Así de absurdo es el comercio exterior colombiano – Por: Mario A. Valencia

Así de absurdo es el comercio exterior colombiano – Por: Mario A. Valencia Los carros que compramos valen 65 veces más que los aguacates que vendemos. Así de absurdo es el comercio exterior colombiano.

 

Todos quisiéramos que nos fuera bien en los mercados globales, pero lo cierto es que el año pasado el déficit superó los USD 10.700 millones, casi lo que vale el presupuesto de educación del país.

 

A pesar de los 16 tratados de libre comercio suscritos, en la última década ese déficit comercial asciende a USD 43.000 millones.

 

El resultado se debe a que las ventas del país no alcanzan a pagar sus importaciones, porque el valor del comercio es tremendamente desigual. Se compran al extranjero vehículos por valor de USD 5300 millones y se cacarean las exportaciones de aguacate, que valen apenas USD 83 millones, 65 veces menos.

 

Este fracaso aperturista fue establecido de esa forma como una política corrupta.

 

Durante el gobierno de Virgilio Barco, se contrataron a unos ex asesores del Banco Mundial, en firmas como Booz-Allen y Hamilton Inc, y Kurt Salomon Associates Ind, quienes definieron que Colombia debía:

 

1-.Renunciar al mercado exterior de la industria automotriz.

 

2-.Especializarse en productos intensivos en mano de obra.

 

3-.Identificaron que en la única dimensión de costos en los que era competitiva Colombia era la mano de obra.

 

4-.Que la única ventaja que tenía la industria colombiana era su cercanía con el mercado estadounidense.

 

5-.Recomendó especializarse en la industria de cuero y calzado, que permitían al país sacar provechos de sus bajos estándares ambientales y su mano de obra.

 

Lo cierto es que detrás del naufragio comercial de Colombia no hay mucha ideología, sino más bien corrupción de gobiernos que, conociendo la maltrecha competitividad, sometieron al país a un comercio desleal e imposible de obtener frutos.

 

Es deseable que Colombia tenga un ventajoso comercio mundial, en el que haya ganancias. Para ellos se debe incluir de nuevo en la ecuación a la producción nacional.

 

 

Nota: Mario Valencia es profesor universitario, director de Cedetrabajo. La columna escrita por @mario_alejandro_valencia no representa la línea editorial del medio

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

 

 

Le puede interesar:  Se fue el último soñador

 

A propósito de Barranquilla, su gente y su carnaval

 

Abuso de autoridad

 

La encrucijada de los concejales de Barrancabermeja

 

Concejo ingobernable

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

Comments

comments

Categories