Caníbales y envidiosos

Caníbales y envidiosos

Cristhian Gutiérrez M

Por: Cristhian Gutiérrez Martínez

 

Nuestra ciudad es paradójica, contradictoria, chocante, a veces absurda.  Siempre he pensado que Barrancabermeja es una ‘ciudad-laboratorio’, donde se dan todos los males y bienes de Colombia.   Los barranqueños cada día demostramos que somos una raza maravillosa, pero nos mata un gran defecto: «La envidia».

 

Vivimos gritando «Barranca para los Barranqueños», pero sale un hijo de esta tierra —al ruedo— y lo molemos a ‘físico garrote’, lo insultamos, le decimos barbaridades sin siquiera conocerlo.

 

Horacio José Serpa Moncada  es un joven barranqueño, nacido y criado en estas tierras, que por esas cosas del destino: «no fue profeta en su tierra»  y  labró su destino en Bogotá.   ¿Es eso lo malo?    El hecho de haber sido exitoso en otras tierras entonces,  ¿lo convierte en enemigo de Barrancabermeja?

 

De Horacio José Serpa podemos decir que de aquí son sus amigos de infancia.   Cada oportunidad de vacaciones se viene a Barrancabermeja, a «joder» con su «gallada»,  a hablar con sus amigos, a reencontrarse con su ciudad, pero ahora, un poco de desadaptados —que  se  amparan  tras la pantalla de un computador— vienen a denigrar de un joven profesional, no solo altamente capacitado, sino exitoso en su vida pública, (recordemos que en las últimas elecciones tuvo la más alta votación en Bogotá)… ¿será por eso tanta envidia y canibalismo?

 

Horacio José estudió en el colegio El Rosario … ¿o es que acaso El Rosario es un colegio de otro planeta ?    A Horacio José Serpa en Barrancabermeja muchos lo conocimos sencillo, buena gente, de empacador y empleado por una temporada en el Almacén Rosita que funcionaba en pleno sector comercial de la ciudad.   Vivió por el Parque a La Vida, después en el barrio Yariguíes y se la pasaba donde la abuela en la Calle 51 del barrio Colombia, ahí cerquita al Parador Yiyo, donde don Hernán y doña Anita.

 

Pero ese mismo Horacio José, ha sido un modelo de superación y desarrollo profesional.   Tiene un título de administrador de empresas que lo obtuvo en el Colegio de Estudios Superiores de Administración CESA e hizo una especialización en Negocios Internacionales y Política Económica en la American University de Washington.   En el año 2009 hizo una especialización en Gobierno, Gerencia y Asuntos Públicos en la Universidad de Columbia de Nueva York y trabajó durante 3 años trabajó como ejecutivo de Bancolombia.

 

En el 2011 fue elegido concejal de Bogotá con casi 28 mil votos, una de las votaciones más altas. En 2015 fue reelegido con 36.942 votos y se convirtió en el conejal más votado de Bogotá.

 

Analistas políticos le calculan, para estas elecciones al Congreso, una votación cercana a los 100.000 votos.

 

¿Es acaso envidia lo que causa que un barranqueño haya sido un triunfador por fuera de su tierra natal?

 

De otra parte,  es bueno  —en medio de tanto ‘salvajismo digital’—  que algunos de los ‘trogloditas’ de las redes sociales,  que apenas comienzan a conocer la historia de Barrancabermeja, sepan que Horacio Serpa —el papá de Horacio José—  ha sido el político más destacado en toda la historia de Barrancabermeja durante sus 100 años de existencia.

 

Horacio Serpa Uribe es, sin dudas, el político hecho en Barrancabermeja que más trayectoria y reconocimiento nacional ha tenido.   Su extraordinaria capacidad política, su fuerte trabajo con las masas, su inagotable capacidad física, además de su talento como orador en la plaza pública, acompañados de una dosis de sencillez y humildad, han sido las características más importantes de este hombre que nació y creció políticamente en Barrancabermeja.

 

Horacio Serpa (padre),  inició su carrera política en la Barrancabermeja de los años 70,  con todo en su contra: pobreza,  carencia absoluta de amigos influyentes, ausencia total de patrocinio político y en una ciudad como Barrancabermeja a la que Santander le debe mucho pero a la que, dolorosamente, quiere muy poco.

 

En esa época lo culparon de las ‘invasiones’, cuando el verdadero culpable era el Estado colombiano, que hacía inversiones multimillonarias en ampliar la refinería de Barrancabermeja y solo le construía vivienda a los ingenieros italianos en el barrio 25 de Agosto, pero jamás un proyecto de vivienda de interés social para los pobres.

