Las matemáticas del coronavirus – Por: Juan Manuel López C

Las matemáticas del coronavirus – Por: Juan Manuel López CLa cifra más importante es la de mortalidad, que depende de lo drásticas y tempranas medidas que se tomen. Corea del Sur, la nación de mejor manejo.

 

Endemia es una enfermedad que afecta inesperada y masivamente a una población.

 

Se caracteriza por cuatro etapas: anticipación, contención, mitigación y erradicación.

 

Debido a la globalización el coronavirus ya es una pandemia, es decir que potencialmente cualquier persona y potencialmente todo el mundo puede ser infectado, puesto que no se conocen características individuales de inmunidad ni vacuna para crearla.

 

No existe ya la posibilidad de anticipación, por eso todos los países están adelantando programas de contención; esto es, intentar impedir la multiplicación por contagio mediante el aislamiento de los individuos enfermos. Para esto se necesita saber cuáles son estos individuos y aquí es donde vienen las matemáticas.

 

Mientras cada enfermo infecte a más de una persona el mal se multiplicará.

 

El crecimiento exponencial significa que si un sujeto contagia a dos personas la mayor o menor gravedad depende de cuánto se demora en doblarse el número de contaminados. Por ejemplo, si lo hace cada 4 días, al cabo de 60 días habrá 2 elevado a la 60/4 = 32.768 infectados; pero si se dobla cada tres días habrá 2 elevado a la 60/3 = 1.048.576. Aún no sabemos cuál puede ser esta tasa de multiplicación, pero se habla de cada 6 días, lo cual produciría 2 elevado a la 60/6 = 1.024 cada dos meses.

 

Los casos detectados cuando aparecen los síntomas son mucho menos que los que ya están infectados, pero aún no lo muestran.

 

El virus sobrevive 9 horas y el contagio es por cualquier contacto (no solo directo o por vía respiratoria). Una superficie como la manija de una puerta puede contagiar a todos los que la toquen en las siguientes 9 horas (por eso el lavado de manos).

 

Lo que se ha deducido de las experiencias y las estadísticas de Hubei (Wuhan) y Corea del Sur, que es donde se logrado cumplir el ciclo hasta la mitigación (o sea que sean más lo enfermos que se sanan que los nuevos), es lo siguiente: tiempo de evolución hasta la presencia de síntomas 14 días (por eso esa cuarentena); tiempo para la superación depende de hasta dónde ha evolucionado cuando se detecta; promedio para la muerte 17,3 días; por cada enfermo sintomático hay ya 6 casos más de infectados.

 

La mitigación a su turno depende de la capacidad de tratamiento a los enfermos. Entre más prospere la difusión -más se demore en contenerse- más recargo habrá en los sistemas de salud (también exponencialmente) y más riesgo de su colapso (caso Italia).

 

Pero en últimas la cifra más importante es la de la mortalidad, la cual a su turno depende de que entre más deficiente sea el sistema de salud más tarde y grave será la detección de síntomas y más la probabilidad de muerte.

 

Aunque no parecieran decirlo así las cifras, la información más confiable es la de Corea del Sur por ser la que mejor manejo ha dado.

 

 

El primer caso confirmado en Colombia fue el 6 de marzo y debería haber 6 en desarrollo, al fin de abril serían del orden de 500 confirmados

 

 

En cuanto a cantidad de casos es el más numeroso, pero al mismo tiempo es también el de la mortandad real más baja y la más controlada; ambas cosas porque han avanzado al máximo en la detección temprana de los enfermos para su tratamiento.

 

Incluye toma de temperatura a distancia a sospechosos de tener fiebre, programa para seguimiento por celulares a todos quienes por los contactos pueden ser portadores latentes, y, sobre todo en comparación con otros países, la mayor cantidad y proporción de tests o kits utilizados para diagnosticar precozmente el mal (EE.UU. 8.000  -deficientes además- para 320 millones de habitantes; Corea del Sur 352.000 para 60 millones)

 

 

En sí el virus no es mortal, pero si puede serlo al agravar las enfermedades respiratorias en población vulnerable.

 

Por consolidación de los casos ya documentados sobre los cuales hay información confiable y teniendo en cuenta las diferencias en la forma de enfrentarlo (equipos suficientes y sobre todo detección temprana), en promedio menos del orden del 1 % de infectados puede morir (Corea del Sur 0.6 %; China sin Hubei 0.9 %); una cifra baja como riesgo, pero alta por su multiplicación mientras no se logre iniciar la etapa de erradicación, o sea el desarrollo de una vacuna.

 

La cifra que da la Organización Mundial de la Salud es 3.4 % sobre los casos confirmados, aunque no la discrimina. Esto depende de cada manejo: 4.4 % en Irán ; o 4.8 % para Hubei donde se inició la contención cuando prosperaba la epidemia. Lo que es claro es que la cifra de posibles muertes depende de las medidas urgentes que se toman (lo drásticas, pero sobre todo la fecha de inicio). Por ejemplo, Italia tenía 10 veces más casos que Hubei cuando tomó las mismas medidas, lo que explica lo que están viviendo.

 

Usando estas cifras en Colombia el primer caso confirmado fue el 6 de marzo y debería haber 6 en desarrollo. Fin de abril serían del orden de 500 confirmados; del orden de 3.000 más no sintomáticos; y apenas algo entre 50 y 150 muertos. La probabilidad de ser uno de ellos es menos de 1 en medio millón.

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

 

 

Le puede interesar:  Un gobierno sin rumbo

 

Las iguanas y sus tres ojos

 

El Ñeñecóptero

 

Un fondo para el futuro

 

Aislamiento Distrital

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

Comments

comments

Categories