17 ideas para el debate sobre la “defensa de la mano de obra local” (Por: Edwin Palma)

17 ideas para el debate sobre la “defensa de la mano de obra local” (Por: Edwin Palma)1- Este es un asunto que se ha debatido desde hace años por todo el país, sobre todo en territorios donde se explotan recursos no renovables. Así que la mirada debe ser nacional. Mirada holística, mirada completa.

 

2- Muchos ciudadanos esperan que en sus regiones se dicte un decreto que a rajatabla diga: prohíbase la contratación de personal foráneo. Para resolver ese conflicto que ha tenido y tiene consecuencias perjudiciales para la clase trabajadora, debemos empezar por la verdad.    Una norma como esa no soportaría una revisión elemental de constitucionalidad. Es objetivamente inconstitucional(1)

 

3- Sobre lo que debemos deliberar, conversar, acordar y proponer es cómo priorizar la mano de obra local. Si los trabajadores que viven en un territorio cumplen con las exigencias de experiencia y formación requeridos, es lógico que deban contratarlos.      Es una especie de regalía a cargo de cada empresa.     Si la mano de obra requerida no existe en la región, la empresa debe justificar la contratación de personal foráneo.   Debe hacerse una evaluación técnica que permita hacer un adecuado juicio de valor.

 

4- Si se va a adelantar un proyecto y no hay mano de obra calificada para trabajar ahí se debe formar. Abrir escuelas de formación para atender la demanda. Hacer transferencia de conocimiento. Eso se hace cuando se planea bien. A esos, recién formados, se les debe dar acceso, como primera opción, a las vacantes generadas.

 

5- Los perfiles de la mano de obra exigida no deben ser elevados, sobredimensionarse, al punto de volverse discriminatorios. En ocasiones se hace esto con el propósito de excluir la mano de obra local.    Es absurdo. Injusto.

 

6- Conozco buenas experiencias en las que, si no hay la mano de obra, se permite vincular personal foráneo, pero a cambio, la empresa capacita en la misma (o en otra) actividad a personal local. Una especie de compensación. También de diversificación y reconversión de mano de obra.

 

7- Alrededor de este debate siempre encontraremos conductas contrarias a la ética. Empresas que conviven con la ilegalidad, solo con el propósito de poder operar y extraer recursos no renovables, patrocinan la venta de cupos laborales y los carteles alrededor de eso. Eso genera más fronteras invisibles, solo piensan en rápidas ganancias.    Muchas comunidades se dejan tentar por eso y no piensan en sostenibilidad y el desarrollo de los territorios en donde viven.

 

8- El asunto no debe resolverse con normas, estamos saturados de legislación ineficaz. Sino con voluntad política.    Normas sin sanciones no sirven para nada.   El gobierno ha expedido normas que, en el caso de hidrocarburos, solo aplican para los sectores de producción y exploración. Sobre transporte y refinación guarda silencio. Son normas inútiles. Solo orientadoras.

 

9- Como las normas nacionales no tienen sanciones. Entonces valdría la pena intentar con premios, con estímulos tributarios, con puntajes extra en los procesos de contratación estatal y petrolera, reconocimientos, así sea simbólicos. Esto sí lo pueden hacer los concejos municipales, las autoridades locales, los sindicatos y la ciudadanía.     Que se destaquen las empresas que vinculan, capacitan y promocionan la mano de obra local como compromiso con la ciudad.     Hoy la marca, la reputación, el buen gobierno corporativo, el respeto de estándares de DDHH tienen un valor creciente para las empresas.

 

10- Sin sindicatos es muy difícil lograr compromisos éticos de las empresas con la mano de obra local y con las comunidades. Las organizaciones de trabajadores tienen la capacidad de negociar y de exigir acuerdos sobre el tema, de abrir espacios de diálogo social paritario o tripartito (donde participe el Ministerio del Trabajo) para hacer seguimiento a las políticas y acuerdos sobre vinculación de personal y claro este es un tema de la negociación colectiva.      Esto en ocasiones es visto como “coadministración” pero la recomendación 166 de OIT es clara. Funciona.    El sindicato también puede promover la estabilidad en el empleo en remplazo de cortas rotaciones que solo generan déficit de trabajo decente.

