Motivos para marchar el 21 de noviembre – Por: Alberto Cotes Acosta

Motivos para marchar el 21 de noviembre - Por: Alberto Cotes Acosta“El castigo del embustero es no ser creído, aun cuando diga la verdad
Aristóteles

Diversos sectores sociales y de trabajadores en Colombia, han definido para el próximo jueves 21 de noviembre un Gran Paro Nacional.

 

Con el transcurrir de los días, más y más sectores, partidos políticos y ciudadanos, se han venido adhiriendo a la propuesta.

 

Con las agitaciones que se están dando en diferentes países de América Latina, creo entender que el Gobierno Nacional y el Partido de Gobierno, Centro Democrático, temen que en Colombia ocurra algo similar a lo ocurrido en Chile, Argentina o Bolivia.

 

Ante la, al parecer, masiva participación de colombianos de todos los sectores en el paro programado, el Partido de Gobierno y el Gobierno mismo, ha salido a desmentir las causas, los fundamentos de la convocatoria.

 

Circulan entonces en redes sociales, en columnas de opinión de personajes afines al gobierno y en toda suerte de programas de opinión, noticieros y hasta comerciales (pagos supongo) tratando de desmentir a los que convocan y se unen al paro.

 

Niegan que exista algún tipo de iniciativa del Gobierno o su partido que busque pauperizar las condiciones laborales de los trabajadores de Colombia; sin embargo, en nota ciudadana aparecida en el medio de comunicación “Las 2 Orillas”, aparece la nota escrita el 11 de noviembre de 2019 por Carlos Eduardo Lagos Campos en donde destaca que el senador Álvaro Uribe Vélez radicó el proyecto de Ley, con el número 212 de 2019, cuyo objeto es: “Permitir la contratación laboral para jóvenes, mujeres mayores de edad, permitiendo que los aportes a la Seguridad Social y las Prestaciones Sociales se hagan en proporción al tiempo laborado”. Eso en carta blanca significa que el trabajo será precarizado como afirman los promotores del paro. Ver la nota, además de los pantallazos del mencionado proyecto de Ley. Están al final del artículo

 

Así mismo, niegan que el gobierno y su partido, esté promoviendo una reforma pensional o una reforma tributaria; sin embargo, está la entrevista hecha por el periodista Yamid Amat, en el periódico El Tiempo en 19 de Octubre de 2019 (antes de elecciones), al señor Ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla, cuyo titular es: “La gente se pensionará con lo que ahorre: Ministro Carrasquilla”, entrevista en donde además el ministro afirma que presentará al congreso con mensaje de urgencia un proyecto de Reforma Tributaria, la cual, según afirmación del mismo ministro, será el mismo texto presentado para la llamada “Ley de Financiamiento” y que recientemente fue tumbada por una Corte Colombiana.

 

A mi manera de ver, ante los sondeos de opinión antes de las elecciones, dio para que el Gobierno y su partido se echaran para atrás y previendo unos resultados negativos ante el descontento ciudadano, pero seguro estoy que presentará estos proyectos de Ley el próximo año. Ver la entrevista.

 

Finalmente, creo que lo que ha hecho crecer la indignación ciudadana, fue el manejo que le dio el Gobierno y su partido al caso de los niños muertos en un bombardeo del ejército nacional.

 

Aquí debo hacer la aclaración, que creo que el gobierno está en todo su derecho de bombardear “blancos legítimos” en su búsqueda de recuperar el control territorial de algunas zonas del país y la persecución y castigo de delincuentes que le hacen daño al país, y también, que el grupo de facinerosos que incorporaron a esos niños forzadamente a sus filas son culpables, puesto que pusieron a esos niños en una situación sumamente peligrosa, lo que a la postre desembocó en sus muertes violentas.

