Inicio Juan Manuel López Radiografía del momento político – Por: Juan Manuel López C

Radiografía del momento político – Por: Juan Manuel López C

El proceso de preselección con más de 30 precandidatos (¿Macondo?) y una decena de seudo partidos parecería ofrecer opciones para todos los gustos.

Radiografía del momento político – Por: Juan Manuel López C
Precandidatos a la presidencia de Colombia 2022

Todo gira alrededor de Petro, con telón de fondo de 30 precandidatos y una pregunta: ¿hasta dónde se llegará para impedir el ascenso que tanto temen de Petro?

Se ha creado una situación en la que todo gira alrededor de Gustavo Petro.

Él no presenta una propuesta propiamente ideológica o programática de lo que sería su gobierno; es más populista que revolucionario; y como administrador no mostró ser bueno pero tampoco tan malo como lo quieren presentar.

Pero si supone presagiar un peligro para los centros de poder actuales, y, como ellos así lo entienden, esa situación se convierte en la característica que en el momento determina el comienzo del proceso político que culminará con las próximas elecciones.

El hecho es que según lo que dicen los sondeos, la ventaja que lleva sobre los otros candidatos le garantizaría quedar como participante en la segunda vuelta.

En lo que ya son las encuestas propiamente, no necesariamente es esto tan claro, en la medida que para tener esta garantía o seguridad necesitaría una porción mínima del 34 % (se encuentra entre el 20% y el 25%);  Pero con el margen que éstas dan (por lo menos el doble del siguiente precandidato), y con el manejo que le dan los medios de comunicación convencionales, sobre este escenario es que hoy se mueven todos los actores. Y entre más se polariza el proceso, ya sea alrededor de él o de otros temas, más se beneficia y consolida su cauda electoral.

El establecimiento -entendido como el poder económico, el poder de los medios y el poder político tradicional- busca afanosamente un candidato único para que pueda hacer contrapeso a Petro.

Pero ante la cantidad y la bajísima calidad de los aspirantes no se logra promover ninguno.

El proceso de preselección con más de 30 precandidatos (¿Macondo?) y una decena de seudo partidos parecería ofrecer opciones para todos los gustos. La verdad es que no son más de 5 o 6 los que merecen ser tenidos en cuenta. Y es entre ellos que se encuentra quien pasaría con Petro a la segunda vuelta.

Como nosotros sustituimos las instituciones por el personalismo, es alrededor de nombres propios, no de proyectos partidistas, que tocará elegir. La mayoría son descartados por ser desconocidos del país.

También se excluirían quienes pueden ser medio conocidos -v.gr. ex ministros por ejemplo de Hacienda- pero sin ningún liderazgo ni seguidores.

Posibles nombres: Peñalosa; Fajardo; Gutiérrez; y eventualmente los que tienen existencia por los medios de comunicación pero sin ningún arraigo en la población como Galán, ahora Alejandro Gaviria, o Zuluaga.

Pero es de anotar que no se habla mucho o no se toma mucho en cuenta los posibles resultados de la elección de marzo y la forma que pueden incidir en las presidenciales.

La composición del Congreso, por ejemplo, debería cambiar sustancialmente: el Centro Democrático parece bastante disminuido; las personerías jurídicas de los nuevos partidos (4 ya aprobados y otros 2 más casi seguros) atraerán buena parte de quienes dependían del aval personal de César Gaviria; para mudarse a estas nuevas colectividades no se da el impedimento por la norma de transfuguismo; así la distribución resultante entre todos los partidos tenderá a re barajar los respaldos a quienes en ese momento parezcan cercanos a pasar a la segunda vuelta.

Es probable que ningún partido consiga el 15 % de los cupos.

Después, mientras que todos los poderes respaldarán a quien vean que puede ser el anti- Petro, los elegidos al Congreso tendrán más interés en saber qué les ofrece ese candidato que en volver a gastar y hacer una nueva campaña para apoyar a alguien si ese nada ofrece. Cómo y hasta dónde consigue respaldos políticos ese candidato no será según unas ideologías partidistas que no existen.

En otras palabras o en resumen, se desfiguró tanto nuestro sistema político que no sabemos ni cómo ni de dónde escoger quién será nuestro próximo gobernante, pero sí que poco se espera de él.

Teniendo en cuenta este panorama, la inquietud es: ¿hasta dónde se llegará para impedir el ascenso que tanto temen de Petro?


Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aqui

Comments

comments

VíaJuan Manuel Lopez
FuenteJuan Manuel Lopez
Artículo anteriorHoy Ecopetrol está de aniversario. Cumple 70 años – Por Edwin Palma E
Artículo siguienteSi usted se quiere suicidar hágale… “Pero primero tiene que leerme” – Por David Martínez