Las cosas que debemos saber de Ferticol.

Las cosas que debemos saber de Ferticol.Por: Rosberg Perilla Pérez.

 

Según dice la página web de Ferticol,  la empresa Fertilizantes Colombianos S.A es una compañía del sector petroquímico, creada hace 50 años con el objeto social de producir, distribuir y comercializar productos como el nitrato de amonio, urea, ácido nítrico y nitrato solución con destino a los mercados nacional e internacional.

 

Ferticol fue una empresa concebida con el propósito de solucionar una de las más agudas necesidades del país: la de obtener abonos químicos, localmente, que no solo permitiera el ahorro de divisas, sino, que representara, por su excelente calidad y precio razonable, un apoyo decisivo al incremento de la producción agrícola en Colombia.

 

Ferticol fue creada en una época en que el modelo económico colombiano era de tendencia ‘proteccionista’ y por eso fue el propio Estado colombiano, a través de la Caja Agraria y Ecopetrol, el que manejó a la empresa durante casi 40 años.

 

La Caja Agraria tenía el 49% de las acciones, Ecopetrol tenía el 26% y la Universidad Industrial de Santander (UIS) el 16%.   El 9% restante correspondía a accionistas minoritarios.

 

La apertura económica de César Gaviria, el primer ‘golpe’ para Ferticol.

 

La Caja Agraria, que como ya dije era el socio mayoritario de Ferticol, entró en problemas al mismo tiempo que el sector rural, crisis registrada a comienzos de los años 90 (gobierno del ex presidente César Gaviria), como consecuencia de la ‘apertura económica’.   “Si al campo le iba mal, a la Caja Agraria también”, y eso, lamentablemente, fue lo que pasó.

 

A lo anterior le tenemos que sumar que la Contraloría General de la República de la época denunció que los políticos lograron de la Caja Agraria préstamos mal otorgados por más de $ 400.000 millones de pesos y después no pagaron y se robaron la plata.  Ahí terminaron de darle la ‘última estocada’ a un banco que, supuestamente, estaba al servicio de los campesinos en Colombia.

 

En junio de 1999, siendo ya siendo presidente Andrés Pastrana, la Caja Agraria, ya totalmente quebrada, pasa a convertirse en el Banco Agrario y —lógicamente— se desprende de las acciones de Ferticol y se las entrega a Ecopetrol, es decir que la Empresa Colombiana de Petróleos quedó controlando a Ferticol con el 75% de las acciones y además asumió las deudas que Ferticol ya traía.

 

Siempre creí —y lo sigo creyendo— que Ecopetrol, como socio mayoritario de Ferticol, era  la única entidad del Estado que tenía el suficiente ‘músculo financiero’ para salvar a la empresa.  No había duda que tocaba comprometer a Ecopetrol para garantizar la salvación de Ferticol.  Sin Ecopetrol, prácticamente Ferticol era inviable como empresa pública.

 

 

Privatización de Ecopetrol, el segundo ‘golpe’ para Ferticol.

 

Sin embargo, lo que nadie se imaginaba era que el ex presidente Álvaro Uribe Vélez iba a entregar a particulares (privatizar) un poco más del 10% de las acciones de Ecopetrol.

 

Así las cosas Uribe Vélez necesitaba mostrarle a los particulares interesados en ser socios de Ecopetrol que la empresa estaba ‘limpia de malos negocios’ y por eso decidió como prioridad ‘deshacerse’ de Ferticol a como diera lugar y para eso buscó a su aliado incondicional en Santander:  el coronel Hugo Aguilar Naranjo, quien entonces era el Gobernador.

 

Uribe Vélez le regala’ al departamento de Santander el 75% de las acciones que tenía Ecopetrol, que sumadas al 16% de las acciones que tenía la UIS convertían al departamento en propietario total y absoluto de Ferticol.

 

Estaba claro que a los nuevos socios de Ecopetrol en Wall Street (Bolsa de Valores de Nueva York),   tocaba mostrarles una Ecopetrol ‘radiante, libre de cargas extrañas’ y Ferticol no podía figurar en el portafolio de servicios de la empresa que ahora estaba a la venta.

