Inicio Pedro Severiche Palabras de agradecimiento en ceremonia del Pluma de Oro 2021

Palabras de agradecimiento en ceremonia del Pluma de Oro 2021

Palabras de agradecimiento en ceremonia del Pluma de Oro 2021
Pedro Severiche Acosta

Me han pedido -para esta ceremonia de premiación de los Premios Pluma de Oro 2021-  unas palabras para recordar cómo se dio ese proceso que permitió a un buen número de colegas lograr el título de Comunicadores Sociales y Periodistas de Barrancabermeja otorgado por la Universidad Nacional Abierta y a Distancia UNAD.

No voy a hablar de fechas, más bien menciono personas e instituciones que acompañaron una iniciativa que debo decir nació de la mente del colega Álvaro Pérez Vides, quien dio el primer paso para que la UNAD llegara a Barrancabermeja y con ella esa posibilidad de profesionalización de quienes por años ejercimos de forma empírica el periodismo.

Ya con la idea en mente, junto a Pérez y en mi condición en ese entonces de Presidente de la Asociación de Periodistas de Barrancabermeja APB, nos dimos a la tarea de interesar a dos entidades que a la postre resultaron ser las aliadas definitivas en este sueño hecho realidad: Ecopetrol y la Alcaldía de Barrancabermeja. De dicha alianza destaco lo nombres de la colega Erminda Vecino por parte de la compañía de petróleos y del entonces alcalde Carlos Alberto Contreras quienes pusieron todo su empeño y dedicación en este esfuerzo.

Una vez asegurada la financiación del proyecto vino la selección de los 25 primeros beneficiarios del proyecto, que se subieron a 28, si mal no recuerdo.

Con todo el empeño y dedicación comenzamos los estudios en la modalidad virtual que no fue fácil adaptarse a ella y que motivó una leve deserción con el pasar del tiempo. Los trabajos colaborativos y el uso de las herramientas virtuales en vertiginoso ascenso fueron dolor de cabeza para más de uno y en ellos me incluyo.

Podría decirse que lo asemejo esta carrera por el título profesional a una etapa de montaña en el deporte del ciclismo. La llegada no fue en masa y por ello de los 28 inicialistas, fueron seis los primeros en llegar a la meta, entre ellos Francisco Campo, Enrique Fuentes e Iván Daniel Martínez, dos enamorados de esta iniciativa. También se graduaron con ellos Julio César Abaunza, Gabriel Galvis y Raúl Meneses, ya fallecidos.

Logrados esos primeros títulos profesionales vino la motivación del segundo lote, para seguir con el argot del ciclismo, siendo este grupo más numeroso. Ya en él están las primeras mujeres, entre ellas Paola López, Maritza Cueto, Luz Dary Ines, entre otras. Destaco de este grupo a José Luis Meza, Henry Durán y a Eduardo Franco.

En el siguiente lote todavía nada que llegaba yo. ¿Cómo la ve? Venía rezagado y casi con la pálida al lado de mi colega Jorge Toloza quien me ayudó, sin dopaje alguno, a encarar la última cuesta. Ya para entonces los más veteranos Jorge Yépez Atencio y Julio Mejía López (ambos fallecidos) habían coronado su premio de montaña.

Para mí ha sido una de las ceremonias más bellas y enriquecedoras en lo espiritual que haya vivido. Me refiero al día de mi graduación. Lo hicimos juntos Toloza y yo. Aquí debo agradecer el acompañamiento de Omar Rincón, quien no nos dejó desfallecer en el intento. Al igual que a Addy Patricia Salazar de la UNAD Barrancabermeja.

Acompañado de mi familia y con mi hija Laura Marcela, ella también comunicadora social, como maestra de ceremonia recibí mi título profesional de comunicador social y periodista que hoy ostento con orgullo. A quienes hicieron posible que este sueño fuera realidad, gracias por siempre.

Comments

comments

Artículo anteriorCambio climático – Por: Darío Echeverry
Artículo siguienteLa campaña de Petro – Por: Alberto Cotes Acosta