Protestas – Por: Darío Echeverry Jr.

Protestas – Por: Darío Echeverry Jr. - EcopetrolLa sobreoferta de petróleo a nivel mundial tiene deprimido su precio, y eso tiene unas graves consecuencias para las finanzas del Estado colombiano, y también para el distrito de Barrancabermeja.

 

Si no se recupera rápidamente, por un lado, el consumo de combustibles, y por el otro lado aumenta el precio del crudo, la economía nacional va a sufrir bastante.

 

El gobierno nacional y distrital van a tener que recortar el presupuesto. Para Barrancabermeja representa que la inversión pública puede verse bastante afectada no solo este año sino el próximo y eso son malas noticias para todos.

 

Y si a eso se suma que los contratos de la petrolera se les adjudican a empresas foráneas, como se conoció con el contrato de alimentación, la situación se hace más difícil para todos.

 

Hay comunidades especialmente molestas pues la cuarentena ha dificultado su supervivencia y reclaman mayor atención por parte del Estado y de Ecopetrol, en particular reclaman más empleo y la contratación local.

 

Así lo hicieron hace unos días empresarios y comerciantes al ver como excluyen a los barranqueños en los procesos de contratación con Ecopetrol. La irritación fue mucha, las quejas en medios de comunicación y redes sociales fue contundente. Pero no pasó nada más.

 

En un comunicado Ecopetrol explico su posición e hizo parecer las quejas y reclamos como alegatos de ilegalidad y criminalidad. Todo se ajusta a la ley. Entonces la ley no está funcionando, que es algo que no entienden ni en el Estado ni en Ecopetrol.

 

La regulación de la contratación de la estatal petrolera no responde a las aspiraciones y necesidades de las regiones, es indispensable que la ajusten o la cambien. Eso no está escrito en mármol, como la promesa de la realización del proyecto de modernización de la refinería de Barrancabermeja, que después de dos presidentes distintos nada que empieza.

 

Cuando empresarios, contratistas, sindicatos, gremios, Cámara de Comercio, alcaldía distrital, trabajadores y comunidades reclaman que se tenga en cuenta lo local, es porque algo no funciona.

 

La productividad necesita condiciones y la protesta social interrumpe esas condiciones. Así que hay que atender la protesta social, establecer canales de diálogo y negociación. Hay que cambiar lo que se tenga que cambiar.

 

Es repetitivo como las comunidades reclaman y no hay soluciones de fondo, solo acciones parciales y cada cierto tiempo se reaviva las causas de la protesta. La intransigencia de Ecopetrol y del gobierno nacional lleva a más costos y afectaciones. Y alimentan la protesta y las manifestaciones sociales.

 

Un círculo vicioso que no tiene fin.

 

No hay que olvidar que la gente aspira cada día a vivir mejor, no quiere migajas, y no se puede seguir menospreciando a un pueblo entero solo por la arrogancia que se gesta en Bogotá fruto de la ignorancia y los tecnicismos.

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

 

Le puede interesar:  Minagricultura y la vicepresidenta: cómo se atreven

 

Recursos Inhumanos

 

¿Cómo crear empleos después de la pandemia? El petróleo no está en la lista

 

Señor gobernador, Barrancabermeja necesita respiradores

 

Y ahora qué sigue (respecto al coronavirus)

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

Comments

comments

Categories