Miedo al cambio

Miedo al cambioPor: Darío Echeverry Jr.

 

No es posible cambiar el rumbo de las cosas haciendo lo mismo, eso aplica para todo, la única forma de cambiar es hacer algo diferente.

 

El cambio produce miedo, es normal, es más cómodo el estado de cosas que existe pues se conoce lo que hay, bueno y malo, y se sabe a qué se enfrenta. Pero si hay un cambio, se trastoca todo, ya no es posible saber a qué se enfrenta, no se sabe que hay, así que el cambio produce temor y por ende rechazo.

 

Eso es lo que está sucediendo en el país. Amplios sectores de la ciudadanía le tienen miedo al cambio, a pesar de que quieren que las cosas sean diferentes, temen a la incertidumbre que el cambio trae, lo que es normal.

 

Es posible escuchar entre la población que se quiere un cambio, uno verdadero, pero el miedo a lo que traiga ese cambio, que podría modificar sus referentes y sus apoyos, la aleja de esa posibilidad.

 

Es decir, que a pesar de todo lo que ha sucedido en este país, en el marco del conflicto armado, la corrupción pública, la inequidad social y económica, entre otros problemas, no se ha tocado fondo, no se ha llegado un punto de quiebre, como ha sucedido en otros países y que llevaron a cambios de gobierno y régimen político.

 

Pareciera que en Colombia la gente quiere cambios, pero nada radicales, cambios pequeños, que no saquen a la gente de su zona de confort y de sus hábitos pero que produzcan beneficios en la calidad de vida.

 

Lamentablemente el bienestar que quiere la gente no se consigue con pequeños ajustes, y cuando hay grandes cambios como los acuerdos de paz sectores de la población los buscan acabar a como dé lugar mientras el resto de la población queda atrapada entre su precariedad y la propaganda negra.

 

Estas elecciones son una oportunidad única para el cambio. Los acuerdos de paz demostraron que es posible hacerlo y que produce beneficios tangibles, menos muertos, heridos, victimas, etc.

 

Las elecciones del domingo le dan a la ciudadanía la posibilidad de cambio en el gobierno, y eso produce temor tanto en los que se benefician por el estado actual de cosas como en los que aspiran beneficiarse con el orden existente.

 

Si se quiere abrir la posibilidad de un nuevo país hay que optar por el cambio, el cual puede ser paulatino pero que por ejemplo con solo continuar con lo pactado por la paz seria significativo para el país.

 

El miedo al cambio no puede detener que Colombia sea más humana.

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Androide – dar click aquí  – Para Iphone – dar click aquí

 

 

Le puede interesar: En 5 días daremos la vuelta

 

Le puede interesar también: Una profunda tristeza

 

Le puede interesar también: Minería y expropiación

 

Le puede interesar también: El voto en blanco solo le sirve a Uribe

 

Le puede interesar también: Gustavo Petro, preparado para ser Presidente de la República

 

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

 

Para visitarnos en Facebook favor dar click aquí

 

Comments

comments

Columnistas