un cartel, como lo afirman muchos testigos. Un disparo en la cabeza lo tiene en situación crítica lo que, de nuevo con razón, ha caldeado el ambiente. Muchas expresiones de conjuntos de ciudadanos mostrando su desacuerdo con el gobierno y pidiendo diálogo, se realizaron en distintas partes de la ciudad.  Pero, además, es en diversas ciudades del país donde siguen las protestas pacíficas contra el gobierno Duque.

 

No es con gases ni con disparos presidente Duque, no con represión por parte de la policía como se resuelve la difícil situación que enfrenta su gobierno, el expresidente Uribe —su jefe— y su partido el Centro Democrático. Órdenes de reprimir marchas así estas sean pacíficas como cacerolazos o marchas de antorchas, es la peor forma de encontrar el camino para responder a las demandas legítimas de la población.

 

En estos momentos cuando no se logrado la calma es fundamental aclarar varios puntos críticos. El gobierno tiene que revocar la orden de reprimir marchas y definitivamente no disolverlas con el Esmad — gases lacrimógenos y agresiones graves—.

 

No limitar las conversaciones anunciadas a las ya existentes porque si hubieran funcionado no se habría generado el descontento que llevó al paro y a la inestabilidad actual.

 

La mesa de concertación laboral y la educación no representan nada nuevo, lo mismo que la obvia con los nuevos mandatarios regionales. Si así van a ser las «conversaciones» prepárense para nuevas reacciones del país que no deberían suceder si de verdad se quiere abrir un nuevo capítulo en esta administración.

 

La sensibilidad de la sociedad colombiana no está para cometer estos errores. Por el bien de este país presidente Duque, no es con gases lacrimógenos ni con balas que representan una forma muy peligrosa de reprimir un derecho ciudadano, ni haciendo más de lo mismo, como parecería que puede suceder con las conversaciones, como se encausará por el camino nuevo esta sociedad y su gobierno.

 

Presidente Duque, recuerde que Peñalosa está de salida, pero a usted le faltan tres años y es imposible sostener una situación como la que vive actualmente el país. Y no es con gases ni disparos como va a salir airoso de esta difícil situación en la cual ha perdido su gobernabilidad.

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Le puede interesar:  La loca de la casa

 

Le puede interesar también: ¿La paz chuzada?

 

Le puede interesar también: 21N – Por: Darío Echeverry Jr.

 

Le puede interesar también: La primavera colombiana

 

Le puede interesar también: Seria crisis de gobernabilidad enfrenta el gobierno

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

 

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

Comments

comments

Categories