 

¿Quién se aguantaba una invasión de más 20.000 obreros en la ciudad, muchos de ellos con mujer y familia, arribando a Barrancabermeja para trabajar en la Unidad de Balance? … Pues lógico, tenían que invadir terrenos y fue a Serpa a quien le correspondió afrontar toda esa improvisación social del gobierno nacional.   Si Ecopetrol en esa época no paga el predial ni la industria y comercio, ¿cómo pretendían que el municipio construyera planes de vivienda de interés social?

 

Aún así, Horacio Serpa (padre)  triunfó en Barrancabermeja.  Imponerse en Barrancabermeja no es nada fácil.  Imponerse en nuestra ciudad significa tener prudenciapacienciaperseveranciafeastucia, decisión y coraje.

 

Horacio Serpa, ya en los años 80, supo escalar el muro que separa a Barrancabermeja de Bucaramanga, lo pasó, atacó y venció la tenaz resistencia capitalina bumanguesa.

 

Cuando el departamento de Santander   (los amos y señores de Cabecera del Llano y Ruitoque)   quisieron dar cuenta,  este  hombre  nuestro,  ‘berraco’,    hecho a pulso en El LlanitoCuatro BocasSogamosoEl PedralPuerto WilchesCimitarra, Simacota  y  Puerto Parra  ya  era  el  centro  político  santandereano, líder indiscutible del partido Liberal y no había forma de atajarlo.  La clase política de Santander se convenció y reconoció su jefatura.

 

Horacio Serpa es  más  de Barrancabermeja que de ninguna otra parte;  aquí en nuestra ciudad nació profesional y políticamente, aquí se enamoró de Rosita (su excelente compañera de toda la vida),  aquí  nacieron  sus  hijos,  aquí  nació  su  Frente de Izquierda Liberal Auténtico FILA y desde aquí logró un reconocimiento político que lo llevó, casi, a la Presidencia de la República.    Sin embargo, estoy seguro que ninguno de los nuevos «caníbales de la internet» —que me imagino están leyendo estas líneas— conocen esta historia.

 

Antes de que Horacio Serpa llegara al Congreso  (me estoy refiriendo al año 1980, hace 37 años),  el  Estado colombiano NO le reconocía a las regiones productoras de petróleo, ni impuestos, ni regalías por lo extraído del subsuelo, ni sí que menos la Refinería de Barrancabermeja pagaba impuestos  por predial e industria y comercio.

 

Nuestro municipio era pobre,  nadie  le fiaba un peso a la Alcaldía,  la  gente  se  burlaba del que trabajaba en la Alcaldía,  el palacio municipal no tenía aire acondicionado, los escritorios y  archivadores eran ‘viejos y oxidados’, solo se sobrevivía de lo que la Nación le giraba —estrictamente— para su sostenimiento institucional y cuando se requería de una obra urgente,  tocaba ‘suplicarle’ a Ecopetrol que le «echara asfalto a las vías», o que la empresa «donara un camión de agua»  o que las Damas del Rosario «colaboraran» con el asilo de ancianos en obras de caridad.

 

En esa época de nuestra vida barranqueña, NO había complemento alimenticio para nuestros niños estudiantes, NO había forma de pagarles el subsidio del transporte escolar,  NO habían las becas universitarias que hoy  —con todo el derecho—  disfrutan nuestros jóvenes barranqueños, sencillamente porque NO había plata,   Y a propósito NO se veía en aquella época ni un solo gestor cultural «apoyando la cultura local».

 

Pero fue la visión de Horacio Serpa —desde el Congreso— quien, unido a otros varios congresistas de la época, lograron que a ciudades como Barrancabermeja y a regiones como el Magdalena Medio, el Estado colombiano —por ley— le reconociera los recursos necesarios para generar su propio desarrollo.

 

Este proceso inició con paso firme en 1986 con la elección popular de alcaldes que empezaban a darles herramientas a los mandatarios locales para enfrentar los problemas de sus respectivas ciudades y se consolidó en la Constitución del 91, (constituyente de la que Horacio Serpa fue uno de sus presidentes) y en donde se fortaleció definitivamente el poder de los municipios.

 

Pero, además, Horacio Serpa fue gestor y fundador de importantes obras como la INUPAZ (el centro de educación superior de las juventudes de Barrancabermeja y el Magdalena Medio), de CORMAGDALENA (creada en la Constitución del 91) y encargada de proteger la principal vía fluvial de nuestro país.      Horacio Serpa, en la misma Constitución del 91, impulsó normas como la Acción de Tutela que tantos servicios le ha prestado al pueblo colombiano.

 

Con la Constitución del 91 la historia de Colombia tuvo un giro sin precedentes ya que no solo se logró un cambio constitucional sino también que el grupo guerrillero M-19 entregara las armas y se integrara a la vida política nacional (un proceso de paz en el que participó exitosamente como mediador Horacio Serpa).

