El estrés y los malignos – Por Jaime Calderón H

El estrés y los malignos – Por Jaime Calderón HSomos una sociedad que vive en estrés, en condición de peligro y agresividad que nos ha conducido a enfermar en lo orgánico y en lo mental: ansiedad, abusos, obesidad, suicidios…

 

Los extremos son malignos. El estrés es un buen ejemplo. Es la única manera de adaptarnos a nuestro entorno y nadie duda de la efectividad de este mecanismo para sobrevivir. Sin embargo, de manera súbita, puede desencadenar el síndrome de estrés postraumático y la depresión; y si es de manera sostenida, pues muchísimos males.

 

Nuestros cerebros poseen una pequeña estructura llamada amígdala, capaz de combinar información de la memoria y de los sentidos, y en consecuencia disparar o no, una señal de alarma mediante una reacción electroquímica que envía a otra estructura llamada hipotálamo, la cual libera adrenalina, cortisol y otras hormonas, poniendo muchas funciones del cuerpo en pausa, y enfocando nuestra humanidad en la amenaza inmediata.

 

Sabemos que los microrganismos que habitan nuestro intestino lo harán más o menos permeable a moléculas que inducen reacciones en el cerebro y que juegan un papel en nuestra reacción al estrés.

 

La respuesta es individual y obedece a la liberación de mayor o menor cantidad de NPY, neuropéptido Y, durante una situación provocadora. Cuenta también, la personalidad, los genes, el cuidado y amor durante los primeros años de vida. La risa sí es remedio infalible. La persona optimista, de buen humor, que ríe fácilmente después de enfrentar una causa estresante regresa rápidamente a la normalidad.

 

Somos una sociedad que vive en estrés, en condición de peligro y agresividad que nos ha conducido a enfermar en lo orgánico y en lo mental: ansiedad, abusos, obesidad, diabetes, suicidios, hipertensión arterial, masacres, feminicidios, infartos, indolencia, ataques cerebrales, depresión, pánico, todo ello inducido por unos malignos con disfraces ideológicos justicieros, que alimentan el estrés mediante el conflicto, la intolerancia y el odio, para defender poder, propiedades improductivas y privilegios.

 

Tratando de entender, me aventuro a pensar que posiblemente estos malignos carecieron de cuidado y amor en su infancia, además, sus genes, su personalidad y su humor, algo tendrán que ver.

 

Y a usted, lo sucedido en Bojayá y en Dabeiba, los asesinatos de indefensos inocentes, el exterminio de contradictores y el silencio de tantos ¿lo estresa?

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

 

 

Le puede interesar:  Se fue el último soñador

 

A propósito de Barranquilla, su gente y su carnaval

 

Abuso de autoridad

 

La encrucijada de los concejales de Barrancabermeja

 

Concejo ingobernable

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

Comments

comments

Categories