Inicio Ed. Medio Mag Pálido Centenario – Editorial El Medio Magdalena

Pálido Centenario – Editorial El Medio Magdalena

Solo vale la pena mencionar el esfuerzo de algunos entusiastas que con su propio esfuerzo y dedicación han intentado aportar a esta conmemoración desde las redes sociales, conversatorios y el teatro

Pálido Centenario – Editorial El Medio Magdalena

Cerca ya del 26 de abril, fecha en la que se conmemora el centenario de la creación del municipio de Barrancabermeja, la situación social, económica, política y de seguridad no es la mejor para el ahora distrito y se empaña la conmemoración más importante de esta ciudad.

Este centenario es la oportunidad para que la comunidad de Barrancabermeja recuerde su historia, sus orígenes, su pasado lejano y reciente, pero también que afiance sus tradiciones y costumbres, recupere su memoria y sus usos y prácticas tradicionales, en ultimas que recupere y fortalezca lo que es ser nativo de este municipio.

Ese debería ser el centro de esta conmemoración pues buscaría construir sentido de pertenencia y fortalecer los lazos sociales y culturales de la comunidad con el territorio y su historia.

Pero la realidad es otra, y la conmemoración esta desdibujada, tanto por la indolencia y egolatría del gobierno distrital, la apatía de los gremios económicos, organizaciones sociales y la academia, como por la difícil situación que vive la comunidad por los problemas económicos, sociales y de seguridad.

El gobierno distrital fue incapaz de ponerse a la altura de la conmemoración y ha improvisado actividades sin un verdadero enfoque que le dé significado a los actos que está llevando a cabo.

No hay nada significativo, ni con valor cultural o social, ni ningún legado que se deje en esta fecha tan importante para la ciudad.

La improvisación, la falta de innovación, el desconocimiento de la historia y la egolatría han marcado el actuar del gobierno distrital en cabeza de Alfonso Eljach en este centenario.

Esta conmemoración pasara sin pena ni gloria en el marco de los eventos usuales, las obras deslucidas, los proyectos sin empezar o inacabados, y el mediocre recurso de una presentación musical, derroche de recursos y esfuerzos, efímera y agotada.

El cambio de chip tan mentado en el proceso electoral no se vio reflejado en esta conmemoración.

Los gremios económicos, las organizaciones sociales y la academia también están ausentes en esta conmemoración.

Sin creatividad y proactividad, a la sombra de lo que el gobierno distrital haga, no han asumido su rol de liderazgo en la sociedad barranqueña y han mantenido su ya habitual mediocridad frente a los asuntos públicos.

Así también están entidades públicas como el Concejo, la Personería, la Contraloría, Aguas de Barrancabermeja, entre otras.

Ni hablar de entidades como Ecopetrol o Cormagdalena, o las empresas privadas, en especial las relacionadas con la industria del petróleo, que simplemente no les interesa la ciudad, desconectadas de todo lo que pase a menos que les afecte su actividad económica, y sin conocer lo que significa la responsabilidad social empresarial.

Este panorama deslucido se completa con serios problemas como el desempleo, la pobreza, la inseguridad, el hambre, entre otros, que vienen afectando a la comunidad y que el Estado en todos sus niveles y con todas sus instituciones se ha visto incapaz de enfrentar.

Es difícil generar un ambiente de conmemoración cuando la mayor parte de la población de Barrancabermeja lucha por sobrevivir, vive el día a día con grandes dificultades y espera mejores condiciones de vida.

Este centenario pasara sin construir memoria, recuperar la historia local, dejar un legado para las siguientes generaciones, y el siguiente centenario.

El arte, la música y la gastronomía poco o nada se promovieron, árboles y bosques no fueron sembrados ni recuperados, literatura e historia no fueron apoyadas, y así en cada aspecto de la cultura de la sociedad barranqueña quedaron abandonados.

Solo vale la pena mencionar el esfuerzo de algunos entusiastas que con su propio esfuerzo y dedicación han intentado aportar a esta conmemoración desde las redes sociales, conversatorios y el teatro, con el tímido apoyo de algunos ciudadanos y el total abandono del gobierno distrital, Ecopetrol y demás empresas y entidades.

Son esos los que en realidad hicieron real y viva esta conmemoración, y representan realmente a Barrancabermeja.


Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aqui

Comments

comments

VIAEl Medio Magdalena
FuenteEl Medio Magdalena
Artículo anterior¿Qué hacer con los motociclistas? – Editorial El Medio Magdalena
Artículo siguiente100 años de Barrancabermeja – Editorial EL Medio Magdalena