El rechazo a una falta de respeto.

Sample ImagePor: Gustavo Arciniegas Ocampo

Imaginémonos que el 25 de agosto de 2010, día en que Ecopetrol pondrá oficialmente en marcha la Planta de Hidrotratamiento, el personal de la oficina de comunicaciones de la empresa, (en todo su derecho), instale varios pendones alusivos a la empresa y supongamos también que faltando media hora para el acto de apertura, en la tarima dispuesta para los invitados especiales, se aparezca el alcalde Carlos Contreras y su jefe de Prensa Wilson Lozano y sin ningún recato quite los banderines de Ecopetrol y en su reemplazo ponga avisos alusivos a la Alcaldía Municipal.   A mis amigos lectores les manifiesto que, increíblemente, ese fue el comportamiento grotesco que los señores Carlos Contreras y Wilson Lozano tuvieron con la gobernación de Santander el pasado martes 10 de agosto en la inauguración de las UTS en el colegio Diego Hernández de Gallegos.

Hago este comentario porque quienes tuvimos oportunidad de asistir el pasado martes 10 de agosto al acto de lanzamiento de las Unidades Tecnológicas de Santander en las instalaciones del colegio Diego Hernández de Gallegos, nos llevamos tremenda sorpresa, cuando de manera irrespetuosa, el señor jefe de Prensa de la Alcaldía Municipal con algunos funcionarios de esa dependencia, aprovechando la numerosa presencia de público en el acto y para "sacar pecho" donde no les correspondía, quitaron los pendones que adornaban el decorado de la tarima principal alusivos a la gestión llevada a cabo por el señor gobernador y … ¡ vaya sorpresa ! … pusieron grotescamente unos distintivos de la Alcaldía Municipal, tratando, (como ya es usual en este gobierno), de engañar a los asistentes y hacernos creer que fue la Administración Municipal de Carlos Contreras la que hizo posible la presencia aquí de las Unidades Tecnológicas.

Las cosas hay que hablarlas bien claro; las Unidades Tecnológicas de Santander son hoy una realidad en Barrancabermeja gracias a la gestión del señor gobernador de Santander, Horacio Serpa Uribe que, consciente de la necesidad de preparar académica y tecnológicamente a nuestros jóvenes, no solo invirtió 3000 millones de pesos en la remodelación y adecuación locativa del colegio Diego Hernández de Gallegos, sino que tramitó, gestionó, diligenció y solventó todos sus esfuerzos en hacer realidad esa inversión educativa en nuestra ciudad.  Por el contrario el alcalde Carlos Contreras lo único que hizo fue poner su firma para que las instalaciones del colegio sirvieran de sede de las UTS, solo porque se necesitaba su rúbrica como primera autoridad del municipio.
Esa actitud asumida por el alcalde Carlos Contreras y su jefe de prensa, es una falta de respeto inadmisible aquí y en cualquier parte, pues no solo fue una desconsideración de Wilson hacia su colega Mónica Leal, (al quitar los pendones), sino también un insulto del alcalde Carlos Contreras hacia el gobernador de Santander Horacio Serpa Uribe.

En este gobierno estamos frente a lo que yo llamo el instalarse cómodamente en la cultura del 'todo se vale', en donde poco importa pisotear la dignidad de las personas y cuyo único objetivo no es otro que el de desorientar a la opinión pública no importando si es con mentiras o con estrategias mediáticas perversamente calculadas para despistar a la gente, así ellos mismos sepan en el fondo que lo que dicen no sea verdad.
 
Es el facilismo como estilo de vida, donde lo que importa son los intereses y no los ideales y en donde lo que vale es el empaque y no el contenido.
 
Yo todos los días me hago esta pregunta: ¿ con que autoridad moral el periodista Wilson Lozano instruye a las nuevas generaciones de periodistas de su oficina de prensa por los senderos de la ética profesional, el respeto, la consideración, la deferencia, la cortesía, la tolerancia y el respeto ?

Situaciones recientes como la de hacernos creer que el alcalde Carlos Contreras es el sucesor del senador petrolero Hugo Serrano, o el de mostrarlo como el mejor alcalde de Colombia cuando el ganador en realidad fue el alcalde del municipio de Facatativá o ahora quitando grotescamente de la tarima los pendones de la gobernación de Santander y colocando los de la Alcaldía, son apenas unas de las muchas muestras del irrespeto que desde la Administración Municipal de Barrancabermeja se emana hacia la comunidad sin rubor alguno, llevando a cabo exposiciones mediáticas mentirosas que, repito, solo buscan desorientar y confundir a la gente.
 
Desde esta columna de opinión, que muy gentilmente me ofrecen los editores de Barrancabermeja Virtual, me permito expresarle mi solidaridad y respaldo a la periodista Mónica Leal Abril, jefe de comunicaciones de la gobernación de Santander y manifestarle a ella que toda Barrancabermeja sabe que el real impulsor y gestor de las Unidades Tecnológicas de Santander en nuestra ciudad fue el doctor Horacio Serpa Uribe, gobernador de Santander.
 
De otro lado, y aunque parezca divertida y exagerada esta advertencia, es bueno que el equipo de protocolo de Ecopetrol no se descuide ni un minuto en la inauguración de la planta de Hidrotratamiento, pues de repente se presenta en escena el señor Wilson Lozano con su equipo de prensa y quita grotescamente los pendones de Ecopetrol y cuelgue los del alcalde Carlos Contreras, más ahora que su jefe dice ser dizque el sucesor del senador petrolero Hugo Serrano (q.e.p.d).
 
En fin, es mi rechazo a una falta de respeto.
 
NOTA: Al periodista Gustavo Arciniegas Ocampo se le puede escribir al correo contactos@barrancabermejavirtual.com  o llamar telefónicamente directo a su celular 312- 316- 6624

 

Comments

comments

Categories