¡Plan de desarrollo! – Por: Alberto Rafael Cotes A

¡Plan de desarrollo! – Por: Alberto Rafael Cotes A“Nuestra cobardía y nuestra desidia tienen la culpa de que el mañana y el ayer sean iguales
JORGE LUIS BORGES

 

En nuestra Democracia a nivel municipal elegimos Programas de Gobierno – por lo menos eso se supone – lo que indica, que los diferentes candidatos, presentan sus propuestas a la ciudadanía, plasmadas en un documento público que se inscribe ante la Registraduría Nacional del Estado Civil, a fin de convencer a estos lo apoyen para aplicar luego con políticas públicas esas ideas por las que vota la gente.

 

Luego, según nuestro ordenamiento constitucional y legal, el elegido, que representa a esos ciudadanos que votaron por esas ideas, debe presentar ante el Concejo un Proyecto de Acuerdo con esas ideas traducidas en Planes, Programas y Proyectos, lo que quiere decir con identificación de que se va a hacer, donde se va a hacer y cuánto cuesta lo que va a hacer, que se convierte en el Plan de Desarrollo del Municipio.

 

Responsablemente, el Gobierno Distrital para presentar el documento, acude a la ciudadanía, de los diferentes sectores, a fin de que la comunidad señale cuáles son sus necesidades más sentidas, compaginar estas con las propuestas de solución plasmadas en el Programa de Gobierno, y así, dar a luz el PLAN DE DESARROLLO DISTRITAL.

 

En teoría, este ejercicio logrará sintonizar a la comunidad con el Gobierno y a este con las realidades de cada sector, a fin de encontrar las soluciones, no solo más plausibles, sino que verdaderamente impacten en forma beneficiosa a la mayoría de los ciudadanos.

 

Gobernar es bastante difícil, y en una ciudad como la nuestra es mucho más difícil, ya que, aquí cada ciudadano se convierte en una mezcla de analista político, abogado, administrador, periodista, investigador privado, fiscal, juez y verdugo y a medida que avanza el gobierno de turno, a través de las redes sociales, o utilizando mecanismos legales y participativos, lapida literalmente al gobernante y a sus colaboradores.

 

No quiero decir de manera alguna, que los ciudadanos no tengan derecho de ser veedores de las ejecutorias de quienes nos gobiernan, solo manifiesto que es difícil gobernar para mantener contento a cada individuo en particular.

 

Ahora bien, este ejercicio que adelanta la Administración Distrital supone uno debería ser atendido por un gran número de ciudadanos, a fin de plasmar en el documento que se denomina Plan de Desarrollo todos los sueños, esperanzas y anhelos de esos mismos ciudadanos, que muchas veces, han pasado varios lustros, sin encontrar soluciones reales.

 

Por eso es que, conmociona ver la poca presencia de los ciudadanos en los talleres de participación diseñados por la Administración.

 

El taller de HABITAT Y DESARROLLO HUMANO, tuvo que ser aplazado, puesto que escasamente asistimos 5 personas distintas a los funcionarios de la Administración, y el taller de TRANSPORTE Y MOVILIDAD, que, si se realizó, aunque se realizó y asistieron diferentes ciudadanos, representando diferentes sectores, en mi humilde parecer debería ser desbordante en participación.

 

La sola Movilidad es un tema que nos atañe a TODOS los ciudadanos, puesto que todos somos ACTORES VIALES, todos utilizamos las calles y algún modo de transporte para nuestras actividades diarias, desde el caminar, como los amigos CAMINANTES DEL PARQUE A LA VIDA, hasta el que va en su automóvil, pasando por el que se transporta en patines, bicicleta, motocicleta, taxi o bus.

 

El problema es que la mayoría de los que asistieron al taller de Transporte y Movilidad, representan grupos de interés del sector transporte, que en algunas ocasiones sus anhelos y expectativas, son diametralmente opuestos a las de los ciudadanos de a pie.

 

Es en este tipo de eventos, en los que las comunidades tienen la oportunidad de hacer realidad aquello de la “democracia participativa”, mecanismos que fueron creados precisamente para que la comunidad plasme dentro del gobierno sus verdaderas necesidades.

 

Tarea dura del Gobierno local, puesto que, aunque sé que el señor alcalde en la campaña electoral hizo la tarea en sus recorridos por las diferentes comunas de auscultar a los ciudadanos sobre sus problemas, y que, plasmó en su Programa de Gobierno las fórmulas para atender esas necesidades, una cosa es la campaña electoral y otra muy distinta es ya el ejercicio del poder, que debe traducirse en políticas públicas que busquen el Bienestar General.

 

Por ello, no deja de ser preocupante la falta de interés de los ciudadanos sobre lo que debe y puede ser la carta de navegación para los próximos 4 años.

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

 

 

Le puede interesar:  El problema de la basura II

 

Otra vez la inseguridad

 

Duque: ¡despierte!

 

Arturo Char: ¿presidente del Senado?

 

¿Catástrofe ambiental en la Ruta del Cacao?

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

Comments

comments

Categories