Inicio Dario Echeverry Jr Más polarización – Por: Darío Echeverry Jr

Más polarización – Por: Darío Echeverry Jr

La situación es extrema, las coaliciones se construyen bajo perspectivas de competencia caudillista excluyente.

Más polarización – Por: Darío Echeverry Jr

Este año ha comenzado con el fervor político exacerbado y orientado a generar las alianzas necesarias con miras de alcanzar el control del gobierno nacional y el parlamento.

Las diferentes orientaciones ideológicas y políticas han empezado a dialogar en el camino de hacer las alianzas necesarias para lograr ese triunfo electoral que garantice el control político del Estado.

Lo más interesante hasta el momento es el movimiento de grupos que se pueden denominar como de izquierda, de centro, progresistas, y liberales.

Entre estos grupos se han abierto diálogos, negociaciones y hasta se han dado acuerdos.

Lo mejor es que no solo implican la carrera por ganar la presidencia sino también incluyen el propósito de conseguir mayorías en el congreso.

Ambos objetivos han generado polémicas y discusiones, desnudando rivalidades no tanto ideológicas o programáticas, sino más crudamente electorales, que giran sobre caudillismos.

El reto de generar consensos no es un asunto de mera retórica en Colombia, la competencia política y electoral actual es el claro ejemplo de polarización y fragmentación.

No solo es la diferencia entre izquierda y derecha, que es real pues hay una clara competencia, feroz y constante, entre una derecha que puede verse como moderada y una izquierda cercana al centro en las elecciones nacionales (presidenciales y parlamentarias).

Pero además se ha ido perfilando una cada vez más profunda división en eso que se puede denominar como la izquierda cercana al centro, sectores que se identifican como progresistas, de izquierda, de centro y liberales compiten entre ellos mismos, en especial en torno a sus caudillos.

Estos sectores comparten propuestas ideológicas y políticas, como la defensa del acuerdo con las Farc o la protección social, pero se diferencian profundamente en sus liderazgos.

La competencia por imponer un liderazgo único que aglutine a todos estos sectores con el fin de derrotar a la derecha en las elecciones presidenciales se ha convertido en una verdadera obsesión y un problema político mayor en el país.

La polarización que solo se veía entre izquierda y derecha, se ha extendido al interior de lo que se puede denominar como izquierda, que aglutina muchos sectores que se diferencian y hasta distancian todos ellos de la derecha.

Este fenómeno, discutido y cuestionado, se hace tangible en la actualidad en la forma como se congregan los sectores, y sobre todo en torno a quien lo hacen.

La situación es extrema, las coaliciones se construyen bajo perspectivas de competencia caudillista excluyente.

Los seguidores y simpatizantes de algunos caudillos han creado un permanente clima de confrontación en redes sociales, haciendo el escenario político más inclinado a la confrontación que a la conciliación.

Habrá que esperar que sucede, pero este clima de polarización y confrontación complica a una ciudadanía que necesita cordura de sus dirigentes, y sobretodo más animo conciliatorio en la sociedad.


Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aqui

Comments

comments

VíaDario Echeverry Jr
FuenteDario Echeverry Jr
Artículo anteriorLa magia del nopal en mi cerebro – Por: Jorge Gómez P.
Artículo siguienteLiderazgos con peaje – Editorial El Medio Magdalena