Inicio Ariel Avila ¿Qué pasa con los servicios Públicos?

¿Qué pasa con los servicios Públicos?

samoayoPor: Andrés Sampayo

La tendencia en la ciudad ha sido el silencio, ante la pésima calidad de los servicios públicos que nos brindan las empresas encargadas de prestar los diferentes servicios públicos. Se cobran unas tarifas como si la calidad fuera de primera categoría y la realidad es que no lo es. Por ejemplo en la ciudad es muy normal que se deje de prestar el servicio de agua sin dar aviso a los habitantes, y que después cuando se restablece, ésta empiece a llegar sucia y sin posibilidad alguna para el consumo humano.

Este no es el único incidente que ocurre, también está el problema con la energía eléctrica que conlleva a que en la ciudad no pueda avecinarse una lluvia, porque enseguida se corta el servicio por horas, y tanto la comunidad como las empresas deben parar de hacer lo que hacen, porque el suministro es indispensable. Lo increíble es que ante todo eso, las tarifas continúan aumentando y la calidad disminuyendo. Por eso quiero manifestar que es suficiente tanto manoseo a los clientes, y que si eso no se soluciona, por lo menos que las autoridades municipales se manifiesten sobre el tema, de lo contrario tendríamos que volver a las manifestaciones y a los paros cívicos que se hacían en los 70 y 80, solo que esta vez, van a ser por el respeto de estas empresas hacia la comunidad, debido a que si pagamos cumplidamente, no es justo que éstas no mejoren sus instalaciones, con el fin de brindar mejores servicios. No queremos más excusas, como que se dañó una válvula y no se dieron cuenta a tiempo, porque los que tienen que sufrir sus incompetencias somos nosotros.

La otra excusa es que la piratería se roba la energía y hace que el sistema colapse. Si esto ocurre, por qué no hacer una investigación seria al respecto y sancionar a los que roban energía, y en cuanto a los ilegales, que muchas veces lo son porque nunca les van a instalar el servicio, legalícenlos si son aptos, y si no, se les buscan opciones en pro de una solución. Tenemos que preguntarnos hasta cuándo tenemos que permitir el abuso de poder de las empresas que prestan los servicios públicos asentadas en Barrancabermeja, y por qué no pensar en alternativas como buscar que vengan otras, si las de acá no quieren ser competitivas.

Un caso que demuestra que la competencia lleva a que las empresas mejoren, ya existe en la ciudad y es el de los servicios hoteleros. Con el nacimiento de los nuevos hoteles, que innovaron en diseño, tecnología, atención al cliente, llevó a que los viejos hoteles remodelaran y se volvieran competitivos, conduciendo a que la ciudad en estos momentos tenga una excelente oferta de servicios hoteleros. Tenemos que hacer lo mismo con las empresas de servicio público, porque si no el pisoteo va a continuar.

Junio 18 de 2012

Andrés Sampayo es columnista habitual de Barrancabermeja Virtual, Profesor de Cátedra en Geografía Comercial de la Universidad de El Rosario y lo pueden seguir en twitter @asampayo

Comments

comments

Artículo anteriorPese a todo, le sigo apostando a la paz.
Artículo siguienteLa plataforma logística y la “Ciudad Futuro”