Inicio Ariel Avila En Barrancabermeja se invierte más dinero público en conciertos que en libros...

En Barrancabermeja se invierte más dinero público en conciertos que en libros y bibliotecas.

sampayoPor: Andrés Miguel Sampayo Navarro.
 
«Sepan Cuantos… los que leen, gozan; los que estudian, aprenden».
Ángel María Garibay K.

Es lamentable observar como en Barrancabermeja invierten más el dinero público en conciertos, que en libros, bibliotecas y becas de estudio que son las bases para la creación de conocimientos y que llevan al pueblo ha interpretar mejor su realidad, para luego mejorar su horizonte.
 

La solución es fiesta y juerga y los problemas de desempleo, pobreza, corrupción y violencia que hay en la ciudad desaparecen, sin tener en cuenta que leer y estudiar son las armas pacíficas que tienen la personas para evitar ser engañadas y manipuladas.
 
En Barrancabermeja el panorama con respecto a este tema es desolador, las áreas disponibles para acceder a libros o prestarlos por medio de bibliotecas u otros establecimientos no existen.
 
Lo que se encuentra en las librerías se reduce a lo que afirma Nicolás Mora a «Autores de segunda financiados por editoriales con capitales de primera», esto significa que usted se tropieza con escritores de segunda como Paulo Coelho o Dan Brown, y se ignoran escritores importantes como Mishima o Roberto Bolaño.
 
No obstante, si esto es lo que ocurre en lo privado, desde lo público la situación es aún más preocupante, la falta de bibliotecas y de espacios para que las barramejos puedan acceder a préstamos de libros es inexistente.
 
Por tal motivo es importante que se cree una política desde el municipio y apoyada por la empresa privada que estimule la lectura y el estudio, para que de esta manera la capacidad de argumentación y conocimiento en la población aumente.
 
Imagínese caminando por el comercio y se encuentre con barranqueños debatiendo sobre economía y se referencien con Krugman y en la otra cuadra se escuche hablar de los libros de Ambrose Bierce.

Comments

comments

Artículo anteriorLa no renuncia del Procurador
Artículo siguienteChávez otra vez