Y Barrancabermeja ya es Distrito Especial – (Por: Pedro Severiche)

Y Barrancabermeja ya es Distrito Especial – (Por: Pedro Severiche)Debieron pasar treinta años para que el Congreso de la República elevara a la categoría de Distrito Especial a Barrancabermeja, en decisión tomada en octavo debate en la Cámara de Representantes el 11 de junio de 2019.

 

Tuve la feliz oportunidad de estar en ese debate final en mi condición de periodista, pero a la vez como ciudadano de Barrancabermeja enamorado de una iniciativa que impulsó de manera decidida Horacio José Serpa Moncada, a quien hoy acompaño en esta rueda de prensa, la primera que él convoca luego de la aprobación del Acto Legislativo que le otorga la categoría de Distrito Especial Portuario, Biodiverso, Industrial y Turístico de la Bella Hija del Sol. En su trámite en los ochos debates, el proyecto no tuvo un solo voto en contra.

 

A su llegada al hotel de la capital petrolera, donde lugar el encuentro con la prensa local diez días después de aprobado el Acto Legislativo, al dirigente liberal lo esperaba la agrupación Los Ribereñitos que, orientados por el Mono Moscote, lo reciben con la música de estos lares, como un gesto de reconocimiento por su logro. La Pollera Colorá, no podía faltar.

 

 

No fue fácil

 

Y es que ese logro no fue una tarea fácil. Quiero contarles mi experiencia brevemente de lo que fue mi presencia en el último debate en la Cámara de Representantes.

 

Conocida la citación a la plenaria para el día martes, debí viajar la noche del lunes para poder llegar a tiempo. La plenaria estaba citada para las 8 de la mañana.

 

Con mi camarógrafo Luis Ángel Flórez cruzamos la noche del lunes y llegamos a una Bogotá en la soledad del amanecer. Qué extraña sensación la de cruzar la capital de la república con sus calles vacías mientras millones de sus habitantes dormían.

 

 

Santrich

 

Alojados en un hotel del centro de la capital, a las 6 de la mañana ya estaba entregando mi primer informe sobre la previa a la plenaria de Cámara para Enlace Radio 6 AM.

 

Amanecíamos con la noticia de que Jesús Santrich, excombatiente de las FARC y solicitado en extradición por los Estados Unidos por el presunto delito de narcotráfico, asumiría como miembro de la Cámara de Representantes, como en efecto lo hizo esa mañana del martes. De asistir Santrich a la plenaria de la Cámara de Representantes la misma se desintegraría por rechazo a la presencia del antiguo guerrillero en el Congreso.

 

Santrich se posesionó ante el vicepresidente de la Corporación mas no ante la plenaria, pero salió para la Corte Suprema de Justicia de una, aunque su regreso quedó latente en el ambiente.

 

 

Quórum débil

 

Asistimos al inicio de la sesión que a las 9 de la mañana contaba con sólo unos 20 representantes de los 88 que requería el quórum decisorio. Poco a poco, muy lentamente, fue creciendo la asistencia de los congresistas.

 

La discusión del PAL (Proyecto de Acto Legislativo 269 Cámara – 010 de Senado) estaba en el punto tercero del Orden del día que luego fue modificado y dicho debate pasó a ser el sexto, hecho que prolongó la angustia de quienes esperábamos su trámite.

 

En esa sesión fueron aprobadas previamente leyes como la prohibición del uso del asbesto en Colombia o ley Ana Cecilia Niño; igualmente una ley que deroga a más de 11 mil leyes inútiles en Colombia y otra que promueve el uso de vehículos eléctricos en Colombia.

 

El trámite de todas esas leyes hizo que hacia la una de la tarde de nuevo el quórum fuera débil y se temía por la desintegración de la plenaria. Cuando le tocó el turno al Distrito Especial de Barrancabermeja varias bancadas de los partidos estaban almorzando, algunos en el Congreso otros por fuera. Mejor dicho, no había quórum.

 

 

La votación

 

Debieron ser tres las votaciones del proyecto. La primera la votación de ponencia, luego el articulado y después el título del proyecto y la manifestación de la plenaria de que la iniciativa sea una reforma constitucional. La paridera, cada vez que votaban los congresistas, era única.

 

La votación, automática y manual, era muy lenta. Comenzaban con 50 votos y debían llegar a más de 80. La tensión era total porque de no haber el quórum la iniciativa tendría cristiana sepultura. Se hundía.

 

El temor de que Santrich llegara y se desbaratara la plenaria era otro fantasma que rondaba la escena. Pero al final fueron 92 los votos que le dieron a Barrancabermeja su nuevo estatus de Distrito Especial y abrazos y lágrimas se confundieron entre los ciudadanos de esta tierra bermeja que allí estábamos.

 

Pude ver cómo el senador Horacio José lloraba cuando le anunciaba a su señor padre Horacio Serpa que el proyecto había sido aprobado. Vi a un Miguel Ángel Pinto orgulloso de haber sido el ponente en el Senado; lo mismo que a Nilton Córdoba, ponente en la Cámara, a quien le debo un almuerzo con frito sudado en el Paseo del Río. Lo prometido es deuda.

 

Vi orgulloso de haber aportado su grano de arena al representante Ciro Fernández y fui testigo de la alegría que embargó al alcalde encargado de la ciudad, ingeniero Fernando Andrade Niño, de quien la historia local dirá que fue el primer alcalde distrital de Barrancabermeja si la promulgación del Acto Legislativo coincide con su mandato.

 

 

Una oportunidad

 

Ya aquí en la rueda de prensa el senador Horacio José Serpa insta a los ciudadanos de Barrancabermeja a que vean al Distrito Especial como una gran oportunidad para el crecimiento y desarrollo de la ciudad.

 

Enumera el dirigente liberal las bondades de esta creación como nueva entidad territorial: autoridad ambiental propia, lo mismo que la autoridad portuaria; mayor capacidad de decisión frente al tema de regalías, Contrato Plan y una relación directa con el Gobierno Nacional.

 

“Que el Distrito Especial no sea un caballito de batalla en la actual campaña electoral para fomentar divisiones, sino que sea una posibilidad para unidos echar para adelante a Barrancabermeja”, dijo Serpa.

 

Y es que hay voces ya que aseguran que más que un beneficio para la ciudad, el Distrito Especial será un encarte para el puerto petrolero. Pero como me dijera un artista vallenato, ese es nuestro ADN.

 

Y Santrich llegó a la Cámara, pero al siguiente día, y sucedió lo que temíamos en la plenaria del martes: la sesión se levantó por su presencia allí. A Santrich le debemos que no haya votado…

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

 

Le puede interesar:  Mucha gente quejándose

 

Le puede interesar también: Juan Gossaín analiza el caso de la revista ‘Semana

 

Le puede interesar también: Las moléculas y el hombre que las revolucionó

 

Le puede interesar también:  Candidatos tóxicos

 

Le puede interesar también: Economía en época de elecciones

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

Comments

comments

Categories