Inicio Mauricio Naranjo Criticar, una acción proactiva.

Criticar, una acción proactiva.

Sample ImageCriticar, una acción proactiva. Los Jóvenes barramejos debemos tener clara esta responsabilidad.
Por: Julio Mauricio Naranjo Rincón.

Todos debemos ejercer libremente el derecho a la crítica. Criticar es sano. Pero lo que no es admisible es que cuando no estemos de acuerdo con algo, nos limitemos a criticar pudiendo hacer algo activamente con el propósito de solucionar las situaciones que afectan a nuestra ciudad. No es sana la crítica cuando esta no va acompañada de acciones proactivas que propugnen por solucionar aquello que estamos reprochando.

Ha llegado el momento para nosotros los jóvenes barramejos de participar activamente en los cambios que se le están presentando a la ciudad.

Es a nosotros, a la juventud barrameja, a quienes nos corresponde participar de manera directa y decidida en el proceso de transformación que nos hemos impuesto quienes amamos a Barrancabermeja, de cambiar definitivamente tantos aspectos negativos que se han enquistado en nuestra ciudad y que sólo con el concurso, la energía y la inteligencia nuestra podremos superar definitivamente.

Entre otros, uno de los objetivos que nos debemos proponer en nuestras labores al frente de la historia y el futuro de nuestra ciudad, consiste en fortalecer los procesos encaminados a garantizar  el ejercicio del derecho a una crítica como una acción proactiva. Y en este aspecto, la juventud barrameja juega un papel trascendental. No podemos aceptar que un alto porcentaje de los jóvenes en Barrancabermeja no tengan clara esta responsabilidad. Considero que debemos iniciar un proceso de revisión del sistema educativo municipal y los mecanismos que deben implementarse para que con la ayuda de la docencia logremos que la gran mayoría, por no decir que todos los jóvenes en la ciudad puedan aprendan la importancia de la responsabilidad de hacer que la critica sea una acción proactiva para el desarrollo de la ciudad.

Así y sólo así, haremos realidad el sueño de entregarles a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos, la ciudad que tanto anhelamos y que hoy parece existir únicamente como un ideal que cada uno de nosotros guarda preciosamente en su alma dolorida por tanta violencia. Ese es nuestro reto y tenemos la obligación de honrarlo.

Para facilitar la consecución de este propósito, se debe buscar el apoyo, acompañamiento y seguimiento permanente de las autoridades locales, regionales y nacionales, estos tienen como énfasis la utilización de un plan de mejoramiento como una herramienta de gestión y progreso continuo y permanente para subsanar las debilidades presentadas en el pasado y lograr mayor eficiencia y eficacia en la gestión realizada por los jóvenes en sus criticas constructivas.

Su presencia y compromiso es de vital importancia para la tranquilidad que los jóvenes necesitamos para expresar libremente las diversas posturas existentes frente a este mecanismo de participación.

Jóvenes, el presente, el futuro y la historia de Barrancabermeja cuenta con todos y cada uno de nosotros. Critiquemos proactivamente.

 

Comments

comments