fbpx

Jorge Gomez P

Inicio Jorge Gomez P Página 3

Petro, Robledo, De la Calle: ¡únanse! – Por: Jorge Gomez P

Petro, Robledo, De la Calle: ¡únanse! – Por: Jorge Gomez PHace unos días el escritor Santiago Gamboa escribió una columna titulada “Petro, Fajardo, De la Calle: ¡únanse!”, inspirado quizás en una frase de combate de mayo del 68: “Seamos realistas, pidamos lo imposible”.

Fuerzas Armadas, ¿cómplices del exterminio? – Por: Jorge Gomez P

Fuerzas Armadas, ¿cómplices del exterminio? – Por: Jorge Gomez PUna frase en la última columna de Antonio Caballero pone a pensar, en parte porque es verdad (y si no lo fuera el columnista estaría en problemas), en parte porque refleja la indolencia con que los colombianos asumimos lo que viene ocurriendo dentro del Ejército. Habla Caballero de “la realidad tremenda de la corrupción moral de las Fuerzas Armadas de Colombia, convertidas en protectoras de asesinos venidos de sus propias filas y mandados por sus propios jefes”. (Ver columna).

Por favor… ¡prohíban las encuestas! – Por: Jorge Gomez P

Por favor... ¡prohíban las encuestas!Si hubo dos grandes derrotados en la contienda electoral que acaba de pasar, fueron Álvaro Uribe Vélez y las encuestas. Uribe porque el pueblo ha dejado de creer en él, y las encuestas porque ya no se les puede creer. La única gobernación que Uribe ganó fue la de Casanare, y podría perderla, pues parece evidente que allí se presentó un fraude electoral, según serias denuncias (Ver noticia).

Bucaramanga: el bueno, el feo y el malo – Por: Jorge Gomez P

Bucaramanga: el bueno, el feo y el malo – Por: Jorge Gomez PEn la campaña actual por la alcaldía de Bucaramanga hay un candidato bueno, uno malo y otro feo. El bueno para mi gusto es Sergio Isnardo Muñoz y es ético contar que es amigo mío, y hay algo que nos hermana: una cabeza despejada, que “piensa en grande”.

Leónidas SÍ, Rodolfo NO – Por: Jorge Gomez P

Leónidas SÍ, Rodolfo NO – Por: Jorge Gomez PTengo una amiga que admira a Rodolfo Hernández y dice que escuchándolo a él comenzó a interesarse en la política. Con ella sostuve en días recientes este diálogo:

Rodolfo Hernández, un corrupto que finge ser honrado – Por: Jorge Gomez Pinilla

Rodolfo Hernández, un corrupto que finge ser honrado – Por: Jorge Gomez PinillaTerminé de escribir esta columna minutos antes de que Rodolfo Hernández renunciara a la alcaldía de Bucaramanga desde una clínica, como corresponde a su talante histriónico. Luego de revisar, no encuentro que deba cambiar una sola letra de lo aquí consignado.

«Mi método es la incertidumbre»: Leónidas Gómez

"Mi método es la incertidumbre": Leónidas GómezPor: Jorge Gómez Pinilla – Tomado de El Espectador

 

El candidato independiente a la Gobernación de Santander acaba de anunciar una pausa por lo menos 12 días en su campaña, por recomendación médica.

Ante el cierre de Noticias Uno, resistencia con El Unicornio – Por: Jorge Gomez P

Ante el cierre de Noticias Uno, resistencia con El Unicornio – Por: Jorge Gomez PEl cierre de Noticias Uno constituye un verdadero mazazo a la cabeza de la libertad de prensa. Es la consumación de la venganza que había anunciado Uribe en la campaña electoral, en marzo del año pasado: “Daniel Coronell, contratista de Santos, tiene pánico y con razón: un Gbno. de Iván Duque manejará con transparencia las concesiones de televisión”. (Ver amenaza).

En Colombia, ser pillo paga – Por: Jorge Gomez Pinilla

En Colombia, ser pillo paga – Por: Jorge Gomez Pinilla La imagen es bien diciente: un video del programa Nos cogió la noche muestra al corrupto Contralor de Antioquia, Sergio Zuluaga Peña, saliendo de la Fiscalía con las manos atrás, en apariencia esposado, rumbo a su lugar de reclusión.

Pastrana y su vuelo en el Lolita Express: algo no cuadra – Por: Jorge Gomez Pinilla

Pastrana y su vuelo en el Lolita Express: algo no cuadra – Por: Jorge Gomez Pinilla Esta columna pretendía develar una aparente contradicción en la explicación que dio el expresidente Andrés Pastrana Arango para justificar su presencia como pasajero en un vuelo del Lolita Express, así llamado porque transportaba a las menores de edad que contrataba el multimillonario pedófilo Jeffrey Epstein, quien con relativa frecuencia invitaba a sus amigos ricos a su isla en ese, su jet privado.