Inicio Jaime Calderón Es posible abandonar la ganadería – Por: Jaime Calderón Herrera

Es posible abandonar la ganadería – Por: Jaime Calderón Herrera

Los grupos de interés opositores a las nuevas tecnologías, lo hacen escudándose en regulaciones fitosanitarias redactadas a su favor por congresistas fletados, pero apartadas de la ciencia y de la conveniencia para la humanidad.

Es posible abandonar la ganadería – Por: Jaime Calderón Herrera

Lo que consumimos, la manera como lo producimos y lo desechamos, tiene a la humanidad en riesgo de extinción. Más allá de la extracción de fósiles como insumo energético, la ganadería y la agricultura extensivas contribuyen de manera perversa a incrementar los daños ambientales de varias formas: la huella de carbón es inmensa, aumentan sus fronteras deforestando, consumen agua en exceso.

El crecimiento de la ganadería va de la mano con la demanda que hacemos de lácteos, carne, pieles y otros. No obstante que científicos en los últimos cien años han advertido del camino hacia el abismo y además han propuesto alternativas diferentes en materia de producción tanto agropecuaria como industrial, los intereses de ganaderos, agroindustriales y los de las industrias de alimentos, en fin, los de todos que generan dinero mediante corporaciones oligopólicas, han puesto todos los palos en la rueda para evitar la implementación de tecnologías que suponen riesgo para sus empresas, sin importarles el daño que produce el retraso en la implementación de tales innovaciones.

Le puede interesar: ¿Volveremos a perder en 2022? – Por: Edwin Palma E

Pensemos no más que la tecnología para producir energía solar tiene algo más de cien años. Han defendido sus intereses mediante cabildeo, dádivas, prebendas, financiación de campañas políticas, incluso cooptan parlamentos, jueces, presidentes y países. Sin embargo, parece que la humanidad ha venido despertando su conciencia ambiental y al lado de ella, la de un mayor respeto y consideración por los animales.

Además de la transformación digital de las empresas, es imperativo ético la transformación tecnológica para “producir los productos de los animales, sin animales”. Desde hace 50 años se conoce la “fermentación de precisión” que hoy permite producir leche sin ordeñar vacas.

Mediante cultivo de células madre se produce cuero y carne. Los grupos de interés opositores a las nuevas tecnologías, lo hacen escudándose en regulaciones fitosanitarias redactadas a su favor por congresistas fletados, pero apartadas de la ciencia y de la conveniencia para la humanidad.

También politizan los argumentos ambientalistas y animalistas, estigmatizándolos como un asunto de “izquierdas comunistas” o simplemente negándolos, ridiculizándolos o combatiéndolos mediante creencias religiosas.

La economía ecológica requiere política y está en nuestras manos su elección.


Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aqui

Comments

comments

VíaJaime Calderon
FuenteJaime Calderon
Artículo anterior¿Volveremos a perder en 2022? – Por: Edwin Palma E
Artículo siguienteEn Bogotá, si matan a los policías… – Por: Cecilia López M