Un NO rotundo a los insultos en las redes sociales (Por: Julio Sánchez Lizarazo)

Un NO rotundo a los insultos en las redes sociales (Por: Julio Sánchez Lizarazo)En época de elecciones suceden cosas raras, la gente cambia sin motivo y no se alcanza a entender qué paso.

 

Veo algo que me sorprende.   La gente se transforma porque le está haciendo campaña a un determinado candidato y ese «cambio» hace que se comporte y piense distinto.

 

Es triste pero cierto, la enfermedad de la «política mal entendida» (politiquería),  es la enfermedad de estos días.    La comunidad se ve obligada a enfrentar a unas personas que aburren y dañan la convivencia social.   No debe ser así.

 

Por ejemplo, en las redes sociales no se puede opinar nada distinto a lo que piensan esas personas porque de inmediato agreden con insultos, agravios, injurias y hasta calumnias que rayan en la violación al código penal.

 

Parece que opinar, pensar diferente y manifestarlo públicamente les molesta, se desesperan y cualquier publicación es vista como un plan para dañar a su candidato y destruir su aspiración política.  No debe ser así.

 

La situación es bien complicada, porque no estar con ellos «es convertirse en sus enemigos».  Cada día es peor, los enfermos por el odio político contagian su enfermedad con mayor intensidad.

 

Hay unos que —posando de víctimas—  se disfrazan, estratégicamente, con palabras dulces y suaves, pero solo para esconder insultos y calumnias porque no soportan a nadie con opiniones contrarias.

 

Hay otros que son directos, van al insulto y a la mentira para destruir al que piensa diferente, sin importarle nada más.

 

También están en las esquinas y parques, y no solo hablan mal también buscan aprovecharse de la situación y ganar algo.  Propagan chismes sin descanso.  No debe ser así.

 

Es por eso que estos días y semanas por venir son difíciles de soportar.   Lamentablemente, los llamados a la paz y a una campaña sin agresiones solo sirven para «aparentar», porque en realidad nadie soporta una opinión diferente o una crítica.

 

 

Hay gente que no sabe opinar o criticar, y se convierten en destructores de personas al atacar, sin piedad, con injurias y calumnias el buen nombre de las personas.  No debe ser así.

 

Debemos respetar la opinión ajena, no debemos ser injuriosos ni calumniosos, no debemos disfrazar las mentiras para hacerlas pasar por verdad.    No hay que validar a los que llevan y traen chismes pues eso no es política sana sino pura «politiquería barata».

 

No podemos seguir a los enfermos de la politiquería,  a los que opinan en el muro de Facebook de otros solo porque no les gusta una publicación y no respetan la opinión ajena, a los que publican y comparten injurias y calumnias, a los que le desean el mal a todos los demás menos a su favorito, a los que disfrazan sus mentiras e insinuaciones, a los hipócritas y a los llevan y traen cuentos sin ningún fundamento.

 

Por eso seguimos igual.    Hablamos mal de la política y la terminamos —con base en chismes y calumnias—  en pura «politiquería».   No debe ser así.

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

JULIO SÁNCHEZ LIZARAZO, presidente de la Junta de Acción Comunal del Barrio Las Playas (Comuna 1).    Puede ser contactado en el correo electrónico:   juliosans24@hotmail.com

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Le puede interesar:  Rodolfo Hernández, un corrupto que finge ser honrado

 

Le puede interesar también: Desencanto – Por: Darío Echeverry Jr.

 

Le puede interesar también: De la sumisión a la incertidumbre

 

Le puede interesar también: Gracias, Twitter

 

Le puede interesar también: Por pasos contados hacia un conflicto bélico

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

Comments

comments

Categories