Los secretos del doctor Mercurio.

Los secretos del doctor Mercurio.Por: Cristhian Gutiérrez Martínez.

 

No le demos más vueltas al asunto, la persona que hoy más odia al alcalde de Barrancabermeja tiene nombre propio, Yesid Blanco Calvete, médico de profesión

 

Su odio —profundamente visceral— nace porque el alcalde se negó a complacer el exagerado ‘apetito contractual’ del pediatra, quien aspiraba a manejar el negocio de las basuras en la ciudad.    A partir de allí empezaron las diferencias que ‘explotaron’  (acabando totalmente las buenas relaciones entre ambos)  justamente cuando la Empresa Colombiana de Petróleos, Ecopetrol le otorgó —en una licitación abierta, vigilada por la Procuraduría General de la Nación—  el contrato de la construcción de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales  PTAR (que Barrancabermeja necesita con urgencia y avaluada en $ 120.000 millones de pesos),  a un consorcio español que hizo sociedad temporal con el dueño de la empresa REDIBA.

 

Se trató de un negocio en donde Ecopetrol, daba la última palabra, sencillamente porque fue la estatal petrolera la que puso los recursos económicos para su financiación por casi el 70% del valor del proyecto.  Para ser más claro, no podemos olvidar que ‘quien tiene el dinero pone las condiciones’.

 

Blanco Calvete asumió esta adjudicación de Ecopetrol como un ‘golpe bajo’ —de parte de su ex aliado, Darío Echeverri— toda vez que REDIBA es la compañía que maneja el tema de las basuras en la ciudad y que el médico pretendía manejar, reemplazando a REDIBA, por una empresa familiar a través de su hermano, Hussein Blanco Calvete, quien para el mes de enero de 2016   (15 días después de posesionado el alcalde, Darío Echeverri)   constituyó una empresa denominada EMTRES ECO – INGENIERÍA S.A.S  E.S.P  conformada por dos socios más, los ciudadanos, Wilmer Hernando Haad Ovalle y Leonardo Ramírez Paternina, este último escogido como Representante Legal de la empresa.

 

La estrategia de presentación comercial ante la sociedad fue ‘fríamente calculada’, mientras Hussein Blanco (el hermano del médico pediatra) aparecía por los medios de comunicación, fungiendo ser el gerente de la compañía,  para  hacerle propaganda a la que sería la nueva empresa encargada del negocio, inicialmente con labores de ‘reciclaje’,   (VER AQUI), por otro lado, de acuerdo a documentos que dejaron legalmente inscritos en la Cámara de Comercio, ellos certificaban que sus actividades comerciales comprendían un espectro mucha más amplio:

 

Recuperación de desechos no peligrosos.

Recuperación de materiales.

Actividades de saneamiento ambiental (esta, por ejemplo, dejando abiertas muchas posibilidades de negocios)

Evacuación y tratamiento de aguas residuales.

 

 

PARA VER CERTIFICADO DE LA CÁMARA DE COMERCIO HAGA CLICK AQUI

 

 

PARA VER CERTIFICADO DE CONSTITUCIÓN DE LA SOCIEDAD HAGA CLICK AQUI

 

 

¿Y mientras tanto qué decía Yesid Blanco?

 

Cuando se supo de la existencia de dicha sociedad, le pregunté al médico pediatra por la empresa EMTRES ECO – INGENIERÍA.  Por supuesto, para evitar cualquier ‘sospecha’ que lo expusiera como un ambientalista con intereses económicos ocultos, Yesid Blanco me respondió con la más absoluta frialdad: “Mi hermano tiene todos los problemas del mundo, es la oveja negra de la familia, mentiroso, irresponsable y tomador de trago”.  Y para rematar y cerrar con ‘broche de oro’ me dijo: “Él siempre ha querido brillar a costa mía, pero él es el hijo bobo de mi mamá”.

 

PARA VER COPIA DEL DIALOGO HAGA CLICK AQUI

 

Después cambia de opinión.

 

Pues les cuento que otra cosa muy diferente fue lo que el médico Yesid Blanco le respondió al periodista Alfonso ‘El Pocho’ Molina en Enlace Radio, cuando lo interrogó sobre la empresa EMTRES ECO – INGENIERÍA de la que su hermano Hussein Blanco Calvete es socio.  En esa oportunidad dijo que se trataba de un proyecto “muy importante y que ojalá existieran muchas empresas como ella”, incluso en esa entrevista me atacó porque supuestamente usábamos a esa empresa para confrontarlo.

