Inicio Ed. Medio Mag ¿Qué hacer con los motociclistas? – Editorial El Medio Magdalena

¿Qué hacer con los motociclistas? – Editorial El Medio Magdalena

Y la comunidad, en especial los motociclistas, necesita asumir la conducción de sus vehículos de manera responsable y solidaria, considerando la seguridad de los otros usuarios de las vías y no solo las necesidades particulares de cada conductor.

¿Qué hacer con los motociclistas? – Editorial El Medio Magdalena

La gran mayoría de los vehículos que circulan en Barrancabermeja son motocicletas, lo que produce que cualquier decisión, acción o pronunciamiento sobre estos y sus conductores generen prevenciones y alertas entre una gran parte de la población que usa este tipo de transporte.

Pero es necesario decir que un número cada vez más creciente de conductores de motocicleta se han convertido en un verdadero problema de seguridad y salud pública en la ciudad.

No es un asunto menor, los accidentes en las vías, los heridos y fallecidos, las constantes y permanente infracciones, los abusos en las calles, entre otras cosas, hacen que sea necesario que no solo se preste una mayor atención sino que se analice el tema con mayor seriedad y profundidad, porque hay que decirlo las motocicletas son una fuente constante de peligro en Barrancabermeja, para conductores otros vehículos, otros motociclistas y para los transeúntes.

Esta situación no es nueva, desde que hace ya varios años las motocicletas se hicieron adsequibles para gran parte de la población y su número se ha disparado en las calles, ha venido aumentando los problemas relacionados a su circulación y el Estado se ha quedado corto para buscar disminuir los riesgos y afectaciones que producen en las vías.

Conducir o caminar por la ciudad se ha convertido en una odisea, sin exagerar, pues las motocicletas se mueven a derecha, izquierda, entre los carriles, sobre andenes, cebras y separadores.

Además, cada día crece más el irrespeto por semáforos y señales de pare, la invasión de cebras y andenes, y en general el conducir errático e irresponsable, todo bajo la ausencia de control y vigilancia por parte de las instituciones responsables.

La entidad de tránsito y transporte distrital más allá de hacer inspección y revisión de los documentos necesarios para la conducción de un vehículo poco o nada hacen para prevenir accidentes e infracciones.

Su ausencia en cruces e intersecciones es notable, lo que ocasiona que en semáforos y esquinas algunas motocicletas no cumplan con las normas de tránsito y generen factores de riesgo para demás conductores y peatones.

En términos claros y sencillos, no hay una verdadera institución de tránsito y movilidad distrital, solo hay una entidad que examina y verifica permisos y seguros pero que no le interesa la seguridad vial, la prevención de accidentes y la movilidad segura para la población.

Esta situación requiere que se tomen acciones urgentes.

El gobierno distrital no puede seguir mirando hacia otro lado frente a la situación cada vez más peligrosa en las calles de Barrancabermeja.

Y no es exagerado decir que cada mes aumentan los accidentes donde en su mayoría está involucrada una motocicleta, pues hasta ya hay centros médicos especializados en atender solamente a las víctimas de esos siniestros viales.

Mientras las cifras de accidentados, heridos y fallecidos, crecen mes tras mes; al tiempo que conducir se hace más complicado y peligroso en las calles del distrito; y a la vez que las infracciones de tránsito se hacen cada vez más comunes, y se hacen con total impunidad, es indispensable que el gobierno distrital actúe, desarrolle acciones que incidan en una verdadera recuperación de las vías para una movilidad segura. Hay que exigir que se considere este problema y no se siga ignorando.

La solución empieza por analizar la situación a fondo, recopilado datos sobre accidentalidad, estado de vías, número de vehículos circulando, señalización, demarcación, etcétera, para poder construir una política publica de movilidad segura, que desarrolle programas y proyectos educativos, de formación de conductores, de mejoramiento de vías, de recuperación de señalización y demarcación, entre otras cosas.

Es necesario que la Inspección de Tránsito, junto con la secretaria de Salud, Educación e Infraestructura asuman su responsabilidad para mejorar la movilidad en la ciudad.

El liderazgo del alcalde distrital debería señalar la ruta para contrarrestar esta situación.

No es posible seguir presenciando accidente tras accidente, algunos fatales, sin que nada pase y ninguna entidad distrital reaccione y actúe.

Lo más preocupante es el silencio e inacción de otras instituciones como el Concejo o la Personería, que son convidados de piedra frente a los riesgos que enfrentan los barranqueños en las calles.

Y la comunidad, en especial los motociclistas, necesita asumir la conducción de sus vehículos de manera responsable y solidaria, considerando la seguridad de los otros usuarios de las vías y no solo las necesidades particulares de cada conductor.

Las tragedias en las calles debe cesar y la movilidad segura es un derecho de todos los habitantes de Barrancabermeja.


Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aqui

Comments

comments

VIAEl Medio Magdalena
FuenteEl Medio Magdalena
Artículo anteriorPatrimonio arbóreo de Barrancabermeja – Por: Benito Guerra Fuentes
Artículo siguientePálido Centenario – Editorial El Medio Magdalena