Inicio Alberto Cotes ¿Barrancabermeja o Puerto Salgar? – Por: Alberto Cotes A

¿Barrancabermeja o Puerto Salgar? – Por: Alberto Cotes A

Llegué a Barrancabermeja hace hoy (27 de octubre de 2020) TREINTA Y TRES AÑOS Y SIETE MESES exactamente

¿Barrancabermeja o Puerto Salgar? – Por: Alberto Cotes A
“Si no tienes una ventaja competitiva, no compitas.”
JACK WELCH JR.

No había querido referirme a este tema, porque en otras ocasiones, al escribir sobre esto que conozco, han salido varios “Barranqueños” a vapulearme sin ton ni son, solo por el prurito de creer que el que no es nacido en estas tierras, no tiene ningún derecho a opinar sobre lo que es conveniente o no para la ciudad.

Llegué a Barrancabermeja hace hoy (27 de octubre de 2020) TREINTA Y TRES AÑOS Y SIETE MESES exactamente, aquí he ejercido toda mi vida profesional, he sufrido y vivido como cualquiera y me siento tan Barranqueño como el que más.

Esta introducción es en parte un desahogo y ofrezco disculpas a los lectores por ella. Así que: Al grano (dijo el dermatólogo).

Hace unas semanas el Empresario y Columnista Nicolás Renowitzky R. del periódico más importante de la Costa Norte Colombiana, el Heraldo de Barranquilla, escribió una columna, con casi el mismo título que esta (Ver Columna), en esa columna, el mencionado empresario, cuestiona (creo que con algo de razón) la nueva APP del río Magdalena, sin embargo incurre en algunas imprecisiones que son las que quiero de alguna manera aclarar.

Por ejemplo, señala que a Barranquilla le conviene más que la Recuperación de la Navegación (que no de la Navegabilidad, esa es otra historia) llegue hasta Puerto Salgar y no hasta Barrancabermeja, como está previsto en esta primera fase, señalando equivocadamente que la vocación de carga de la ciudad, es solo petróleo, por tanto, la carga que le sirve a Barranquilla, es la que viene del Puerto Cundinamarqués.

Aunque no le falta razón, en que la carga que hoy día se mueve por Barrancabermeja en un 95 % es de petróleo o sus derivados, tengo que decir, que eso no quiere decir que sea la única carga que puede moverse por los Puertos de Barrancabermeja.

No hay que olvidar que, en el pasado, por aquí se han movido Fertilizantes (para la Agroindustria), Trigo (para la Industria Panificadora), Clinker (para la industria Cementera de Barranquilla), Concentrados (para la Industria Avícola) y muchos productos más.

Ahora bien, Barrancabermeja en competencia con las otras dos ciudades-puerto importantes río arriba, Puerto Berrío (Antioquia) y Puerto Salgar (Cundinamarca), tiene a su haber potencialidades que le dan una ventaja comparativa bastante importante, no solo por tener en Barrancabermeja el Puerto Fluvial más importante no solo de Colombia, sino tal vez de Suramérica (Puerto de Impala), si no porque la ciudad cuenta con bienes y servicios conque las otras no cuentan.

Pero además, los proyectos de infraestructura que están en desarrollo y próximos a culminar algunos, y otros en etapa de evaluación y que seguramente por el bien de la competitividad del país, terminarán ejecutándose, hablo de: La vía Yuma, que conecta la ruta del sol con la zona portuaria de Barrancabermeja, la Ruta del Cacao, que conecta a Venezuela y el Oriente de Colombia con la zona Portuaria de Barrancabermeja, la Plataforma Logística Multimodal de Barrancabermeja, que le dará un Plus a la Multimodalidad del país y la región; y otros proyectos como la Plataforma Agroindustrial, la Planta de Beneficio, la Recuperación del Ferrocarril, etc., terminarán por convertir a Barrancabermeja como el Centro Logístico más importante de la nación.  

Ahora bien, en defensa de las decisiones del Gobierno (¡quien lo creyera! Yo defendiendo al Gobierno), debo decir que:

1. A mi en cambio no me convencía (como si al señor Renowitzky) la anterior APP, por una razón fundamental, que tiene que ver técnicamente con condiciones de morfología y características físicas del río de la Patria.

2. Que la recuperación de la Navegación del río Magdalena, parte de la Política de Competitividad del país, y que, con eso en el horizonte, nada mejor que Barrancabermeja, por la posición geoestratégica de la ciudad.

Lo primero tiene que ver conque el cauce del río Magdalena de Barrancabermeja hacia arriba, cambia en su pendiente, haciéndose más pronunciada, lo que dificulta la navegación en términos económicos (gasto de combustible, por ejemplo) y el lecho se torna menos profundo y más rocoso, lo que dificulta la navegación en términos físicos y prácticos (calados).

Lo segundo es, que tal como ya he dicho los proyectos de infraestructura que están finalizando o en evaluación, hacen de la ciudad el lugar ideal, por:

a) Conexión con la principal vía del país que une al interior del país con la Costa Atlántica (Ruta del Sol) a menos de 30 Kilómetros

b) Conexión con la red Ferroviaria a menos de 5 Kilómetros de la zona Portuaria

c) Principal Puerto Fluvial de Colombia en Barrancabermeja

d) Centro de una Región (Magdalena Medio) con vocación Agroindustrial y turística, además de petrolera

e) Conexión con el modo Aéreo a través del Aeropuerto Yarigüies (en otrora Internacional) o si se quiere con el Palonegro Internacional (Bucaramanga a 80 Kilómetros)

f) Principal Centro de Producción y Refinación de Petróleo del País.

Por último, me gustaría que el señor Nicolás Renowitzky, no solo pudiera leer esta columna, si no, que se diera una vueltica por Barrancabermeja, para que se diera cuenta que Barranquilla podría conseguir lo que el anhela, si logra hermanarse con Barrancabermeja, en el entendido que, desde aquí las operaciones multimodales, que van a permitir que seamos como país COMPETITIVOS, no solo PASAN por esta ciudad, sino que son su GÉNESIS.

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aqui

Comments

comments

VíaAlberto Cotes
FuenteCotes
Artículo anteriorTrump vs. Maduro: ¿batalla perdida? (Por: Cristhian Gutiérrez)
Artículo siguienteCon nadadito de perro… – Por: Juan Manuel López