En España sí se pudo. En Colombia Podemos – Por: Edwin Palma

En España sí se pudo. En Colombia Podemos – Por: Edwin Palma La coalición de los dos grandes partidos de izquierda en España, ante el riesgo del avance de la ultraderecha, debe ser ejemplo para Colombia.

 

Los dos grandes partidos de izquierda en España – aunque algunos, que dicen tener la autoridad de señalar nuestro lugar en el espectro político no lo consideren así – hace una semana dieron un paso gigante para el socialismo europeo y el progresismo global, al conformar por primera vez desde julio de 1936, un gobierno de coalición en España.

 

Lástima que aquí casi nadie en medios o columnas se haya referido al tema.

 

Y esa coalición nos muestra el camino a seguir para la temporada electoral que viviremos los colombianos en 2022.

 

Claro, las diferencias son importantes, España es una monarquía parlamentaria, con un régimen territorial semifederal y con partidos políticos consolidados.

 

En Colombia los partidos están desbaratados, la Constitución de 1991 está por ser aplicada especialmente en el ordenamiento territorial, la violencia social y política crece y el nivel de participación política es bajo.

 

En un sistema político parlamentario, el gobierno es conformado por el candidato del partido político que logre mayoría de votos en el Congreso de los Diputados, que en España tiene 350 miembros.

 

Si ningún candidato a presidir el gobierno logra tener la mayoría en el Congreso deben repetirse las elecciones, en ese país desde 2016 han ocurrido cuatro elecciones generales sin resultados claros, y lo que ha primado es la interinidad.

 

Los resultados electorales le han venido dando la mayoría de los votos a la izquierda, el Partido Socialista Obrero Español, Unidas Podemos y Esquerra Republicana de Cataluña, pero sus intereses, miedos, nacionalismo, historia les ha impedido conformar gobierno. En el entretanto ha surgido VOX, un partido de extrema derecha nacionalista, antimigrantes, antifeminista.

 

En noviembre las últimas elecciones confirmaron el avance de la extrema derecha – VOX – y la reducción de la mayoría de la izquierda.

 

Esos resultados parecen haber forzado o dado un pretexto al Psoe y a su frío secretario general Pedro Sánchez a ponerse de acuerdo con Unidas Podemos en un pacto de gobierno y lograron conformar un Consejo de Ministros en el que Podemos tiene participación.

 

La realidad logró vencer la terquedad de ambos líderes que había trancado la coalición de izquierda. Por fin privilegiaron lo que les unía.

 

Al incluir a Unidas Podemos en el gobierno y firmar acuerdo con los principales partidos del País Vasco y Cataluña, se logró avanzar no solo en tener un gobierno progresista, sino también en volver a la razón y abrir el diálogo político con la ciudadanía soberanista de esas regiones e incluir las reformas sociales que reclaman los sectores más castigados por las políticas de ajuste desatadas por el Partido Popular para superar la crisis económica iniciada en 2008, especialmente  los trabajadores.

 

“Derogación parcial de los aspectos más lesivos de la reforma laboral, una reforma fiscal ambiciosa con subidas de impuestos a los ricos y a las grandes empresas, punto final a la llamada ley seguridad ciudadana (la denominada ley mordaza), fuerte subida del salario mínimo y, en fin, un claro acento social y feminista”, destacó el diario El País el pasado 31 de diciembre de 2019 cuando todos nos preparábamos para recibir el 2020.

 

El acuerdo les permite a dos grandes figuras de la socialdemocracia europea llegar al gobierno y principalmente a la cartera de los trabajadores. Yolanda Diaz, afiliada al Partido Comunista y a Podemos, llega al Ministerio del Trabajo y se autoproclama como «una mujer del siglo XXI, de izquierdas y comprometida con los más débiles».

 

La alianza, busca principalmente combatir la desigualdad social como lo advirtió Unai Sordo, el carismático secretario general de Comisiones Obreras Españolas (CCOO), al decir que se deben subir salarios, pensiones y derogar la última reforma laboral.

 

Lo que han hecho estos dos partidos de izquierda en España, sin superioridades morales, deponiendo el ego, ante el riesgo del avance de la ultraderecha, debe servirnos de ejemplo en un país como Colombia en el que acabamos estar cerca de llegar al gobierno (que es diferente que llegar al poder) pero que por la incoherencia de nuestro liderazgo político no se pudo alcanzar.

 

Debemos ser capaces de crear rápidamente un amplio espacio de movimientos sociales y partidos políticos, con una ambiciosa agenda política, social y económica, que recoja los 104 puntos del Pliego que presentó el Comité Nacional de Paro al gobierno, donde todos quepamos, nos sintamos incluidos y alrededor de él, construyamos el más grande frente democrático para hacer las reformas que históricamente hemos reclamado en las calles, para cumplir los acuerdos de paz y avanzar en la reinstitucionalización del Estado, para convertir a Colombia en una democracia normal y una sociedad igualitaria.

 

Este año será de grandes movilizaciones. Seguirá la primavera colombiana que empezó el pasado 21 de noviembre, pero tanta calle y cacerola no servirán de nada sino somos capaces de convertir la indignación en votos, en mayorías en el congreso y en una candidatura presidencial viable que atienda los históricos reclamos en contra de la corrupción y la desigualdad social.

 

No basta alegrarnos con ejemplos como los de México, Argentina, Portugal o este de España.

 

Acojamos lo que nos sirve y aprendamos de ellos.

 

Tanto purismo ideológico no nos lleva a las trasformaciones que el pueblo nos reclama, solo a la dinámica de la exclusión del aliado.

 

No repitamos los mismos errores. Que prime la sensatez, el futuro del país, la profundización de la democracia y la defensa de la Constitución de 1991.

 

Un acuerdo sencillo, práctico, con reformas sociales (agrarias, laborales, pensionales, tributarias) y un método de elección del candidato único. Eso es lo que necesitamos.

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Le puede interesar:  Como lograr la diversificación

 

Le puede interesar también: Colombia está durmiendo con el enemigo

 

Le puede interesar también: En Bojayá “cayó” el gordo

 

Le puede interesar también: Peajes, un tiro en el pie de la competitividad del país

 

Le puede interesar también: La mediocracia o en qué está el gobierno de los medios

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

 

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

 

Comments

comments

Categories