Bienvenido a BVirtual 

Ya está bueno

Ya está buenoPor: Darío Echeverry Jr.

 

Llega un momento en el cual es necesario decir es suficiente, no más. Es una reacción natural, la consecuencia de la saturación, del continuo abuso y del exceso.

 

Como dice el dicho popular “tanto va el cántaro al agua que al fin se rompe”, lo que significa que todo se puede tolerar hasta cierto punto, es ahí donde se da un quiebre y las cosas cambian irremediablemente.

 

Parece increíble, pero hay gente que convierte en práctica común, casi diaria, el abuso hacia los demás, lo hacen con desparpajo, sin vergüenza, como si no les corriera sangre por el rostro, perjudicando a personas, familias y hasta toda una comunidad.

 

Pero llega el momento en que es necesario hacer un alto en el camino y detener los atropellos. Como sociedad y como individuos nos hemos vuelto tolerantes hacia aquellos que actúan injustamente y nos hemos acostumbrado a ver como suceden arbitrariedades e injusticias sin siquiera denunciarlas ni mucho menos rechazarlas.

 

La tácita aprobación de ese tipo de comportamientos y la irrestricta convivencia con aquellos que los protagonizan nos han convertido en una comunidad pusilánime y timorata, que prefiere coexistir con la injusticia y la maldad antes de poner en juego una falsa estabilidad y un supuesto bienestar.

 

Si se quiere progresar como comunidad es momento de revisar lo que podemos y lo que no podemos tolerar. Ya es suficiente de mirar a un lado, de dejar hacer y dejar pasar, de hacerse a un lado. El actual de estado de cosas nos ha llevado a que la dignidad de las personas sea continuamente mancillada por el accionar irresponsable de unos pocos que terminan por arruinar continuamente la honra de tantos seres humanos que se convirtió en un acto cotidiano, una costumbre más, cuando de por si es un crimen execrable porque vulnera el elemento fundamental de la vida, la dignidad.

 

No hay que esperar sufrir vejámenes para alzar la voz y buscar que las cosas cambien, pues suficientes hechos atroces se ven a diario para seguir ignorándolos simplemente porque no le afectan directamente.

 

Así que es momento de decir alto, ya está bueno de tanto abuso, no más. Hay que rechazar a aquellos que reparten por doquier mentiras e infamias, regodeándose en una supuesta superioridad fruto de la desilusión individual y de humillaciones autoinflingidas.

 

Estas personas no se van a detener por sí mismas, van a seguir en su trasegar compartiendo desdicha y desencanto hasta que toquen a cada uno de los miembros de esta comunidad si no son rechazados y excluidos de la sociedad. Seguir aplazando esta decisión y esta acción solo nos traerá más tristeza y aflicción.

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Androide – dar click aquí  

 

 

Le puede interesar:  Una consideración que falta en el Plan de Desarrollo

 

Le puede interesar también: Iván Duque no es real, es posverdad

 

Le puede interesar también: El Procurador camina con los pies en la tierra

 

Le puede interesar también:  ¿Inteligencia?

 

Le puede interesar también: ¿A qué le juega Elkin Bueno?

 

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

Comments

comments

Categories