Jorge Gomez P

Hablemos de Iván Duque y su “sugar daddy” – (Por: Jorge Gomez P)

Hablemos de Iván Duque y su “sugar daddy” – (Por: Jorge Gomez P)Cuando Iván Duque era joven y liberal, la tenía clara: “Uribe nunca respaldó con fuerza la candidatura de Serpa, y lo que es peor, creo que nunca se podrán identificar ideológicamente, en tanto que Serpa es un hombre empeñado en la paz, y Uribe es identificado como un escudero de las Convivir, es decir, con una expresión clara de la extrema derecha colombiana, que concibe la paz únicamente como el resultado de una victoria militar sobre los alzados en armas”.

Sigue leyendo

El alcalde de Bucaramanga y sus 20.000 casas de papel – (Por: Jorge Gómez Pinilla)

El alcalde de Bucaramanga y sus 20.000 casas de papel - (Por: Jorge Gómez Pinilla)Esta columna es producto de la sorpresa —por no decir asombro— que me produjo ver al abogado y politólogo antioqueño Gilberto Tobón, ampliamente conocido por sus radicales posiciones contra la corrupción y la politiquería, la tarde del 20 de Julio en un evento de claro tinte político titulado La segunda independencia, cuyo propósito fue promover el lanzamiento del pastor cristiano Ricardo Parra a la alcaldía de Floridablanca y el del alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, a la Presidencia de la República.

Sigue leyendo

Arias – Santrich: paralelo polarizador para lelos – (Por: Jorge Gomez P.)

Arias - Santrich: paralelo polarizador para lelos – Por: Jorge Gomez P. La última columna de María Jimena Duzán (La marioneta banal) brinda claridad sobre la catadura ética, moral y criminal de alias ‘Jesús Santrich’, pero no resuelve el gran interrogante: ¿por qué desde que se desapareció no ha abierto la boca? (Ver columna).

Sigue leyendo

¡Coronell, salve usted la causa!

¡Coronell, salve usted la causa!Por: Jorge Gomez Pinilla. 

 

– “Al golpear la credibilidad de una de las pocas publicaciones de prensa que todavía gozaban de alguna, nos dejan huérfanos”. Esto dijo Antonio Caballero a raíz del despido de Daniel Coronell como columnista de Semana, para referirse a una orfandad que se resume en esta pregunta que se hace -y responde- al final del párrafo: “¿A quién creerle? A nadie”. De acuerdo, ya no se puede creer en nadie.

Sigue leyendo

“The New York Times” y una “Semana” para reflexionar

“The New York Times” y una “Semana” para reflexionarPor: Jorge Gómez Pinilla

 

Por los mismos días en que estalló el escándalo por el artículo del New York Times que denunciaba el regreso de los falsos positivos mediante directrices trazadas por la comandancia del Ejército, y se conocía del bochornoso ocultamiento que hizo Semana de esa misma información, se supo también de una carta que más de 260 intelectuales de Colombia y el mundo le dirigieron al presidente Iván Duque, donde le expresan su preocupación por el “sistemático derramamiento de sangre” y advierten que “desde los lugares de poder gubernamental y los medios de comunicación, se incita a una escalada de odio y violencia que rompe la poca paz alcanzada». (Ver carta).

Sigue leyendo

Después de la tempestad viene… la hecatombe – Por: Jorge Gomez P

Después de la tempestad viene… la hecatombePor: Jorge Gomez Pinilla

 

El exministro de Justicia Yesid Reyes puso el dedo en la llaga cuando en entrevista con Semana.com señaló lo que en realidad se esconde tras las objeciones a la ley estatutaria de la JEP planteadas por el gobierno de Iván Duque: “Se trata de someter a la rama judicial al poder del Ejecutivo. Eso es lo que se está buscando. El propósito real de las objeciones no era que estas pasaran, sino provocar la situación de caos que se acaba de crear».

Sigue leyendo

Crimen y castigo: un gigoló asesino

Crimen y castigo: un gigoló asesinoPor: Jorge Gomez Pinilla

 

El diccionario define gigoló como el “hombre joven que es mantenido por una mujer, generalmente mayor que él, a cambio de prestarle su compañía o de mantener con ella relaciones sexuales”. Esto para brindar claridad en que la relación entre la chilena Ilse Amory Ojeda y el santandereano Juan Guillermo Valderrama Amézquita no califica como “noviazgo”, según informaron los medios, sino como una sociedad de mutuo beneficio, en la que ella recibía pasión carnal y a cambio entregaba dinero o regalos, llámense un carro o una moto, que en efecto los hubo.

Sigue leyendo

Categories