 

Repito, siempre creí que Ecopetrol, como socio mayoritario de Ferticol, era  la única entidad del Estado que por su capacidad técnica, administrativa y económica podía garantizar a Ferticol como empresa pública, pero entre Uribe Vélez y el coronel Hugo Aguilar  se encargaron de que no fuera así y decidieron cambiarle a Ferticol de dueño. Ya no era Ecopetrol ahora era el Departamento de Santander.

 

Sin la Empresa Colombiana de Petróleos, a partir de ese momento le llegaba la ‘debacle a Ferticol’ por una sencilla razón: porque sus nuevos dueños NO eran empresarios, industriales ni comerciantes.

 

Según le oí a nuestro alcalde, Darío Echeverri, desde la Gobernación de Santander le han inyectado mucho dinero a Ferticol y nunca salió adelante, incluso, ya empezaron a vender los terrenos de la compañía que son activos de alta valoración.

 

Se busca un socio estratégico… pero, ¿quién puede ser ese socio?

 

De la empresa Fertilizantes Colombianos se ha dicho de todo, menos lo más importante y es: ¿de dónde va a salir el dinero para refinanciarla y sacarla adelante de la quiebra en que se halla?

 

Todo el mundo sabe que Ferticol necesita una urgente recuperación tecnológica.

 

Todo el mundo sabe que si Fertilizantes Colombianos sale adelante el precio de los insumos al productor y consumidor final pueden tener una reducción hasta del 50 por ciento o más.

 

Todo el mundo sabe que Ferticol necesita, como mínimo,  $ 60 millones de dólares para poder salir, parcialmente, de su crisis ($ 180.000 millones de pesos colombianos)

 

Sin embargo, repito, hasta ahora nadie sabe de dónde va a salir tanta cantidad de dinero para repotenciar esta fábrica, básica para el agro colombiano.

 

Yo pienso que lo primero que debemos es “poner los pies sobre la tierra” y dejar claro que Ferticol tiene sólo (2) dos caminos:

 

 

EL PRIMERO CAMINO:

 

Que aparezca un inversionista privado (puede ser nacional o extranjero) que decida hacerse socio de la Gobernación de Santander (que hoy es la propietaria del 98% de las acciones de la empresa) y que ese inversionista privado le inyecte capital a la compañía en una proporción del 49% como ‘socio minoritario’ y permita que siga siendo la Gobernación la propietaria del restante 51% de las acciones.

 

Creo que esa sería la opción que más les gustaría a los trabajadores afiliados a los sindicatos que siempre han manifestado que “bajo ninguna circunstancia aceptarían la pérdida de sus conquistas laborales, que tanto sacrificio les costó en el pasado”.

 

No hay duda que si continúa la Gobernación al frente del negocio, como socia mayoritaria, muy seguramente esos derechos laborales se mantendrían intactos.

 

Sin embargo, esta posibilidad es bien remota, yo diría imposible, debido a que ningún inversionista en el mundo va a cometer la ‘locura’ de meterle tanto dinero a un negocio, sin primero estar seguro de controlarlo totalmente.

 

En otras palabras, ‘inversionista que se respete no permitirá jamás que las decisiones comerciales y administrativas no sean controladas por él mismo’, ni permitirá que un político que derroche y dilapide el gasto, sea el presidente de una Junta Directiva de la empresa en donde  haya invertido un capital.

 

Para nadie es un secreto que los gobernadores son personajes que casi siempre responden a ‘intereses políticos’ y su único objetivo no es otro que el de buscar votos para hacerse elegir.

 

Un político poco sabe de negocios, por lo que en un mercado regido por las leyes de la competitividad, (tan fundamentales en nuestro tiempo) dejar un negocio en manos de la clase política resulta un riesgo que un empresario jamás va asumir.

 

Un político solo sabe gastar, gastar y gastar.

 

 

EL SEGUNDO CAMINO:

 

Que entre en escena ese mismo inversionista privado, se haga socio de la Gobernación, pero como ‘capitalista mayoritario’, controlando el 51% o más de las acciones de Ferticol.

 

Esta segunda opción, por supuesto, es más viable para un empresario privado dispuesto a invertir en la fábrica, pero, para los trabajadores, es un riesgo porque pierden la mayoría de sus ‘conquistas laborales’ y que, hasta donde tengo por entendido, si se da un acuerdo bajo esas condiciones, es uno de los puntos ‘innegociables’.