 

Ya en sus 4 años como gobernador de Santander,  Horacio Serpa  ha sido el mandatario que más obras le entregó a Barrancabermeja, desde poner a funcionar en nuestra ciudad las Unidades Tecnológicas de Santander y que hoy le imparten educación a más de 1.500 estudiantes barranqueños,  la modernización con amplios y modernos edificios de la sede de INUPAZ en la finca Santa Lucía,  la construcción y  puesta  en marcha del Centro de Convenciones  de Barrancabermeja EXPOEVENTOS,  la pavimentación de vías como El Retén / Aeropuerto o la vía Barrancabermeja a El Llanito y como si fuera poco  una partida de $  45.000  millones de pesos con los que se iniciaron los trabajos de remodelación del hoy confortable estadio de fútbol Daniel Villa Zapata de Barrancabermeja, (Una partida de dinero que, aclaro, «no le alcanzó» al ex gobernador Richard Aguilar para concluirlo, pero que fueron fundamentales para que se iniciara la obra).    Sin esos $ 45.000 millones iniciales no se hubiera hecho nada nuevo en ese viejo estadio que gozamos los hinchas del Alianza Petrolera.

 

¿Habrá un político en Barrancabermeja que tenga algo más que mostrar que Horacio Serpa? … Lo dudo.

 

 

Le han hecho la guerra y no han podido

 

A Horacio Serpa le han ‘esculcado’ hasta lo último de su vida y nunca le hallan nada.

 

Han querido —miserablemente— vincularlo con el crimen de Álvaro Gómez Hurtado, pero ha salido totalmente limpio, incluso su acusador un tal, alias ‘Rasguño’ fue condenado por un jurado de votación en una Corte en Nueva York por mentiroso y falso testimonio.

 

Quisieron vincularlo como responsable en el Proceso 8000 y fueron sus mismos enemigos políticos de Santander (ellos si condenados por la justicia, Eduardo Mestre y Rodolfo González) quienes reconocieron que jamás vieron a Horacio Serpa —si  quiera alguna vez—  con los líderes del Cartel de Cali.

 

Además, a Horacio Serpa —en más de 50 años—  jamás se le han conocido «ocultas sociedades mercantiles» y siempre ha guardado distancia con contratistas del Estado.

 

Pero hay  más  sobre  Horacio  Serpa,  en más de 50 años de vida pública, NO ha tenido ni una sola sanción disciplinaria en la Procuraduría,  NI en la Contraloría, contrario a muchos políticos de Barrancabermeja (cuyos nombres no quiero recordar) que, a cada momento, se ven permanentemente incursos en quejas, sanciones y condenas.

 

Entonces, me pregunto: — ¿cuál es la bronca con Horacio José? … ¿por qué ese ‘canibalismo’ en las redes sociales?

 

Yo pienso todo lo contrario, al paisano Horacio José Serpa  —quien  tiene  reales  posibilidades de  llegar al Congreso—   debemos invitarlo a la ciudad a que se comprometa con temas como el  PMRB  (modernización de nuestra refinería),  al  apoyo de nuestro medio ambiente y ayudarnos a impulsar proyectos relacionados con la logística y el turismo que son los renglones que contempla el Proyecto Barrancabermeja 20-50 y nuestro futuro POT.

 

Precisamente me informan que hoy viernes 15 de diciembre, el paisano Horacio José Serpa Moncada estará iniciando su campaña al Senado en nuestra ciudad.

 

No es insultando brutalmente a un paisano (que ha sabido triunfar en su vida pública) como debemos manejar esta coyuntura política, sino —todo lo contrario— aprovechar su presencia en el Congreso para que, desde el control político, nos ayude a impulsar nuestro desarrollo regional.

 

ADENDA:     Un NO rotundo a los caníbales y envidiosos.

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

CRISTHIAN GUTIÉRREZ MARTÍNEZ es un habitual columnista de BARRANCABERMEJA VIRTUAL.   Puede ser contactado en el correo electrónico: cristhian.gutierrez@hotmail.com   /  Siga a Cristhian Gutiérrez en twitter: @CristhianGtz / Lea el Blog de Cristhian Gutiérrez: http://cristhiangtz.blogspot.com/

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” (para instalar la aplicación dar click aquí)

 

 

Le puede interesar: El legado del 2017

 

Le puede interesar también: Horacio José Serpa Moncada, Senador Barranqueño

 

Le puede interesar también: Reflexión

 

Le puede interesar también: Nos la pasamos fue peleando … y de construir ciudad … nada de nada

 

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

Comments

comments

Categories