Inicio Invitados La Torre de Palmira (II parte) – Por: Benito Guerra Fuentes

La Torre de Palmira (II parte) – Por: Benito Guerra Fuentes

Las personas que unen. Queramos o no, el padre Ernesto Silva nos unió para valorar. “Los hombres valientes hacen, que las cosas sucedan, Los otros esperan que las cosas ocurran”

Iglesia Barrio Palmira
Iglesia de Nuestra señora del Carmen – B/bermeja

Un acto de valentía, fue lo que hizo el padre Ernesto SilvaRodríguez, al tomar la decisión de desmontar la estructura en cuestión, para que realmente nos uniéramos y VALORARAMOS LA TORRE DE PALMIRA.

Las razones y los argumentos que tuvo el padre, son valederas, toda vez que desde hace alrededor de 32 años no se la ha hecho un buen mantenimiento a la Torre, como lo soportan los siguientes documentos.

Cartas enviadas a Ecopetrol, por el padre Ignacio Rosero Rivera(QEPD) en 1989.

Reconozcamos también, que los sacerdotes, en sus homilías, han informado a la comunidad sobre el inminente peligro que conlleva tener la estructura de la Torre, en los predios de la parroquia, con el escaso mantenimiento que se ha podido hacer dentro del presupuesto de la parroquia.

La responsabilidad de preservar la Torre no es únicamente de la Curia, y menos cuando se ha mostrado la gestión que realizaronanteriormente los sacerdotes de la parroquia para NO tomar la decisión de desmontarla.

Tampoco debemos irnos lanza en ristre contra los sacerdotes y la curia en general, comprendamos la magnitud de la responsabilidad que conllevaría la Curia, si esta estructura se llegase a caer.

En estos últimos 15 días han sido valiosas las reuniones y asambleas que la comunidad del Barrio Palmira ha realizado alrededor de la parroquia, esto ha hecho que afloren recuerdos y sentimiento de preservar la Torre, y ha dado como resultado una serie de ideas que seguramente redundaran en la solución para poder seguir contando con la emblemática Torre de Palmira.

Equipo de Defensores de la Torre de Palmira

Como decíamos en la columna anterior, “LaTorre de Palmira, es tuya, es mía, es nuestra y debemos conocerla, preservarla y salvaguardarla”

Bueno es la ocasión para que pongamos en prácticalas enseñanzas del padre Ignacio Rosero Rivera, y es que mediante el dialogo, la concertación y la verdadera voluntad de las partes (Comunidad, Curia, Alcaldía Distrital, Ecopetrol) lleguemos prontamente a los acuerdos y se celebren los convenios y contratos, con el objetivo de seguir disfrutando la TORRE DE PALMIRA, como un bien de interés Cultural y ojalá con ello nazca toda una cadena de emprendimientos para la promoción del turismo y la generación de empleo.

Aferrados a la Torre

Foto, suministrada por el Sr. Alfredo Valdovino

Así como nuestros ancestros trabajadores de la Tropical Oíl Company y Ecopetrol, en los años 40 y 60, se aferraban a la Torre de perforación, para ver las Corralejas en El Centro (ECP) así mismo debemos aferrarnos a la fe, al trabajo mancomunado, y a la buena voluntad para actuar con objetividaden la faena de sacar adelante la declaratoria de la Torre de Palmira con Bien de Interés Cultural.

Y…a propósito de unión, estos señores unieron las piezas que forman la estructura de la Torre de Palmira

Hoy también queremos hacer reconocimientoa esos valientes señores, los que ya partieron a la eternidad y los queaún viven y fueron los trabajadores que, armaron la estructura de la Torre de Perforación que hoy llamamos “Torre de Palmira”

Cuenta Don Lelio Ruiz Ariza, quién fue uno de los trabajadores del grupo llamado “Las arañas” que armaron la Torre de Palmira, “La Torre inicialmente estaba armada en el Campo 38 (Horca), y duramos aproximadamente 10 días instalándola, en los predios de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, y los compañeros de labor fueron”

Recomendaciones

Primero: Que ante todo prime la buena voluntad y la capacidad de escucha de todas las partes.

Segundo: Que las personas que formen la Comisión en defensa de la preservación de la Torre, deben tener la disponibilidad de tiempo para realizar las gestiones pertinentes.

Tercero: Que sea la comisión nombrada por la Junta de Acción Comunal, la que celebre reuniones con los interesados (Curia, Alcaldía Distrital, Ecopetrol.) para que se realicen los procedimientos a que haya lugar y lograr que se declare la Torre de Palmira, Bien de interés Cultural.

Cuarto: Que se establezca una hoja de ruta, para el proyecto de la preservación de la Torre de Palmira, y su declaratoria de Bien de Interés Cultural.

Quinto: Que en primera instancia se materialice la declaratoria de Bien de Interés Cultural, dentro de los plazos establecidos en los acuerdos iniciales. (Alcaldía Distrital- Curia-Comunidad)

Sexto: Que la comisión nombrada, presente semanalmente a la comunidad del Barrio palmira los avances de las gestiones realizadas.

Comments

comments

VíaBenito Guerra
FuenteBenito Guerra
Artículo anteriorBye bye, San Andrés – Por: Ramiro Bejarano Guzmán
Artículo siguienteUn liderazgo ético – Por: Jaime Calderón H