La novedad en el caso del asesinato de Álvaro Gómez – Por: Juan Manuel López C

La novedad en el caso del asesinato de Álvaro Gómez Sorprende la solicitud del presidente al nuevo fiscal general de priorizar el proceso del crimen en el que flotan dos tesis contrarias y extremas. ¿Qué motiva ese pedido?

 

La solicitud del presidente Duque al nuevo fiscal para que se interese en el proceso del homicidio de Álvaro Gómez, y algunos nuevos elementos de información aportados por el expresidente Ernesto Samper ante la Comisión de la Verdad han renovado el deseo de saber quién estuvo detrás de ese crimen.

 

Parte de los autores materiales han caído, pero no se sabe quién inspiró y probablemente preparó el golpe.

 

Dos tesis contrarias y extremas han flotado en el ambiente: para los familiares de la víctima habría sido un crimen de Estado perpetrado desde las altas esferas del gobierno; para el Dr. Samper fueron quienes conspiraban contra su gobierno los responsables.

 

A esto se adiciona la publicación de un nuevo libro de Jorge Gómez Padilla donde propone que se deben buscar respuestas diferentes a esas.

 

Al terminar el Gobierno de Álvaro Uribe, en un enjundioso libro el Dr. Enrique Gómez desarrolló el punto de vista que defiende la familia. Su argumentación gira alrededor de que el magnicidio fue porque Álvaro Gómez era entonces el personaje de más importancia y más peso en la oposición.

 

Supone entonces que en el gobierno suponían que se estaba fraguando un golpe de Estado, que suponían que en tal caso la cabeza de este sería él, y que quienes decidieron el delito lo hicieron porque suponían que de ser así prosperaría el proyecto y el presidente se caería.

 

 

Con su muerte se preservaba el poder.

 

Tendría carácter de crimen porque tuvo repercusiones políticas importantes; porque se cometió en un momento en que el gobierno parecía en crisis; porque quienes estaban en la oposición, y aún más quienes estaban fraguando el golpe, deberían atemorizarse; y por la participación de elementos de las fuerzas militares. El estamento político se habría aliado con algún cartel de la droga (el del Valle o el del Norte Del Valle).

 

Esa teoría se basa en que él supone quiénes acabarían siendo los autores intelectuales, y desarrolla una explicación tautológica según la cual en base a lo que son supuestos se desarrollan unas acusaciones, las cuales utilizadas como si fueran pruebas validarían las suposiciones.

 

 

Prácticamente todas las ‘pruebas’ son especulaciones

 

Prácticamente todas las ‘pruebas’ son especulaciones – lo que en los juicios americanos llaman ‘argumentativo’, o sea deducciones en base a supuestos y no a pruebas, afirmaciones sin contenido probatorio.

 

La tesis del samperismo siguiendo la línea de la Fiscalía del Dr. Alfonso Gómez Méndez asume que en efecto existía una conspiración para derrocarlo; y supone también que la lógica implicaría que lo golpistas pensaran en que la persona para encabezar el golpe debería ser el Dr. Gómez Hurtado.

 

Supone que entonces le presentaron esta propuesta, y que ante su negativa decidieron matarlo para evitar que, dado su temperamento de ciudadano modelo, los delatara.

 

En cualquiera de los dos casos la premisa es que se rumoraba la posibilidad de un golpe y en el uno o en el otro estarían vinculados algunos miembros de las fuerzas armadas.

 

Estos son los dos elementos hasta ahora ciertos del rompecabezas.

 

De resto coinciden ambas posiciones en trabajar en base a suposiciones que, según cuáles sean ciertas, probarían una u otra tesis.

 

La familia Gómez reivindica haber hecho todos los esfuerzos para incentivar las investigaciones; y atribuye la falta de resultados a decidía de la Fiscalía (o incluso a que serían partícipes o cómplices de una operación de encubrimiento), metiendo a todos los fiscales generales en una misma categoría, convirtiendo el delito de encubrimiento igual o más grave que el homicidio mismo.

 

Samper coincide con la familia Gómez en tener interés en que se aclaren responsabilidades. Y eso parece lógico y se explica por sí mismo.

 

Pero lo que sorprende un poco es que el Presidente Duque exigiera como primera actividad al recién posesionado fiscal general el retomar ese proceso: ¿Qué lo motiva a ese algo inesperado pedido? ¿Por qué esa jerarquía en las preocupaciones del Gobierno?

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

 

 

Le puede interesar:  Así de absurdo es el comercio exterior colombiano

 

A propósito de Barranquilla, su gente y su carnaval

 

Abuso de autoridad

 

La encrucijada de los concejales de Barrancabermeja

 

El estrés y los malignos 

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

Comments

comments

Categories