Inicio Invitados Las “explosivas revelaciones” de Semana son una tontería – Por: Iván Olano...

Las “explosivas revelaciones” de Semana son una tontería – Por: Iván Olano Duque

Esto se gana con sentimientos más potentes, con la esperanza compartida de un país más justo, con las imágenes de Petro con la clase trabajadora y la hermosa invitación de Francia a la dignidad y al vivir sabroso.

Las “explosivas revelaciones” de Semana son una tontería – Por: Iván Olano Duque

Las “explosivas revelaciones” de Semana son una tontería: gente en campaña hablando de estrategias comunicativas. Y son un reflejo curioso: la noticia es una caricatura de lo que muestra.

En Semana también discutieron estrategias para mostrar videos sin valor como gran escándalo.

¿Alguien dice en una reunión que hay que mostrar las relaciones de Gutiérrez con el narcotráfico y hacer piezas en redes que expliquen que es heredero del desastre de Duque y Uribe?

Es una obviedad.

Semana pone una foto de Petro y titula: «Urgente: Plan contra Fico».

¿En otra reunión se discute cuál debe ser la estrategia frente al «centro», el rol de Fajardo, por qué Petro no debería decir nada en su contra y quién era electoralmente más fuerte?

Todos lo hemos discutido.

Pero Semana titula: «Explosivo: plan para destruir al centro».

¿Barreras dice en una reunión que la junta de Supergiros está interesada en hablar sobre la propuesta de Petro de avanzar hacia un sistema cooperativo financiero?

Es normal. Hay muchos sectores interesados en propuestas.

Pero Semana titula: «Urgente: plan contra los bancos».

Ninguno de los videos está mostrando nada que vaya más allá de las discusiones habituales en cualquier campaña.

Se habla de estrategia, de herramientas comunicativas, y hasta se echa chisme sobre posibles adhesiones. Sucede en reuniones, bares y redes. Hasta allí no hay noticia.

Lo interesante es cómo convierten esos videos insustanciales en un escándalo mediático y un arma política.

Semana ha sacado muchos artículos repitiendo lo mismo y títulos cada vez más escandalosos: «impresionantes revelaciones», «grabaciones secretas», Petro, Petro y Petro.

Sin duda tienen el músculo para posicionar estos titulares —más que los videos— en la agenda Setting; los moverán por radio y televisión, van a buscar reacciones de todo el mundo y no descansarán hasta dejar en muchos espacios la idea de que algo muy turbio ha sido descubierto.

(Recuerda a lo que pasó con el video de las bolsas: no importó que los implicados testificaran que fue un aporte de campaña debidamente declarado ni que la justicia fallara a favor de Petro).

El gran poder lo sabe: lo que queda en la memoria de la gente es el primer titular.

El punto es que la comunicación (la discusión sobre estrategias y mecanismos) es una condición de posibilidad de la acción política.

En otras palabras: hacer política implica necesariamente discutir sobre cómo transmitir mensajes, qué interlocutores elegir y qué discursos reproducir.

Y todos lo hacemos: desde los ciudadanos de a pie hasta los directivos de campañas.

Pero sobre todo, y esto no podemos permitirnos perderlo de vista, lo hace todo el tiempo el poder establecido.

Esto de Semana es un recordatorio (un reflejo grotesco de lo que fingen denunciar): el oligopolio mediático es el más fuerte y permanente de los actores políticos.

Ya está en todos los medios.

Estamos en la recta final de campaña y todo indica que la andanada mediática apenas empieza (al parecer tienen muchas horas de grabación de todo tipo de reuniones). Tres comentarios adicionales:

1. Que no se nos olvide que estas son interceptaciones ilegales. Tienen tantas horas de videos de reuniones de campaña que no fue una simple filtración: fue un seguimiento sistemático y coordinado.

Nos recuerda que el adversario es un poder criminal.

Y que salga diez días antes de las elecciones no es gratuito. Saben que estos escandalitos pierden fuelle con el paso de los días (al final la gente se da cuenta que son puro humo). Ellos miden bien tiempos y efectos. Nos recuerda que no podemos ser ingenuos.

2. Creo que he visto todos los videos publicados hasta ahora. En general no tienen ningún valor. Si no fuera indignante, sería fascinante el modo en el que venden grabaciones insulsas, a fuerza de titulación y comentarios al margen, como si fueran la prueba de un crimen.

Esto es algo que conocen bien los que se dedican a producciones audiovisuales: con la edición correcta (a veces sólo con la música) puedes mostrar la preparación de un desayuno como el acto más perverso, la antesala de algo horrible, la evidencia de toda culpa.

Esta manipulación del mensaje es, por lo demás, la especialidad del oligopolio mediático colombiano.

Eso ha reforzado la violencia y el régimen bicentenario de exclusión. Siempre recuerdo la definición de

@amoralesan :

«Los medios han sido actores desarmados del conflicto».

3. Si no pueden hacer el daño deseado, al menos esperan contrarrestar todos esos videos y audios de Hernández de los últimos días en los que se demuestra su misoginia, despotismo, racismo, xenofobia, elitismo, ignorancia y desprecio a la República.

¿Creen que la decisión de encerrar a Hernández en Miami (impedir que hable y que se hunda más a sí mismo) y esta artillería de videos ilegales y tergiversados de la campaña del Pacto Histórico son hechos aislados? Su propósito es que los focos cambian de dirección.

Para terminar:

No renunciemos a la inteligencia de la gente. A quien pregunte hay que explicarle que los titulares no corresponden al contenido. Pero nuestra tarea no es estar a la defensiva, sino denunciar el régimen de la corrupción (del que hace parte Hernández) y sobre todo ilusionar.

Esto se gana con sentimientos más potentes, con la esperanza compartida de un país más justo, con las imágenes de Petro con la clase trabajadora y la hermosa invitación de Francia a la dignidad y al vivir sabroso. 

La tarea es convencer e ilusionar.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Iván Olano Duque es un escritor colombiano estudió música con énfasis en teoría y composición en la Universidad del Valle antes de consagrarse a la literatura. Puede ser contacto en Twitter como @IvanOlanoDuque


Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aqui

Comments

comments

Artículo anteriorLa verdad sobre Rodolfo Hernández – Por: Ana Bejarano Ricaurte
Artículo siguienteDejen la Robadera (2da Vuelta Presidencial) – Por: Alberto Cotes Acosta