El amor estéril

Sample ImageVisto como está, que el actual gobierno municipal, ya le esta cayendo el sol en las espaldas y no va a poder resolver temas como el de movilidad, espacio público, o el “mototaxismo”, y mucho menos va a ser capaz de brindar las condiciones para la generación de empresas y empleo en la ciudad,  es hora de ir proponiendo verdaderas y efectivas soluciones, que si bien no se concretaran inmediatamente, si se tienen que ir colocando en la agenda, y sin lugar a dudas, pensamos que desde el punto de vista de la competitividad y el desarrollo social y económico, hay obras para la ciudad que no dan espera, entre  ellas está  la construcción y puesta en funcionamiento de un sistema masivo de transporte (tipo trasmilenio),  la construcción de la Avenida del Río, el terminal de transportes, la inversión en ciencia, tecnología e innovación, así como en educación con calidad, la construcción masiva de vivienda de todos los estratos y la colocación de condiciones efectivas para la  generación de empresas y empleo digno, así como la defensa del empleo para los barranqueños, sobre la comprobada teoría de que si los contratos se los gana un contratista barranqueño, el contrata sus amigos del barrio, de la escuela del colegio etc. que son barranqueños.

La retórica del “articulemos”, “creemos espacios y construyamos juntos”, debe ser complementada efectivamente con  el accionar de realizar proyectos, programas y obras concretas que impacten y mejoren las condiciones de vida de la ciudadanía; no podemos seguir eternamente en el tiempo del “amor”, hasta los noviazgos más largos producen hijos, y lo que se ve en la actual administración es que, aún para eso, es una administración con gestión estéril.  Haría bien la administración municipal en dejar de vender ilusiones de enamorados y producir acciones verdaderas a problemas concretos, y no pasar de agache para dejarle al próximo y cada vez más cercano  gobierno problemas mayores, la majestuosidad con la que suele presentar las obritas que están haciendo, contrasta con los dineros que se dejan de ejecutar y lo que eso cuesta en la calidad de la educación, en las personas que mueren por falta de atención en salud y en la falta de generar condiciones para la creación  de empresas y empleo digno,  y en su arrodillamiento por migajas para no exigirle a Ecopetrol que contrate con empresas de la región, pero bueno que se le puede pedir a una administración que trae profesionales y contratistas de afuera negándole oportunidades a nuestros coterráneos, el mal ejemplo cunde en la administración y por una limosnas está vendido a Ecopetrol, olvidándose de defender a los ciudadanos de Barrancabermeja, para los cuales cree que lo único que le debe ofrecer es conciertos, lo peor de un gobernante es creer que el pueblo es bobo.

Nuestra democracia es representativa y elige a sus gobernantes para que tomen decisiones y no para que se la pasen vacilando y proponiendo soluciones gaseosas y volátiles, y mucho menos para que su mayor representante se crea dueño de la ciudad y de sus instituciones; ellos son elegidos para resolver con nuestros impuestos, los problemas apremiantes de nuestra población en materia de salud, educación, medio ambiente, infraestructura y bienestar social, entre otras actividades, y no para entrometerse y adueñarse de las demás instituciones y de sus programas y proyectos, porque hasta ahora lo que se ve, es que la actual Administración Municipal, en lo que le toca por mandato, y sobre todo en lo que tiene que ver con la salud, educación, vías, movilidad, espacio público y en brindar condiciones propicias para la generación de empresas y empleo, es vergonzoso y lamentable.

Hay que colocar en la agenda municipal estos temas, con el fin de que el próximo alcalde los interprete, los acoja en su programa de gobierno y los realice para el bien de Barrancabermeja y la región del Magdalena Medio y de sus habitantes. Es hora ya de exigir acciones y de eliminar la retórica intrascendente en el discurso, pues no podemos seguir dependiendo de los caprichos, alucinaciones y conciabulos de personas que amparados en el complejo de Adam, se creen que nos vinieron a descubrir y en realidad lo único que hacen es detener el progreso de miles de ciudadanos de a pie, que llevan decenas de años luchando y proponiendo soluciones aterrizadas y coherentes, se hace necesario entonces hablar desde ya del próximo gobierno municipal, y se hace necesario plantear compromisos concretos, serios y cumplibles, y que a su vez el que llegue tenga palabra en lo que se compromete con la ciudad y cumpla sus deberes a cabalidad, que como cualquier buen empleado se siente en la silla y trabaje.

 

Comments

comments

Categories