Inicio Juan Manuel López El presidente Duque y ‘¿el poder para qué?’ – Por: Juan Manuel...

El presidente Duque y ‘¿el poder para qué?’ – Por: Juan Manuel López C

No hay ni siquiera entre más de 40 precandidatos presidenciales que ya existen, uno que represente la continuidad del actual gobierno o que por lo menos no busque desligarse de sus resultados y de la imagen que éste proyecta.

El presidente Duque y ‘¿el poder para qué?’ – Por: Juan Manuel López C
Ivan Duque Marquez

Con el control del Emisor quedan en manos de gobierno todos los centros de poder del Estado, momento para preguntarse, mirando estos tres años, para qué tanto poder.

Pocos mandatarios -y posiblemente ninguno- habían llegado a concentrar tanto poder institucional como lo logrado por el Dr. Duque (en todo caso ninguno después del Frente Nacional o bajo la nueva Constitución).

Con el nombramiento de Alberto Carrasquilla completa los cinco cupos que suponían garantizar la independencia y autonomía del Banco de la República, ya que el diseño constitucional asumió que los periodos renovables de cuatro años y el nombramiento directo por parte del presidente asegurarían que las diferentes corrientes o tendencias políticas participarían en la dirección de la institución dándole más peso a lo técnico y minimizando la influencia coyuntural del ejecutivo de turno.

Con el control del Emisor quedan en manos de gobierno todos los centros de poder del Estado.

La Fiscalía, la Procuraduría, la Defensoría como órganos de control están copados por los candidatos propuestos y se puede decir elegidos por el gobernante.

Y se ve así o se confirma que en el Congreso la polarización a llevado a que los sectores que lo respaldan sean prácticamente incondicionales; el Centro Democrático y el Partido Conservador lo eligieron, Cambio Radical se alineó con el gobierno, y, con tal de no desaparecer, los avalados por César Gaviria (exceptuando una leve protesta de Luis Fernando Velasco) apoyan lo que éste ordene y éste respalda a quien quiera que le dé como reciprocidad cualquier cupo burocrático. En la oposición no queda ni un 20% de los miembros del Parlamento.

Petro le ha hecho además el favor de fortalecer la unidad del establecimiento, de forma tal que los medios, los gremios y los Partidos políticos solidariamente como poderes mediático, económico y político -y aunque sea sin mucho entusiasmo- se resignan a apoyarlo.

La pandemia misma le ha permitido gobernar por decretos e incluso levantar las restricciones que le imponía la Regla Fiscal.

Solo la Corte Constitucional tiene aún algo de independencia aunque avasallada por la presión qué tal concentración de poder pues ejercer sobre ella.

La pregunta es ¿y tanto poder para qué?

Porque el supuesto gran proyecto de la ‘Economía Naranja’ como caballito de batalla desapareció con la pandemia. Fuera de dicho ‘aporte’ no se le conocía ni se le conoce ningún planteamiento o propuesta económica u orientación ideológica o política diferente de haber sido ‘el que escogió Uribe’.

Tan desvanecido es todo este poder que no solo no busca o propone grandes propuestas sino que ni siquiera levanta polémicas diferentes a las de las críticas por la ausencia de gobierno. No se presentan medidas ni políticas que intenten sacarnos de la inercia y el marasmo político y económico en que nos encontramos.

No hay ni siquiera entre más de 40 precandidatos presidenciales que ya existen, uno que represente la continuidad del actual gobierno o que por lo menos no busque desligarse de sus resultados y de la imagen que éste proyecta.


Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aqui

Comments

comments

VíaJuan Manuel Lopez
FuenteJuan Manuel Lopez
Artículo anteriorEl Concejo en problemas – Editorial El Medio Magdalena
Artículo siguienteAnálisis de la realidad electoral al día de hoy en Colombia – Por: Roberto Mazzini