Mirando al rio – Por: Darío Echeverry Jr

Mirando al rio – Por: Darío Echeverry Jr Hay un consenso en la ciudad sobre la importancia del rio y la necesidad de volver a él como fuente de desarrollo económico, social y cultural.

 

Pero no es fácil que eso sea realidad, pues para volver al rio se debe superar esa visión marginal de la pesca y el transporte para pensar cómo debemos relacionarnos de otra forma con ese espacio.

 

La cuestión es como entendemos la ciudad, ¿Barrancabermeja es una ciudad turística o portuaria, o petrolera? ¿O todas tres? ¿O ninguna?

 

En términos históricos la ciudad ha tenido sus momentos petroleros y portuarios, pero en términos modernos le ha dado la espalda al rio y se ha volcado hacia la industria petrolera.

 

 

¿Como volcamos la mirada al rio entonces?

 

No es fácil de responder, no es solo un tema de inversiones en infraestructura, como mejorar el muelle de embarcaciones menores, el paseo del rio, recuperar el entorno urbano del sector del muelle, entre otras cosas.

 

Es también un proceso social y cultural, que pase por considerar de fondo otras formas de relacionarnos con el entorno. Por ejemplo, durante los últimos años se ha venido rescatando la cumbia como ritmo musical, la pollera colorada como referente territorial, y la música puede ser una forma de reconstruir nuestro imaginario ribereño.

 

Así que la música, la comida, el arte debe ser la punta de lanza para reconsiderar el rio. Se hace necesario seguir fortaleciendo el festival del dulce y del bollo, abrir el espacio para un festival gastronómico del rio. Se necesita más arte ribereño, que exalte las sensaciones que evoca el rio.

 

Necesitamos más historia y literatura ribereña, que inspire sentimientos y recuerdos.

 

Mirar al rio pasa por recuperar nuestra herencia porteña y ribereña, lo que sea que eso significa pero que es indispensable construir desde el arte, la gastronomía y la historia. Si logramos no olvidar sino abrir una fuente fuerte de referentes sociales desde el rio, que complementen los que existen desde la industria petrolera, podremos como ciudad reinventarnos de verdad.

 

Diversificar la economía, promocionando el turismo y la logística solo será posible si entendemos que nuestro contexto es más amplio, más diverso y complejo.

 

Reconociendo nuestro pasado ribereño, la herencia de bogas y braceros, de pescadores y colonos, podemos reconstruir una historia que no se limite al petróleo, que sea más amplia, que permita configurar una mirada al rio natural y propia, que realmente nos reinvente como ciudad.

 

Hablar de diversificar la economía debe ser el resultado de reconocer un pasado más amplio, de una tradición más variada y de costumbres más diversas, que realmente haga más fácil y natural acercarnos a otras actividades.

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

 

 

Le puede interesar:  Ley 100 en pensiones: el pésimo negocio del Estado

 

MIRA primero la viga de tu propio ojo

 

Refinería de Barrancabermeja cumple 98 años

 

¿Qué ofrece Barrancabermeja?

 

ELN: el tiempo de su guerra terminó

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

Comments

comments

Categories