Las convicciones son esperanzas

Sample ImagePor: Rodrigo Báez Vallejo

La palabra esta dicha, los votos están contados, los resultados hablan y se habla de los resultados. Hoy después de las elecciones para muchos la dicha y la victoria, para otros la sorpresa y por último quedan aquellos que para el común de la gente son "los perdedores", “los derrotados". Y mi pregunta es: serán realmente perdedores? O serán ya ganadores por la sencilla razón de haber tomado la decisión de comprometerse por una causa, por una convicción, por amor a su tierra, a su gente, su país, una mejor Colombia; por tener ese don de entrega hacia su comunidad, por querer hacer un cambio que para opinión de unos podría ser absurdo, pero para otros es una luz. Eso depende del sentido que cada quien le quiera dar y de la interpretación que cada uno escoja.

Creo que todos somos ganadores. El hecho de salir y votar, de dar nuestro voto de confianza a alguien ya es una ganancia porque pobre el que critica y pelea si no lo hizo cuando lo tuvo que hacer y felicitaciones a todos los que nos tomamos el trabajo de ir a responder con nuestra responsabilidad como ciudadanos. Felicitaciones a los que por convicción fuimos acompañar y a apoyar a aquellos en los que creemos. Felicitaciones a los ganadores que tienen hoy en sus manos y decisiones la responsabilidad de responder a sus compromisos y promesas, porque hoy se está poniendo en manos los principios no solo de un departamento, sino de todo un país, que las celebraciones no se queden en palabras o en un papel.
 
Es muy gratificante celebrar la victoria, pero es muy cómodo y fácil caerle y criticar a los que no la lograron. Hay un camino largo por seguir, hay una lucha abierta por hacer lo mejor para nuestros pueblos, nuestra gente. Debemos seguir haciendo consciencia a muchos de ese sentimiento de pertenencia que no solo involucra a los gobernantes, que nos debe seguir involucrando a todos.
Todavía hay un camino largo por seguir y luchar, todavía hay vida, juventud y años para retar. Hoy más que nunca existe la prueba a la verdadera amistad, y la fidelidad a esa CONVICCION por algo y alguien en quien podemos creer y confiar y hoy más que nunca es el momento donde la fuerza, la lealtad, la unión son los primeros aliados ante lo que parece ser una derrota, pero que realmente es un paso más, una experiencia más grande, un logro más; que sembró semillas y que con paciencia y esperanza poco a poco y en su momento perfecto brindará muchísimos más frutos a tanto esfuerzo y dedicación.

La vida me ha enseñado que lo importante es saber, creer y ser conscientes que cuando se cree en algo, cuando tenemos esa convicción, luchamos y aceptamos los resultados y en nuestro corazón y consciencia (a pesar de la desilusión) hay un sentimiento de satisfacción, de orgullo de haber dado lo mejor y estoy seguro que tanto yo como Alfonso Eljach y todos los que luchan por esta causa así nos sentimos: ORGULLOSOS, GANADORES y AGRADECIDOS!

Comments

comments

Categories