Inicio Jorge Gomez P Autoentrevista, autobomba, autogolpe… – Por: Jorge Gómez Pinilla

Autoentrevista, autobomba, autogolpe… – Por: Jorge Gómez Pinilla

Si ya es extraño que un grupo terrorista logre penetrar con tan asombrosa facilidad una brigada del Ejército para hacer daño con un carrobomba, más sospechoso resulta que la seguridad del presidente de la República haya podido ser vulnerada de modo tan sencillo desde tierra.

Autoentrevista, autobomba, autogolpe… - Por: Jorge Gómez Pinilla

Autoentrevista. Comencemos por decir que este Gobierno es un maestro del engaño, y de ello darán cuenta los “autos” que encabezan esta columna.

Primero fue la autoentrevista, el viernes 21 de mayo, cuando Iván Duque apareció en medios y redes sociales hablando en inglés para un supuesto medio internacional, echándole la culpa a Gustavo Petro de la crisis social que atraviesa Colombia: “Cuando gané las elecciones, el candidato que derroté dijo que iba a estar en las calles todo mi mandato, que iba a protestar durante todo mi gobierno. (…) Su propósito era no dejarme gobernar”.

En respuesta a pregunta formulada por Caracol Radio, desde Palacio reconocieron que “la entrevista fue hecha por el equipo digital de Palacio para compartir la postura del presidente frente a temas de interés nacional”.

Pero semanas después, en respuesta a un derecho de petición formulado por Ramiro Bejarano, dijeron que se trató de “una entrevista con Bernardo Álvarez, editor, diseñador, fundador y director de Shine Creative, bastante desconocido; que Duque habló en inglés porque así le hablaron y que quien difundió el video no fue el Gobierno”.

Lo que se acostumbra es mentir primero y ya caídos, corregir con la verdad; pero aquí ocurrió al revés.

Autobomba. Casi un mes después, el 15 de junio el país se estremeció con la noticia de un atentado mediante un carrobomba dentro de la Brigada 30 del Ejército en Cúcuta.  

En respuesta a pregunta formulada por la revista Forbes, dijeron que no se presentaron víctimas fatales porque la explosión ocurrió en un área de oficinas que estaban vacías debido a que el personal de la brigada adscrito a la Segunda División se hallaba en cuarentena por covid.

Pero debieron haber recapacitado, porque en precipitada rueda de prensa en horas de la noche el ministro de Defensa afirmó que hubo 36 heridos por el “atentado terrorista”.

Ahora bien, nunca se vio un solo lesionado ni mostraron la lista de los supuestos heridos y los grandes medios se conformaron con la versión oficial, ninguno exigió dicha lista. ¿Hubo de verdad heridos? Averígüelo, Vargas…

¿Autoatentado? Dentro de la misma saga, diez días después el país se estremeció -de nuevo- con una noticia en apariencia muy delicada: dispararon contra el helicóptero de la FAC donde viajaba el mismísimo presidente de la República entre Sardinata y Cúcuta.

Si ya es extraño que un grupo terrorista logre penetrar con tan asombrosa facilidad una brigada del Ejército para hacer daño con un carrobomba, más sospechoso resulta que la seguridad del presidente de la República haya podido ser vulnerada de modo tan sencillo desde tierra.

¿Cómo? Dizque con disparos de fusil.

Para aumentar la sospecha, los orificios de las balas sobre el helicóptero parecían más de salida que de entrada, como se aprecia en este video.


Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aqui

Comments

comments

VíaJorge Gomez - El Espectador
FuenteJorge Gomez - El Espectador
Artículo anteriorEstoy vacunado y me dio COVID-19, ¿qué debo hacer? – Por: Johnny Díaz
Artículo siguienteEl derecho de la mujer en la Constituyente – Por: Iván Marulanda