Inicio Dario Echeverry Jr Dependencia – Por: Darío Echeverry Jr

Dependencia – Por: Darío Echeverry Jr

De esto depende la viabilidad del municipio y el mantenimiento de lo que hoy es Barrancabermeja, y así hacer lo posible para evitar un declive triste y doloroso.

Dario Echeverry
Dario Echeverry S – politólogo

Para resolver un problema lo primero que hay que hacer es reconocer que se tiene, y por eso hay que decirlo claramente, dependemos del petróleo. A muchos no les gusta y hasta les incomoda pero es la cruda realidad.

En términos energéticos, productivos, financieros, tributarios y hasta sociales, la industria del petróleo es esencial para Barrancabermeja. Es claro que desde hace años se hace un llamado a la diversificación y varias entidades vienen trabajando para ese fin, pero en términos reales no hay forma de reemplazar la industria petrolera en términos de generación de empleo, impacto de la remuneración de los trabajadores, y desarrollo de cadenas productivas.

Ni la agricultura, ni la ganadería, ni los monocultivos, ni la agroindustria ni la logística pagan los salarios ni movilizan los recursos de la industria petrolera, así que sin esa actividad los ingresos y la capacidad de gasto e inversión en el territorio caerían drásticamente.

Y entender esa dependencia es clave para entender el futuro de Barrancabermeja. En unas décadas la industria decaerá y terminara por prácticamente desparecer. Es un imperativo ambiental, las materias primas fósiles desaparecerán en los próximos 50 años, de lo contrario el cambio climático será desastroso para sustentar la vida en la tierra como la conocemos.

Además, las reservas de petróleo y gas en las próximas décadas también decaerán paulatina pero sostenidamente. Así que en Barrancabermeja no solo se debe hablar de diversificar la economía y de transición energética, sino de ajuste a una realidad post industria petrolera, y prepararnos para ello.

Es cierto que las urgencias actuales demandan los recursos disponibles, pero es necesario hacer un esfuerzo para iniciar un ahorro que financie el cambio hacia una realidad sin industria petrolera. Los mismos recursos que se reciben del petróleo, vía regalías y tributos, al menos una fracción debe ahorrarse para constituir un fondo que financie lo que sucederá.

La producción local de petróleo y gas tendera hacia el declive, así se haga fracking, porque son unos recursos no renovables. El petróleo que alimenta la refinería terminara por dejar de llegar, en especial si los yacimientos cercanos se agotan y no se realiza el controvertido fracking.

Y como muestra la realidad actual y la forma como se hacen las cosas en el país, la prioridad es exportar petróleo no alimentar refinerías, así que cuando se acaben los yacimientos cercanos la refinería de Barrancabermeja terminara por apagarse y los derivados acá producidos se elaboraran en Cartagena o se importaran.

Hay que aprovechar al máximo las décadas que quedan de industria petrolera, por eso se necesita la ejecución del proyecto de modernización de la refinería, para poder acumular recursos que financien la vida post petróleo.

De esto depende la viabilidad del municipio y el mantenimiento de lo que hoy es Barrancabermeja, y así hacer lo posible para evitar un declive triste y doloroso.


Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aqui

Comments

comments

VíaDario Echeverry Jr
FuenteDario Echeverry Jr
Artículo anteriorMaría Fernanda ‘Fatal’ – Por Jorge Gómez P
Artículo siguienteDecepcionados – Editorial El Medio Magdalena