 

 

Que un ‘ambientalista’ proteste por la contaminación con lixiviados a una fuente hídrica como la ciénaga San Silvestre es totalmente válido, pero que un ‘ambientalista’ sienta ‘ira e intenso dolor’ porque se van a iniciar los trabajos de construcción de una PTAR que, precisamente, es para llevar a cabo una serie de procesos físicos, químicos y biológicos que tienen como fin eliminar los contaminantes presentes en el agua afluente del consumo humano, francamente dejan un  ‘tufillo’ que huele a intereses ocultos y que van más allá de una ‘noble’ misión ambiental.

 

El médico pediatra, Yesid Blanco siempre ha vociferado que “yo le presté servicios profesionales a la empresa REDIBA” y  eso fue cierto, pero en primer lugar debo advertirle que siempre he tenido el carácter y la personalidad para admitirlo y no como él,  que no ha tenido el valor, ni la suficiente testosterona, para aceptar públicamente que él y su familia tenían intereses particulares en negocios relacionados con las basuras.

 

En segundo lugar siempre en mis asesorías a la empresa REDIBA les sugerí —con absoluto respeto y acogido a la normatividad legal— que a la final desistieran de ocupar esos terrenos porque la licencia otorgada por la CAS estaba llena de irregularidades a partir de la base que fue otorgada por el concepto de una empresa petrolera privada y sin el soporte de un POT legal y sin ser aprobado por el Concejo Municipal, no sin antes sugerirles que tuvieran siempre presente la compensación a las comunidades afectadas, especialmente en la construcción de un acueducto veredal para los habitantes de Patio Bonito, que es lo mínimo que esa comunidad se merece.

 

Además —me parece importante aclararlo— nunca he sido abogado de la Administración Municipal en temas relacionados con asuntos ambientales.  Repito, NUNCA, en el mandato de Darío Echeverri he sido abogado del Municipio en asuntos relacionados con el medio ambiente.

 

Aun así, no me cabe la menor duda en reconocer que Darío Echeverri es el alcalde que —en toda la historia de Barrancabermeja— más ha tomado acciones para proteger la ciénaga San Silvestre de los rellenos sanitarios.

 

Como candidato a la Alcaldía, Darío, promovió la creación del Comité Pro Defensa de la ciénaga San Silvestre, el cual se propuso —como tarea primordial— el cierre de los (2) dos rellenos sanitarios, el primero de ellos de concepción ‘regional’ llamado Anchicayá (que pretendía traernos todas las basuras del área metropolitana de Bucaramanga) y el otro llamado Yerbabuena propiedad de la empresa REDIBA  para uso local exclusivo de Barrancabermeja, ambos ubicados cerca a la ciénaga San Silvestre y  autorizados mediante sendas licencias ambientales por parte de la CAS, y con el apoyo de los ex alcaldes, Carlos Contreras López y Elkin Bueno Altahona y sus respectivos secretarios de medio ambiente.

 

LE PUEDE INTERESAR: Elkin Bueno habla sobre basuras y rellenos

 

El alcalde, Darío Echeverri, siempre ha expresado su determinación indeclinable de cerrar los rellenos sanitarios,  su última acción  —en ese propósito—  fue firmar un nuevo decreto de emergencia sanitaria donde la empresa REDIBA tiene máximo 180 días de plazo (que se cumplen ahora en septiembre de 2017) para dejar de disponer la basura en el relleno de Yerbabuena.  Sin embargo, para Yesid Blanco, eso no es suficiente y se mantiene en decir que es “Darío el que contamina la ciénaga con mercurio” sin perjuicio que los investigadores que realizaron los mismos estudios que constantemente él cita, ya lo desmintieron.

 

Curiosamente para el pediatra ‘ambientalista’ el único foco de contaminación en la ciénaga San Silvestre es el relleno de REDIBA  (justamente la competencia de EMTRES ECO – INGENIERÍA, la empresa familiar de su hermano Hussein).

