Una opinión más – Por: Jaime Calderón H

Una opinión más – Por: Jaime Calderón HLlegó la hora de exigir a los políticos que dejen de usar el acuerdo para fines electorales y de vanidad personal.

 

Tal vez el lector esté saturado de análisis sobre el suceso protagonizado por Márquez y otros al desertar del acuerdo de paz entre el Estado y la guerrilla Farc, pero para cualquier columnista resulta casi obligatorio al menos expresar alguna opinión sobre un aspecto que involucra temas de seguridad nacional y de paz interior.

 

Lo primero que hay que decir es que la deserción del proceso es responsabilidad única y absoluta de los desertores.

 

Después de haber firmado el acuerdo, sabían al igual que todos que el camino de su implementación era un campo minado, y por tanto su principal compromiso era cumplir al pie de la letra lo acordado.

 

Al fin y al cabo, era el compromiso con la paz, con su organización y su futuro, con su militancia y con los colombianos, sometiéndose a la legalidad sin esguinces. Pues bien, la mayoría lo están haciendo y estos pocos no.

 

Lo segundo es que llegó la hora de exigir a los políticos que dejen de usar el acuerdo para fines electorales y de vanidad personal.

 

Se que es pensar con el deseo, pero también es responsabilidad de todos reflexionar con criterio propio acerca de lo que le conviene a la nación y no ejercer una militancia ciega a quienes sobre la materia han tenido posiciones pendulares, dependiendo de la conveniencia personal y política.

 

Lo tercero es que se abre una gran oportunidad de avanzar con un acuerdo social liderado por el gobierno (¿tendrá grandeza?) para implementar los acuerdos y neutralizar las amenazas criminales.

 

La institucionalidad ha probado que las garantías constitucionales se han hecho valer y que el camino de la paz es el deseo de la Colombia sensata. Es tiempo de abandonar las bravuconadas que encienden la galería y meditar sobre nuestra seguridad nacional expuesta a riesgos innecesarios por una política de relaciones exteriores ingenua, subalterna y traicionada.

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Le puede interesar:  Alianza Positiva (Por: Julio Sánchez Lizarazo)

 

Le puede interesar también: “Mi hermano Max fue un hombre bueno”: Amada Luisa

 

Le puede interesar también: Seguimos en el modelo de subdesarrollo

 

Le puede interesar también: En Colombia, ser pillo paga

 

Le puede interesar también: ¿Hay o no hay Acuerdo de Paz?

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

Comments

comments

Categories