Inicio Dario Echeverry Jr Defender la Paz

Defender la Paz

Defender la PazPor: Darío Echeverry Jr.

 

Hay circunstancias y hechos que definen los tiempos en que se viven, así que cuando se escucha que los heridos y muertos en enfrentamientos entre grupos armados se ha reducido, que el número de víctimas de la violencia ha mostrado un importante descenso, que los ataques a poblaciones o a la infraestructura energética y vial ha disminuido, entre otras cosas, se puede señalar que el país ha cambiado y que pese a lo que se diga ese cambio representa que se está entrando a una nueva era para Colombia.

 

Es claro que el país todavía enfrenta muchos problemas, la pobreza, la desigualdad, el deterioro ambiental, por solo mencionar algunos, que aun hacen difícil la vida para la gente pero también es cierto que con la negociación y la desmovilización de las Farc se ha disminuido la violencia y sus efectos entre la comunidad, lo que es un gran logro y un enorme beneficio para la nación.

 

La posibilidad que tiene el país de centrar sus esfuerzos y su atención en otros problemas, diferentes al conflicto armado, es mucho mayor y con esto el reto del desarrollo del país es visto con mayor optimismo.

 

Y aunque aún hay actores armados operando en todo el territorio nacional, es indispensable señalar que se inició el camino del fin del conflicto y el país se ha beneficiado con mayor tranquilidad y menos víctimas.

 

Le puede interesar: Diálogo de sordos

 

Los señalamientos y las amenazas acerca de revisar, ajustar o cambiar los acuerdos con las Farc no solo representan un riesgo para continuar con la finalización del conflicto armado sino que serían otra muestra más de la fragilidad del Estado, que demostraría su incapacidad de asumir compromisos, su falta de responsabilidad para darle continuidad a las políticas por encima de los cambios de gobierno y su debilidad institucional al fomentar la inseguridad jurídica.

 

Es por esto que hay que seguir con la ruta trazada, no es posible detener, desviar o abandonar lo que se ha hecho, que ha costado tanto pero que también ha dado resultados, es decir que el camino de la paz debe continuarse, pues se comprobó de nuevo que la negociación y el dialogo son mejores herramientas para solucionar los problemas sociales y políticos del país, y que la confrontación armada realmente es demasiado costosa, en vidas, dolor y sufrimiento humano, para mantenerla como una alternativa única para resolver el conflicto en el país.

 

Es por esto que es necesario defender la paz y el camino que ha tomado, las nuevas generaciones merecen un país diferente, preocupado por combatir la inequidad y no por concluir el conflicto armado, ese es el legado que debemos dejarle a las próximas generaciones.

 

Para leer mas columnas de opinión de Dario Echeverry Jr. dar click aquí

Comments

comments

Artículo anterior¡Qué coñazo! – Por: Rosberg Perilla Pérez
Artículo siguientePrimero lo local