 

Puedo afirmarles, con toda seguridad, que así el alcalde esté programando el traslado de las basuras a otras localidades y planificando el traslado del relleno sanitario a otro lugar adecuado, su odio visceral contra Darío y la desmesurada rabia por la frustración del proyecto EMTRES ECO INGENIERÍA  están por encima de cualquier consideración, tanto así que hoy promueve —junto con Yidis Medina— la revocatoria de su antiguo amigo, Darío Echeverri Serrano.

 

¿Dónde está la ética del ambientalista que hace ‘alianzas con el diablo’ para tumbar al único alcalde que si está trabajando a favor de recuperar la cuenca hídrica de la ciénaga San Silvestre?

 

Las incoherencias del médico pediatra se ven reflejadas en 2 videos que ustedes podrán observar en esta columna.    En el primero habla ‘maravillas’ del señor alcalde y en el segundo lo acusa de ser ‘el responsable de la presencia de mercurio en las aguas de la ciénaga San Silvestre’, una acusación que —además de burda y perversa— no tiene en cuenta que existen factores muy determinantes como el antiguo relleno La Esmeralda que aún sigue siendo un fuerte foco contaminación, ese si ubicado a orillas de la ciénaga San Silvestre y que funcionó allí por más de 15 años.

 

MI PREGUNTA:  ¿O es que acaso el relleno de La Esmeralda no produce lixiviados?

 

 

PARA VER VIDEO DONDE HABLA BIEN DEL ALCALDE HAGA CLICK AQUI

 

 

PARA VER VIDEO DONDE HABLA MAL DEL ALCALDE HAGA CLICK AQUI

 

 

YESID BLANCO, EL AMBIENTALISTA QUE CAMBIA DE OPINIÓN COMO CAMBIAR DE CAMISA.

 

De la misma forma como ‘cambia de opinión’ acerca de su hermano Hussein (a quien algunas veces acusa de irresponsable y en otras —por el contrario— invita a que se le apoye en sus proyectos), igualmente se expresa y cambia de opinión con relación al alcalde, Darío Echeverri, lo que deja ver que sus opiniones siempre van marcadas por los intereses particulares que le acompañan.

 

Sorpresas que nos da la vida…  Yesid Blanco solo ‘ve mercurio’ en el relleno sanitario de REDIBA, la competencia de la frustrada sociedad EMTRES ECO – INGENIERÍA (la empresa de su hermano Hussein).

 

¿Será que le podemos creer al pediatra Yesid Blanco que aliándose con Yidis Medina van a salvar la ciénaga San Silvestre?

 

¿Más bien no será todo un plan maléfico para cobrar el odio y revanchismo que hoy siente contra Darío?

 

Al doctor Mercurio no vale la pena ni responderle, debido a la falta de seriedad en sus conceptos ambientales, que NO conoce de fondo, sencillamente, porque NO los ha estudiado y son solo el resultado de las cosas ‘que se imagina’, casi siempre reflejados en ‘chismes de cocina’, como insinuar que “la empresa REDIBA sobornó a  los nueve Magistrados de la Corte Constitucional” y hasta llegar al extremo de adulterar una supuesta conversación que tuvimos en donde yo dizque “comparo a la Corte Constitucional con la FIFA”, conducta criminal que ya fue puesta en conocimiento de las autoridades.

 

Finalmente, algo que tengo bien claro es que el alcalde de Barrancabermeja, Darío Echeverri, está por encima de los problemas personales entre el doctor Mercurio y el dueño de REDIBA.

 

Nuestro alcalde tiene clara su responsabilidad en proteger la cuenca hídrica de nuestra ciénaga San Silvestre y hacia esa dirección van orientadas sus acciones administrativas.

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

CRISTHIAN GUTIERREZ MARTINEZ es un habitual columnista de BARRANCABERMEJA VIRTUAL.   Puede ser contactado en el correo electrónico: cristhian.gutierrez@hotmail.com    Se puede seguir en twitter en la cuenta: @CristhianGtz     Se puede leer su blog en http://cristhiangtz.blogspot.com/

 

 

BARRANCABERMEJA VIRTUAL informa que las ideas aquí expresadas son responsabilidad de sus autores y no de la dirección de este medio de comunicación. Aún así, respetamos las opiniones de nuestros columnistas fundamentales en el seno de una sociedad pluralista y demócrata.

Comments

comments

Columnistas