No es cuestión de disposición sino de capacidades – Por: Juan Manuel López

No es cuestión de disposición sino de capacidades – Por: Juan Manuel LópezAnte el caos que estamos viviendo (y que no es tanto el inmediato del paro sino el estructural contra el cual se creó el paro) el Presidente Duque ha manifestado e insistido en que tiene toda la disposición de conversar, de adelantar varias de las reformas que se piden, de hacer cambios y de solucionar los problemas por los cuales la gente protesta.

 

Lo que sucede es que no es por estar en duda su buena disposición, ni su buena voluntad, que no lo logra, sino por falta de capacidades.

 

Algunas propias de él mismo, como la falta de experiencia y trayectoria para tomar un encargo de semejante dificultad y responsabilidad. No es suficiente ser ‘el que diga Uribe’ para adquirir de un día para otro lo que en ese sentido hacía falta. También hay limitaciones en la comunicación o la empatía con lo que siente la gente, lo cual parece impedirle estar en sintonía con lo que está sucediendo. Pareciera que además su temperamento es poco flexible al cambio de posiciones, ni siquiera cuando es evidente esa necesidad. Su línea ‘política’ lo distancia del mundo político o sea del Congreso y de los Partidos, reduciendo su campo de acción e impidiendo la ‘colaboración armónica de los poderes’.

 

Pero no todo recae en la persona del mandatario. Falta de capacidad hay sobre todo en nuestras instituciones. Un sistema electoral lo que elige no es la persona más idónea para el cargo sino a quien es capaz de conseguir más votos, o sea inevitablemente anclado en la forma más natural de hacerlo como es la cantidad de dinero que se destine a ello. El modelo neoliberal lleva a que las relaciones sociales se concreten alrededor de la competencia, y ésta sólo divide perdedores y ganadores, dejando a estos últimos a la deriva sin tener capacidad de compensar las injusticias y desigualdades que esto produce. Un país subdesarrollado no tiene los recursos para responder a las aspiraciones inmediatas de la población, y sin una disciplina de Planeación e Intervención del Estado a través de un Modelo de Desarrollo con visión de largo plazo no tiene posibilidad de dejar de ser ‘tercer mundo’.

 

En forma sucinta el modo de Capitalismo y Democracia no tiene capacidad de adaptarse a la realidad social de hoy en día. No se sabe cuál pueda ser el modo que lo sustituya, pero sí que el actual no da más; igual que la propuesta socialista, su capacidad de solucionar las necesidades sociales es menos eficiente que otras modalidades. Suficiente prueba debiera ser el que desde los antiguos tigres asiáticos (Taiwán, Singapur, Corea del Sur) pasando por gobiernos dictatoriales como Tailandia o comunistas como Vietnam, hasta él exitoso modelo Chino han producido mejores resultados -y de lejos- que los de los seguidores del ‘Consenso de Washington’, que creyeron en la tesis de Fukuyama de que con el Capitalismo y la Democracia se cerraba la evolución de la historia política de la humanidad.

 

Hasta cierto punto esto es lo que implícitamente se expresa en el paro: salvo la excepción de algún elemento cuya trayectoria y presencia en la escena pública y en los medios de comunicación solo se merece ser considerado como antisocial, nadie ha pedido la renuncia del presidente. ¡Dicen que cuando las turbas de Paris salieron a la calle Luis XVI dijo ‘esto es una revuelta!’ y la respuesta fue ‘¡¡Su Majestad, esto es una Revolución!!’. Una revolución es lo que necesita Colombia; no sangrienta, ni violenta, ni pidiendo la cabeza de Duque, pero sí que cambie el enfoque de las funciones del Estado y se acompañe de grandes reformas a la institucionalidad.

 

¿Tendremos los colombianos la capacidad para adelantar ese proceso y esa transformación que necesitamos?

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Le puede interesar:  Breve anatomía de un paro que no se sabe para dónde va

 

Le puede interesar también: Gobernabilidad Distrital

 

Le puede interesar también: El signo más potente del Paro es el Paro en sí mismo – Por: Richie Tamayo      nm

 

Le puede interesar también: La primavera colombiana

 

Le puede interesar también: Hablemos de la patada “legítima” según Uribe y Semana

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

 

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

Comments

comments

Categories