 

Sin embargo, desde que vi en vivo y en directo, como seguramente vieron millones de colombianos, la denuncia del senador Roy Barreras en el Congreso de Colombia, en medio de un debate de moción de censura que se hacía al ministro de la Defensa Botero, me vengo preguntando:

 

¿Qué hubiera ocurrido, si el señor ministro, una vez constatado el hecho (la muerte de los niños) por allá a principios de septiembre, sale a la opinión pública nacional e internacional denunciando el hecho y demostrando que esos facinerosos habían reclutado forzosamente a esos niños y jóvenes y los había puesto como “carne de cañón”?

 

¿Qué hubiera ocurrido, si el señor ministro (como pienso era su deber) denuncia ante los organismos de Derechos Humanos, nacionales e internacionales, el reclutamiento forzado y la utilización de esos niños y jóvenes para la guerra?

 

Creo sinceramente, que otra hubiera sido la suerte del ministro. Quizás hoy sería visto como un héroe por la mayoría de los colombianos. Pero no, tanto el ministro, como la cúpula militar, como los miembros más altos del gobierno (vicepresidente, por ejemplo), como los miembros de la bancada de gobierno, empezando por su máximo líder, en lugar de reconocer que hubo un error, aceptarlo, ofrecer disculpas y no dejar que algo así suceda nuevamente, se dedicaron a despotricar no solo de quien hizo la denuncia (Roy Barreras), que por supuesto no es ninguna perita en dulce, sino de todo aquel que osará criticar al Gobierno.

 

Y con cada nueva declaración, más se hundían en contradicciones y más crecía la indignación de los ciudadanos; sobre todo, al conocerse que si sabían que había niños en el campamento o por lo menos, que en la zona se estaba haciendo reclutamiento forzado de niños y jóvenes, según las denuncias que hiciera el defensor del pueblo de Puerto Rico – Caquetá ver entrevista; hoy amenazado por decir la verdad (ver nota sobre amenazas)  y que varias entidades estatales regionales, habían advertido al Ejercito y al Gobierno, sobre esa situación.

 

 

Declaraciones del Ministro renunciado

 

Declaraciones de vicepresidente de Colombia

 

Declaraciones del Ministro de Defensa (e)

 

Declaración del presidente Duque ante pregunta sobre niños bombardeados

 

 

Hasta el senador Uribe – muy en su estilo – manifestó que había sido un error comunicacional, Ver nota de El Espectador ,  pero los ultra defensores del mismo Uribe (más Uribistas que él) no han querido reconocer el error, y por el contrario, justifican a veces con supuestas leyes internacionales, o simplemente con memes que no solo tratan de minimizar sino de incluso invisibilizar los hechos, la muerte violenta de unos niños, cuyo único pecado (como casi todas las víctimas en Colombia) fue haber nacido pobres y no tener derecho a la movilidad social.

 

El partido de Gobierno, su principal líder, se encargaron durante casi 8 años (desde que Santos nombró en su gabinete a Germán Vargas Lleras) a inocular odio, a través del uso del twitter como herramienta fundamental, y hoy que son gobierno, se quejan de que ese odio sembrado, se les devuelva de la misma manera.

 

Acusan a los demás de sectarios, de enmermelados, de terroristas de escritorio, de amantes de guerrilleros, de Castro-Chavistas, de Petroñeros, y de cualquier clase de linduras, pero viven opinando con profundo sectarismo, pidiendo mermelada a gritos, sembrando odio y terror desde los escritorios tras un computador, venerando Narcos y Paramilitares y endiosando a un ser mortal, que si se descuida, terminará en la cárcel por creerse que podía (en razón a su poder) hacer en este país, lo que le diera la gana.

 

 

Motivos para marchar el 21 de noviembre

Publicado por Oyentes Barrancabermeja Virtual en Lunes, 11 de noviembre de 2019

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Le puede interesar:  ¿Qué puede suceder en el paro nacional del 21?

 

Le puede interesar también: Algo bueno nos está pasando

 

Le puede interesar también: La calle 56 con carrera 24 Esquina

 

Le puede interesar también: Fuerzas Armadas, ¿cómplices del exterminio?

 

Le puede interesar también: Malos perdedores

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

 

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

 

Comments

comments

Categories