Inicio Pedro Severiche Me he quedado sin Serpaconducto – Por: Pedro Severiche

Me he quedado sin Serpaconducto – Por: Pedro Severiche

Hoy el Distrito de Barrancabermeja se encuentra de luto porque ha perdido a uno de sus más ilustres hijos en su vida centenaria.

Me he quedado sin Serpaconducto – Por: Pedro Severiche
Pedro Severiche – Horacio Serpa QEPD

“El último de los Yariguies”, así titula el historiador santandereano Emilio Arenas la biografía de Horacio Serpa Uribe  escrita en 1998, justo cuando el líder liberal se lanzó a la Presidencia de la República, perdiendo la misma en segunda vuelta ante Andrés Pastrana por un poco más de 300 mil votos.

Es esta biografía, quizá una de la más completa que se ha escrito sobre el hombre que ocupó los máximos honores que un ciudadano pueda ostentar en las tres ramas del poder público en Colombia , y que ha muerto  a sus 77 años dejando un vacío inmenso.

Ha muerto Horacio Serpa Uribe: el juez de la república; el director de la Caja de Compensación Familiar de Barrancabermeja, – CAFABA-; el director ejecutivo de la seccional de Fenalco en esta ciudad; ha partido el  alcalde y el concejal de Barrancabermeja; ha muerto Serpa Uribe, el secretario de educación de Santander, pero también ha muerto el Gobernador de este departamento; se ha ido  el Representante a la Cámara, el senador tantas veces; ha muerto el Procurador, el consejero de paz, el embajador, el ministro y el Constituyente de Colombia, quizá el cargo que ostentó con mayor orgullo, según su propio decir.

Su amor de ciudadano por Barrancabermeja lo marcó para siempre. Recordaba que a esta tierra de sus entrañas llegó con sólo 500 pesos en sus bolsillos (dinero que le prestaron en San Vicente) y fue aquí en Barrancabermeja – no se cansaba de repetirlo – donde la vida le dio todo: desde su prestigio como figura del Partido Liberal y también  su amor de siempre: Rosita, la hija de doña Carmen de Moncada, la mujer con la que formó su hogar preciado.

A ellos, a su familia y a los hombres y mujeres que lo acompañaron a forjar esa  fuerza política local que trascendió las fronteras de la provincia y lo llevó a tan altas dignidades: llamada Frente de Izquierda Liberal Auténtico FILA (amado por muchos y odiado por otros, como suele ocurrir con las pasiones humanas), a todos ellos van estas líneas de la pluma del periodista que alguna vez fue su crítico y que llegó a asegurar que para transitar por estas tierras bermejas se requería de un ‘Serpaconducto’, afirmación que le causó inquietud y siempre que podía me lo recordaba con una carcajada. Hoy me he quedado sin esa carcajada y sin ´Serpaconducto´.

Serpa Uribe fue un amante de la paz y un decidido defensor de las instituciones. Su expresión “Mamola”, que lo marcó en el proceso 8000, es la expresión de un hombre que defendió con ella la institucionalidad de la Presidencia de la República más que la figura del Presidente y ello le costó – sin duda alguna – el no poder ocupar la mayor dignidad que pueda ostentar un ciudadano: Ser Presidente de la República.



En su tránsito como Co-presidente de la Asamblea Nacional Constituyente  -además de darnos la Carta Política que hoy nos rige- se la jugó por dejar en esa Carta Magna, la creación de Cormagdalena, con sede principal en Barrancabermeja, para la defensa y conservación del río de la patria, el Río Grande de la Magdalena. De allí el compromiso de hacer su causa del rio, nuestra propia causa.

Hoy el Distrito de Barrancabermeja se encuentra de luto porque ha perdido  a uno de sus más ilustres hijos en su vida centenaria.

Pero también está de luto Santander, departamento al que recorrió por todos sus caminos defendiendo la democracia, y está de luto Colombia por la muerte de un hombre que se hizo a pulso abogado en la Universidad del Atlántico, teniendo que vender huevo por las tiendas de Barranquilla para poder obtener su título de leyes.

Está de luto la paz porque pierde a uno de sus más grandes defensores.

Ha muerto Horacio Serpa Uribe, el hombre que en el ocaso de sus años llegó a preguntarse si lo que a él le gustaba más era ser tipógrafo, como alguna vez lo fue su padre.

Ha muerto Horacio Serpa Uribe, el liberal, el amigo, el del amor eterno por Barrancabermeja…ha muerto “el último de los Yariguies”, a quién alguna vez le oí decir, con el énfasis del santandereano puro que siempre tuvo, lo siguiente:

  • Lo peor que le puede pasar a un hombre es pensar que los demás son pendejos.

Paz en su tumba.

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aqui

Comments

comments

VíaPedro Severiche
FuentePedro Severiche
Artículo anteriorReciclar y Reusar – Editorial El Medio Magdalena
Artículo siguientePara alquilar balcón (Por: Darío Echeverry Junior)