Ecopetrol… de espaldas a Barrancabermeja

Ecopetrol... de espaldas a Barrancabermeja

Cristhian Gutiérrez M.

Por: Cristhian Gutiérrez Martínez

 

Algo  que  nos debe  quedar  muy claro es que después de la tragedia ambiental ocurrida en Lizama, corregimiento de La Fortuna, toda la ecología,  la biodiversidad,  la fauna  y la vida de las comunidades NO volverán a ser iguales.    Expertos ambientalistas han afirmado que los daños al ecosistema son innumerables y se prevé que la recuperación, de esa cuenca hídrica, tardará más de 20 años.

 

Sin lugar a duda Ecopetrol ha tratado desde un comienzo de ‘minimizar’ la emergencia ambiental.

 

LE PUEDE INTERESAR:  Que nos digan la verdad sobre la tragedia de Lizama (Por: Edwin Palma Egea)

 

En los comunicados de prensa Ecopetrol califica las emanaciones de crudo sobre las quebradas y rios como un “evento”  cuando  realmente  lo  que  está  ocurriendo  es  una  tragedia.     Igualmente la empresa asegura que la emergencia “solo comenzó el 12 de marzo” cuando existen testimonios, según los cuales, las emanaciones de crudo comenzaron una semana antes.  Además, Ecopetrol manifiesta que “solo se han derramado 500 barriles de crudo sobre las quebradas y caños de la zona”, como si esa cantidad no representara nada, mientras que las comunidades advierten que las cantidades de crudo son mucho mayores.

 

Una cosa queda clara:   Ecopetrol está minimizando el desastre, es decir dando a entender que el problema y los daños son de ‘poca monta’, quizás —dicen algunos— para evadir responsabilidades futuras que, muy seguramente, van a ser facturadas en millonarias cuentas de cobro.

 

La Ecopetrol de hoy  —y da pena decirlo—  no es ni la sombra de lo que fue hace muchos años con nuestra ciudad.

 

Me voy a referir a la refinería de Barrancabermeja.

 

En  el  estado  actual  en  que  se  halla  la  refinería de Barrancabermeja puede pasar  —Dios no lo quiera—  cualquier accidente similar o peor al sucedido en Lizama.

 

Lamentablemente, hoy percibimos una refinería obsoleta que se quedó en el pasado, donde  la  última  ampliación de grandes dimensiones  fue la  que  se  dio cuando  se creó  la  Unidad de Balance  a  finales  de los años 70 y la ampliación de la Cracking UOP2 o la llamada nueva Cracking que fue puesta en servicio en el año 1996 después que la USO en una negociación colectiva logró pactar la construcción de esa planta.    De hecho, recuerden ustedes, ya  se  han registrado,  en  esa refinería,  varios  incendios  y  explosiones  en  los últimos meses, por lo que  la  modernización del  complejo  industrial  NO  da  espera.

 

Resulta  inadmisible que en pleno siglo XXI  —donde las actualizaciones tecnológicas son el pan de cada día— nuestra refinería sigue siendo la misma de hace 30 años, sometida solo a reparaciones, pero vieja y obsoleta.

 

¿Acaso no vemos la diferencia entre un ‘Beeper’ o un ‘BlackBerry’ al compararlo con los modernos Smartphone de Apple del 2018?

 

¿Acaso no vemos la diferencia entre un viejo computador Apple II a un moderno portátil ‘premium’ de Hewlett Packard del 2018?

 

¿Acaso no vemos la diferencia entre un Simca 1000 de los años 70 a un moderno Toyota Prius del 2018?

 

¡¡¡ Por Dios!!!     La única entidad que no se da cuenta que la refinería de Barrancabermeja necesita ser  ‘transformada  y  modernizada’  es Ecopetrol, quien aún se empecina en hacernos creer que “podemos seguir en la era del beeper porque el beeper puede ser sometido a mantenimiento en pleno 2018”.

