Aislamiento Distrital – Editorial El Medio Magdalena

Aislamiento Distrital – Editorial El Medio Magdalena En medio de la amenaza a la salud pública del denominado Coronavirus es momento de tomar medidas que, aunque puedan parecer extremas son indispensables para proteger a la población, y en especial a nuestra principal empresa, Ecopetrol y su complejo de refinación de petróleo.

 

En este sentido es fundamental que, en coordinación con el gobierno nacional y departamental, el Distrito cierre fronteras y tome la decisión de cerrar la entrada de personas provenientes de las ciudades donde hay casos reconocidos de la pandemia.

 

La cuestión es simple, si no ha llegado la infección a nuestro distrito, es momento de evitar que eso suceda y como se puede lograr eso, evitando que posibles infectados lleguen a Barrancabermeja.

 

Esto no quiere decir que no se sigan tomando las medidas preventivas, como el aislamiento social y las medidas sanitarias conocidas (el lavado de manos, el cambio del saludo, entre otras), sino que se haga un esfuerzo real para evitar que llegue la enfermedad al territorio.

 

El llamado coronavirus es una enfermedad de muy fácil contagio y si se actúa con prontitud y eficiencia, podríamos evitar que portadores lleguen y así evitar el contagio.

 

Los casos que se han presentado en el país son de personas que llegan del extranjero (en especial España e Italia) y que vienen con síntomas.

 

Esas personas si no presentan graves síntomas son enviados a sus casas y ahí contagian a sus familiares y a las personas con las que tienen contacto.

 

En Colombia no hay controles estrictos a la entrada de personas provenientes de países con esa infección, lo que establece unas condiciones propicias para que la enfermedad se propague fácilmente.

 

En este contexto si se quiere proteger a la población y evitar que se presenten focos de contacto, y la consecuente paranoia en la población, que termine por generar pánico, falsos infectados y focos de violencia, es indispensable evitar que personas provenientes de ciudades como Bogotá o Medellín, donde hay población infectada y hay aeropuertos internacionales sin controles a la entrada de extranjeros, no puedan entrar al distrito y así se disminuyen los focos de contagio.

 

Puede sonar exagerado, pero, así como se ha cerrado el sistema escolar, se han prohibido las reuniones con masiva presencia de personas, entre otras medidas, no es descabellado cerrar las fronteras.

 

Esto generara afectaciones económicas, pero para eso es indispensable coordinar con la gobernación y el gobierno nacional medidas que permitan aliviar los problemas económicos que se puedan dar.

Además, hay que coordinar con otras autoridades la posibilidad de entrada de personas por vía terrestre de ciudades de tránsito, como Bucaramanga, por donde podrían llegar posibles infectados.

 

La debilidad de nuestro sistema de atención en salud no podría soportar una enfermedad de fácil contagio como el coronavirus y si se limita al máximo las posibilidades de contagio seria la mejor medida de contención para disminuir los riesgos.

 

En este sentido hay que considerar un elemento adicional, el complejo de refinación de Ecopetrol.

 

Para todos es sabido que la refinería es un bien estratégico para el país y el distrito, donde llegan personas de ciudades como Bogotá y también extranjeros, y los riesgos que atrae pueden afectar no solo a esa factoría, que es fundamental para los ingresos del distrito, sino que puede ser fuente de infección para la población.

 

Un brote de infección en el distrito puede afectar el funcionamiento de la refinería y eso tendría consecuencias desastrosas para la economía local y nacional.

 

Puede sonar exagerado y hasta alarmista, pero es algo que debe considerarse seriamente, pues el aislamiento social es una herramienta muy útil, pero de nada sirve si llegan personas a la ciudad sin control, poniendo en riesgo a la comunidad y a su economía.

 

Tiempos difíciles requieren decisiones difíciles, que van a resultar molestas, pero son indispensables.

 

Una cuarentena en el distrito pondría en aprietos la supervivencia de miles de ciudadanos que dependen de la economía informal, y requeriría un esfuerzo económico enorme para facilitar la alimentación de sectores de la población que no tendrían fuentes de ingreso y quedarían indefensos.

 

Para evitar llegar a eso es fundamental evitar la llegada de visitantes sospechosos de traer la infección y así reducir los riesgos de contagio.

 

Esta es una decisión que entre más demore en tomarse más posibilidades abre para que se produzcan contagios.

 

Es una medida difícil y dolorosa pero indispensable.

 

Esta medida sería de corto plazo, entre dos y cuatro semanas, revisando cómo evoluciona la situación nacional, siendo una medida preventiva temporal, que se ajustaría a lo que sucede en el país.

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

 

 

Le puede interesar:  Un gobierno sin rumbo

 

Las iguanas y sus tres ojos

 

El Ñeñecóptero

 

Un fondo para el futuro

 

Como el cangrejo

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

Comments

comments

Categories