Inicio Dario Echeverry Jr A reforestar urgente – Por: Darío Echeverry Jr

A reforestar urgente – Por: Darío Echeverry Jr

Es una oportunidad única para dejarle un legado a la ciudad, una herencia viva a las siguientes generaciones, recuperando lo que se ha perdido ambientalmente

A reforestar urgente – Por: Darío Echeverry Jr

El informe de Naciones Unidas que se conoció hace unos días es alarmante frente a lo que le depara a la humanidad ante el proceso de cambio climático que estamos experimentando.

No es una fábula, ni un cuento para atemorizar, ni es una broma, el cambio climático está sucediendo y cada día se agrava y acelera más. Las posibilidades de sequias, inundaciones, incendios y muchas otras calamidadesaumentan en la medida en que el planeta se calienta aceleradamente, y ya se pueden ver los efectos de ese proceso.

Frente a esta realidad es indispensable empezar a mirar que se puede hacer para detener y revertir la situación que afecta a todo el mundo pero que va a perjudicar mása los sectores sociales más vulnerables.

Hay muchas cosas que podemos hacer para buscar disminuir este proceso, como reducir el consumo, reciclar y reusar elementos (como ropa, instrumentos y herramientas, entre otras cosas), caminar o conducirbicicleta en vez de usar vehículos que empleancombustiblesfósiles, y también algo esencial detener la deforestación y reforestar de manera urgente.

Los bosques de especies nativas no solo protegen la biodiversidad y los ecosistemas, sino que atrapan el carbono que acelera el cambio climático.

En Barrancabermeja después de décadas de talar selva para la industria petrolera, la ganadería y los monocultivos es indispensable que se considere de manera seria y planeada un proceso de reforestación que involucre a campesinos, ganaderos, pescadores, palmicultores, industria petrolera, universidades e instituciones públicas.

Esto no es algo nuevo, desde hace décadas se viene haciendo un llamado a reforestar y ya es hora de hacerlo. Se hace indispensable un plan de reforestación de especies nativas, el cual debe incluir incentivos para campesinos, ganaderos y palmicultores para que destinen parte de sus tierras para ese fin. Además, implementar con pescadores artesanales un proceso de reforestación de la ronda hídrica de ciénagas y caños, para su preservación y protección.

En el sector urbano valdría la pena pensar más en árboles frutales para el provecho de todos.

El centenario de vida municipal de Barrancabermeja podría ser la oportunidad para que las universidades, campesinos, pescadores, ganaderos, palmicultores, empresas petroleras e instituciones del Estado se unan para regalarle a la ciudad la oportunidad de mejorar el medio ambiente, proteger los ecosistemas y aportar para detener el cambio climático a través de la reforestación.

Es una oportunidad única para dejarle un legado a la ciudad, una herencia viva a las siguientes generaciones, recuperando lo que se ha perdido ambientalmente, buscando mejorar el aire y el agua, además de aportar para construir un mejor futuro para Barrancabermeja y su gente.


Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aqui

Comments

comments

VíaDario Echeverry Jr
FuenteDario Echeverry Jr
Artículo anteriorLa herencia de Bueno – Editorial El Medio Magdalena
Artículo siguienteUna confesión – Por Cecilia López M