 

Algo que no debemos olvidar es que el sector privado se contrapone al sector público porque busca, fundamentalmente, el ‘ánimo de lucro’ en su actividad y no le gusta para nada estar controlado por el Estado.

 

En ese propósito, los empresarios privados se han inventado la ‘flexibilización’ en la contratación de trabajadores para reducir costos laborales a través de la implementación de contratos a término fijo, la subcontratación a través de terceros (‘tercerización’), y el uso de cooperativas de trabajo asociado o de contratos civiles para eludir las obligaciones que entraña el contrato laboral.

 

Y aunque el derecho de asociación sindical hace parte de los derechos fundamentales, hoy, fundar un sindicato es una proeza que en la mayoría de los casos termina con la pérdida del empleo por parte de sus promotores (y en algunos casos, dolorosamente, hasta con la vida).

 

Ya sabemos que los empresarios hacen hasta lo imposible por impedir que en sus empresas se organicen los trabajadores y Ferticol, en manos de la empresa privada, no será la excepción.

 

Ferticol no debe esperar nada del Gobierno Nacional.

 

Nadie como el presidente Juan Manuel Santos sabe de la importancia que tienen los fertilizantes en la recuperación del agro colombiano.  Santos sabe más que cualquiera en Barrancabermeja de este tema como quiera que fue Presidente de la Federación Nacional de Cafeteros.

 

Sin embargo, no hay que olvidar que Juan Manuel Santos estudió Economía y Administración de Empresas en la Universidad de Kansas, (Estados Unidos), posee una maestría en Economía y Desarrollo Económico del London School of Economics y otra en Administración Pública de la Universidad de Harvard, por lo que, sin duda alguna, tiene el perfecto perfil de ‘neoliberal’, o sea, que apoya la liberalización económica, el libre comercio, los mercados abiertos, la privatización, la desregulación y la disminución del tamaño del sector público y es gustoso de la influencia del sector privado en la sociedad moderna.

 

 

¿Así o más claro?

 

Estoy convencido que todos los actos administrativos del presidente Santos relacionados con temas económicos van direccionados a fortalecer el sector privado (privatizaciones) y no al sector público (nacionalizaciones).

 

NO esperemos del presidente Juan Manuel Santos recursos de la Nación para meterlos en Ferticol, no porque Santos sea ‘indolente’, ‘apático’ e ‘indiferente’ con el campo, sino porque para fortalecer a Ferticol  tiene otras ideas, consideraciones y criterios diferentes a los que plantea y propone el sindicato.

 

¿Entonces, qué hacemos con Ferticol?

 

No olvidemos que para salvar parcialmente a la empresa se necesitan, como mínimo $ 60 millones de dólares  y que nadie está dispuesto a entregarlos así fácilmente, sin poner condiciones.

 

El gobernador de Santander, Didier Tavera y los trabajadores de Ferticol en Barrancabermeja tienen la última palabra.

 

He dicho.

 

LA ÑAPA: Me informan que trabajadores de Ferticol entraron en huelga de hambre. En total son 90 trabajadores que hace 10 días realizan un plantón frente a la Gobernación de Santander.  La decisión fue tomada luego de conocer que, a partir del lunes próximo, la empresa suspendería sus contratos por 120 días. Son 153 los barranqueños que se verían afectados con la medida que, aseguran, solicitó ante el Ministerio de Trabajo en Bogotá.  Lástima con los trabajadores de esta empresa.

 

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

ROSBERG PERILLA PÉREZ es un habitual columnista de BARRANCABERMEJA VIRTUAL.  Puede ser contactado en el correo electrónico: periodista22@msn.com

 

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Androide – dar click aquí  – Para Iphone – dar click aquí

 

 

Le puede interesar: Mejorando la educación

 

Le puede interesar también: Los nexos de Vargas Lleras con la corrupción

 

Le puede interesar también: Camino a la elección

 

Le puede interesar también: Perder el voto

 

Le puede interesar también: Vargas Lleras y Duque y Odebrecht y Sarmiento Angulo

 

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

 

Para visitarnos en Facebook favor dar click aquí

 

 

 

 

Comments

comments

Categories