¿Qué es y con qué se come ese cuento del «cupo» de los taxis? – Por: @MafeMartinezA

¿Qué es y con qué se come ese cuento del "cupo" de los taxis? – Por: @MafeMartinezAEl Ministerio de Transporte fija para cada ciudad un número máximo de vehículos que pueden prestar el servicio público de transporte individual. En el caso de Bogotá, estamos hablando de unos 52.000 taxis autorizados para atender la demanda.

 

Ese número de carros autorizados se traduce en igual número de Tarjetas de Operación vigentes. Mi papá, como propietario y conductor, cuenta con una, que no es más que el derecho a trabajar en Bogotá. Esa Tarjeta tiene un costo aproximado de $550.000 pesos anuales.

 

Pero si mi papá comprara un carro más y solicitara una Tarjeta de Operación adicional ante la autoridad competente, seguramente no la obtendría, pues hoy las 152.000 autorizadas para Bogotá ya están asignadas.

 

La alternativa para mi papá sería buscar un carro con Tarjeta de Operación vigente, que fuera a chatarrización o que le cediera voluntariamente ese derecho a trabajar al vehículo nuevo.

 

Comenzaron a llegar al país vehículos tipo taxi muy económicos, como los famosos «zapaticos». Muchos comenzaron a comprar carros, y el número de Tarjetas de Operación se quedó corto. Entonces surgió el «cupo» como un bien intangible.

 

Los mismos propietarios comenzaron a comercializar ese derecho. El cupo llegó a costar más de $60 millones de pesos, pero con la llegada de plataformas como Uber bajó, porque adivinen… ¡los carros particulares no necesitan Tarjeta de Operación!

 

Hay que decir que ese número de vehículos autorizado para la ciudad es ridículo. ¡Bogotá tiene un taxi legal por cada 142 habitantes! Uber llegó a atender esa demanda, en medio de una creciente y justificada insatisfacción por el deficiente servicio de los «amarillos».

 

También hay que decir que hay muchas más normas y gastos en los que incurren los taxistas para poder trabajar, que los conductores de Uber y otras plataformas no cumplen… pero eso da para otro hilo.

 

La realidad es que en poco tiempo mi papá se retirará después de más de 30 años de trabajar como taxista. Mi «Fercho» venderá su carro, que vale menos, y su cupo, que vale más.

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Le puede interesar:  Fandango 2020 con aire acondicionado

 

Le puede interesar también: ¿Qué pasaría si a Colombia le “faltara” Uribe?

 

Le puede interesar también: Moviendo y decidiendo

 

Le puede interesar también: ¿Qué nos falta? ¿Hasta qué punto vamos a retroceder?

 

Le puede interesar también: La supernova del siglo XXI

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

 

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

 

Comments

comments

Categories