 

Todo parece indicar que la tragedia ambiental ocurrida en Lizama se debe a que Ecopetrol NO hizo las inversiones económicas necesarias e indispensables para sellar correctamente el Pozo # 158 por cuenta de una mal entendida ‘austeridad’ en el manejo  de  los  recursos,  en  donde  después,  lamentablemente, ‘sale más caro el collar que el perro’ o como decía el cantante Frankie Ruiz:   “la cura resulta más mala que la enfermedad”.

 

Resulta  increíble que Ecopetrol, la empresa con más recursos económicos en Colombia, haya  esperado  a  que este problema hubiera  adquirido  las  dimensiones hasta hoy conocidas, supuestamente por ‘falta de dinero’  que disfrazan de ‘austeridad’,   una  política  administrativa inaceptable, que no aplica en las actuales épocas  de  cambio,  innovación,  productividad  y  competitividad.

 

Teniendo en cuenta que la Contraloría General de la República había advertido a Ecopetrol  de  la  falta  de  mantenimiento  a  estos pozos  sellados,  este derrame de crudo, en cualquier lugar del mundo, ya habría ameritado la ‘renuncia’ de un ministro, del presidente de la compañía y del gerente seccional en el campo de producción.

 

LE PUEDE INTERESAR:  Contraloría General ya había advertido a Ecopetrol de tragedia en Lizama.

 

Yo  me  pregunto: — ¿entonces por qué Ecopetrol habla todos los años de ganancias en billones de pesos? …  ¿es que, acaso, las ganancias de Ecopetrol son a costa de las tragedias ambientales?

 

Por  ahora,  debemos  esperar  los  procedimientos  técnicos que personal proveniente de los Estados Unidos, quienes con el equipo ‘Snubbing Unit’,  intentarán bajar la presión  de  las  emanaciones  desde  la  cabeza  del  pozo  para  así  lograr  cerrarlo definitivamente.

 

LE PUEDE INTERESAR:  ‘Pirry’ también se pronuncia sobre la tragedia ambiental en B/bermeja

 

Sin  temor a  equivocarme,  desde el punto de vista jurídico,  considero  que  Ecopetrol  y  su  línea  de  dirección,  desde  la  Presidencia  en  Bogotá,  hasta  su  gerencia  en la Superintendencia  De  Mares  en Barrancabermeja,  cometieron  ‘delitos ambientales’  y   que  —en  una  lógica sana,  al  interpretar  la  doctrina  aplicada  por  la Fiscalía  General de la Nación  donde, recientemente, vinculó a la gerente de una empresa en Barrancabermeja por supuestos delitos contra el medio ambiente, con acciones menos impactantes y dramáticas que los derivados de esta catástrofe ambiental  provocada  por Ecopetrol—  el  ente  acusador  está   en  mora   de   privarlos  de  la  libertad,  pues  el  daño  al   Distrito  Integrado  de  Manejo Ambiental  NO  se  puede minimizar  como  lo  ha  querido  hacer  ver  Ecopetrol  y  como lo intentó, incialmente,  el  Ministro  de  Medio Ambiente   quien  solo al observar en las redes sociales tendencia en twitter con el hashtag  #MinAmbienteRenuncie  decidió  radicar  la denuncia en la Fiscalía y  la  queja  disciplinaria  en  la  Procuraduría.

 

ADENDA:   Falta  ver  que  después  de  toda  esta  debacle  Ecopetrol  no   salga ‘con unas largas y otras cortas’, al momento de indemnizar a nuestros campesinos por semejante tragedia.

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

CRISTHIAN GUTIÉRREZ MARTÍNEZ es un habitual columnista de BARRANCABERMEJA VIRTUAL.   Puede ser contactado en el correo electrónico: cristhian.gutierrez@hotmail.com  /   Siga a Cristhian Gutiérrez en twitter: @CristhianGtz  /  Lea el Blog de Cristhian Gutiérrez: http://cristhiangtz.blogspot.com/

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

 

Para visitarnos en Facebook favor dar click aquí

 

 

 

Comments

comments

Columnistas