 

11 – Los que ya disfrutan de pensiones exceptuadas como las de Ecopetrol o por el sistema general de pensiones deben retirarse de la vida laboral. Generar espacios para las nuevas generaciones, que pueden ser sus hijos o sus nietos. Sin relevo generacional no es posible hacer transferencia de conocimiento. No se pueden generar nuevas oportunidades. La experiencia de estos veteranos es importante para la formación de nuevos talentos.

 

12- Las empresas no pueden seguir discriminando personal enfermo. Muchos trabajadores ya no son contratados por la edad por su condición de salud. Han sido victimas de la tercerización. Se envejecieron en las industrias y ya nadie los quiere, pero tampoco pueden acceder a las pensiones de vejez por faltas se semanas. Hay que pensar en formas de inclusión laboral para esos compañeros en las fuentes de empleo. Eso también es responsabilidad social empresarial. Es solidaridad constitucional.

 

 

En Barrancabermeja tenemos experiencia, capacidad y voluntad

 

 

13- La ciudad puede reeditar lo que en su momento fue el “Acuerdo Social por Barrancabermeja”. Un pacto político de empresarios, gremios, iglesias, autoridades civiles y sindicatos, para estimular el empleo, la productividad, estandarizar normas laborales mínimas, promover el diálogo social y, sobre todo, por la transparencia en la información sobre el personal que se vinculaba en diversos sectores económicos. Ojo, no solo los petroleros. Esto se puede replicar además en distintas regiones y ciudades.

 

 

14- Aquí, cuando un proyecto, una reparación o un contrato se activa, quienes ingresan, guardan silencio. Quienes se quedan sin el empleo denuncian (en ocasiones sin sustento) que todos son foráneos. Debe haber un mecanismo que permita transmitir a la ciudadanía información veraz, oportuna y transparente. Algunos señalan, sin pruebas, que se venden los certificados de territorialidad o que el sindicato no hace auditoría. Eso se resuelve con transparencia. Con empadronamiento.  Con información pública. Con gobierno abierto.

 

 

15- El tema del empleo y de la vinculación de mano de obra local genera mucho conflicto social. Mucha desinformación. Es hora de abordarlo de manera diferente, de lo contrario, seguirá ocurriendo lo mismo. Ojalá ahí, todos “nos reinventemos”. (palabra de moda en tiempos de Covid).

 

 

16- La nuestra es una ciudad enclave de la industria. Con altos índices de desempleo e informalidad. Los mismos estudios de la Cámara de Comercio señalan la alta dependencia de los hidrocarburos. Hasta ahora, la diversificación solo es una repetida frase de campaña.    Barrancabermeja es una ciudad endeudada que poco puede invertir en diversificar, pero que debe conectarse mejor con el país, sobre todo con el mundo, no encerrarse, debe apostarle al conocimiento, a la innovación, debemos mirar al río y a las enormes reservas de agua que nos rodean y si queremos diversificar, nos toca invertir en reconversión de nuestra mano de obra.     Eso empieza por vincular a las universidades, al SENA, a los colegios.    Hoy estamos preparando estudiantes para actividades que en el futuro ya no serán necesarias. El mundo está cambiando rápidamente.

 

 

17- Hay que derribar las fronteras invisibles, debemos integrarnos. Muchos de nuestros profesionales están en otras ciudades, en otros países. Nos enorgullece eso, pero necesitamos que los nuevos profesionales y técnicos puedan quedarse en su tierra. Serán los mandatarios locales quienes tomarán el protagonismo sincero y transparente en función de las necesidades y los derechos de sus conciudadanos.  Nuestra ciudad ha sido capaz de formar excelente mano de obra, de exportación.    Han participado de la construcción de estaciones, refinerías y oleoductos en otras partes del mundo.    Están certificados internacionalmente.   En la ciudad, la primera opción debe ser para ellos.

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

(1)   Otra cosa es este debate, en tiempos de Covid-19 y con riesgos de contagio, como ocurrió con un trabajador desconocido, de una empresa desconocida que rompió el umbral de cero contagios en la ciudad, evidenciando una vez más que el interés de algunas empresas solo va de la mano de la productividad y en contravía de la salud publica en el territorio

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

 

Le puede interesar:  Inflexibles

 

Joder a los trabajadores: la agenda del gobierno

 

Conocimiento y autocuidado vs miedo y confinamiento

 

Marta Lucía fuera de contexto

 

Coordinación pública distrital 

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

Comments

comments

Categories