Inicio Dario Echeverry Jr A vacunarse – Por: Darío Echeverry Jr

A vacunarse – Por: Darío Echeverry Jr

Es momento de reconocer y aceptar que las medidas de bioseguridad son las únicas que pueden hacerle frente a la pandemia, el uso del tapabocas, el distanciamiento social y las vacunas son las únicas protecciones contra el covid 19.

A vacunarse – Por: Darío Echeverry Jr
Dario Echeverry Jr. – politólogo Universidad de los Andes

Desde hace muchos años ha venido creciendo un movimiento de personas que se declara en contra de las vacunas y gracias a esa opinión, creciente, enfermedades que iban en camino de desaparecer han tenido un nuevo aire y aumentancada año los afectados por ellas.

Hace más de 100 años el mundo viene probando vacunas para detener el contagio de muchas enfermedades y ha logrado con gran éxito combatir y erradicar males generalizados contra la población.

La polio o el sarampión no son el peligro a la salud pública que eran hace unas décadas y eso gracias a las vacunas. Pero desde hace unos años algunas ideas contra las vacunas han venido tomando fuerza entre algunos sectores sociales. Algunos planteamientos abiertamente disparatados y otros disfrazados con referencias pseudocientificas y verdades a medias, han logrado confundir a una parte de la comunidad y han hecho crecer un real movimiento de rechazo a las vacunas.

Alrededor del mundo se están enfermando personas de polio o sarampión y otras enfermedades más, debido al creciente rechazo a las vacunas. Y no solo es una situación de países del tercer mundo, ese movimiento anti vacuna nació y se ha fortalecido en países desarrollados, con mejores condiciones económicas y educativas, y desde allí se ha esparcido.

Ahora en medio de la situación de la pandemia del covid 19 y la promoción mundial de vacuna contra esta enfermedad, ese rechazo a las vacunas ha aprovechado la actual coyuntura y ha planteado el rechazo a la vacunación.

Utilizando viejos argumentos y nuevas ideas han generado un alto nivel de confusión entre la población que aumenta el número de personas que no quieren vacunarse.

A pesar que la ciencia y la tecnología de desarrollo de las vacunas tiene más de 100 años de evolución científica y técnica, hay personas que siguen usando verdades a medias y abierta especulaciones pseudocientificas para desprestigiar esa herramienta médica.

En términos reales, el movimiento anti vacuna que venía dejando indefensos a niños en todo el mundo por diferentes enfermedades casi erradicadas, ahora está dejando sin un mecanismo de protección a personas contra el covid 19. Y esto está dejando consecuencias para todos.

El sistema de salud, frágil y con muchas limitaciones, no tiene un respiro pues son ahora los no vacunados los más expuestos a complicaciones graves por causa del covid 19, lo que afecta a todos por la debilidad del sistema de salud.

La situación económica que ha sufrido por las restricciones de la pandemia, puede volver a enfrentar situación como al inicio de la expansión de la enfermedad pues hay sectores de la población que no tienen la vacuna y eso conlleva a que se tomen medidas para contrarrestar los contagios y a tomar medidas restrictivas que afectaran al economía.

Y así se afectaran aspectos sociales, familias, psicológicos por la pandemia y que podrían ser atenuados gracias a la vacuna, como herramienta para enfrentar la enfermedad, pero que sectores de la población no quieren aceptar.

Es momento de reconocer y aceptar que las medidas de bioseguridad son las únicas que pueden hacerle frente a la pandemia, el uso del tapabocas, el distanciamiento social y las vacunas son las únicas protecciones contra el covid 19.


Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aqui

Comments

comments

VíaDario Echeverry Jr
FuenteDario Echeverry Jr
Artículo anteriorMás vale tarde que nunca – Por: Juan Manuel López C
Artículo siguienteLa responsabilidad de los motociclistas – Editorial El Medio Magdalena