Inicio Ed. Medio Mag El pasado en presente – Editorial El Medio Magdalena

El pasado en presente – Editorial El Medio Magdalena

El gabinete es un elemento central del gobierno distrital, un referente para la sociedad, que representa la forma como se desarrolla la gestión pública local, y son los integrantes de ese equipo de trabajo los responsables ante la comunidad

El pasado en presente – Editorial El Medio Magdalena

Las expectativas con el actual gobierno distrital eran altas y se preveía, al menos los simpatizantes del candidato ganador a la primera magistratura local, oportunidades para profesionales barranqueños en la integración del equipo de la administración, abriéndole espacios a sus seguidores para impulsar los cambios prometidos en la campaña e iniciar una nueva etapa en la gestión pública territorial.

Pero ha pasado el tiempo y las decisiones tomadas han generado más decepciones que confirmaciones de lo que se prometió como transformación en la conformación del gabinete distrital.

Lamentablemente hay que decirlo, el cambio esperado ha llegado escasamente y más bien la comunidad ha podido ver una especie de reedición del pasado, una repetición de la integración del gabinete con personas que venían de gobiernos anteriores, y algunos de ellos con un inquietante pasado por decirlo de alguna manera, dejando a muchos profesionales simpatizantes del burgomaestre por fuera de la estructura de gobierno.

Es cierto que hay algunas caras nuevas y del grupo político del alcalde distrital, pero destacan en puestos claves en secretarias, asesorías y funciones personas que la ciudadanía conoció como protagonistas de una mal recordada administración municipal.

No es posible cambiar las cosas en Barrancabermeja usando los componentes pasados, que dieron los resultados que todos conocen. No es posible cambiar la gestión pública local con funcionarios que han generado dudas e inquietudes en el pasado, más aun considerando que en campaña se planteó una transformación, pero en la realidad del ejercicio de gobierno se regresó a fórmulas pasadas que no dieron resultados y terminaron en insatisfacción ciudadana.

Revisar el gabinete distrital,  examinar los nombres de secretarios, asesores y contratistas, es encontrarse con el pasado en presente, es confirmar que la retórica y el discurso de campaña fueron solo eso, instrumentos de proselitismo que no tienen nada que ver con el ejercicio de gobierno, lo que genera una verdadera desilusión entre el electorado.

Se esperaba que los impulsores del cambio fueran sangre nueva, profesionales expertos provenientes de la estructura política del actual mandatario, y no reencauches de fallidos gobiernos, que difícilmente pueden generar los cambios que el distrito necesita y espera.

Desde el inicio del gobierno se hicieron nombramientos en el equipo de gobierno que mostraron incongruencias en la administración distrital. Asesores y funcionarios incluidos en el gobierno que representaban la continuidad con el pasado y no un quiebre, despertando inquietud entre la comunidad.

Lo más preocupante es que pasado el tiempo este estado de cosas no se modificó sino que se afianzo, y en los últimos nombramientos y ajustes en el gabinete distrital lo que ha sucedido es un afianzamiento de viejas figuras, bastante cuestionadas, y el desplazamiento de oportunidades para los seguidores e integrantes de la campaña del alcalde, dejando entrever una especie de reedición de un anterior gobierno municipal de mala recordación entre la ciudadanía, y confirmando la decepción con el gobierno distrital.

La actual administración local apenas empieza y todavía tiene tiempo para ajustar y tomar el camino prometido en campaña, y por el cual la ciudadanía en Barrancabermeja apoyó masivamente en las urnas.

Es indispensable señalar que no es momento de reeditar gobiernos fallidos, y menos integrar un gobierno con personas cuestionadas y cuestionables existiendo en el distrito profesionales esperando la oportunidad de trabajar por su localidad.

En el contexto de celebración del centenario de conformación político administrativa de Barrancabermeja se espera y demanda un gobierno que realmente encarne el cambio, no solo en el discurso sino en su conformación y estructuración. Capital humano preparado abunda y espera su oportunidad, además es algo que la ciudadanía espera.

La ciudad del futuro no se construye con el pasado, y puede llevar más bien al fracaso porque reedita protagonistas que integraron un gobierno fallido, que nada bueno hicieron en beneficio de la comunidad y que dejaron una gran deuda con la gente.

Se necesita un verdadero cambio pues no se edifica con material del pasado, se hace promocionando valores nuevos y dándole oportunidades para asumir las responsabilidades que el distrito trae.

El alcalde distrital tiene una responsabilidad con Barrancabermeja, se comprometió con el cambio y debe encaminar su trabajo y esfuerzo hacia esa dirección, evitando recrear fiascos del pasado y construyendo un porvenir que realmente beneficie a la gente.

El gabinete es un elemento central del gobierno distrital, un referente para la sociedad, que representa la forma como se desarrolla la gestión pública local, y son los integrantes de ese equipo de trabajo los responsables ante la comunidad, por eso se espera que quienes integren ese grupo sean personas que incorporen y encarnen el discurso del alcalde, el cambio que Barrancabermeja espera y necesita.


Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aqui

Comments

comments

VíaEl Medio Magdalena
FuenteEl Medio Magdalena
Artículo anteriorSensatez y sensibilidad – Por: Darío Echeverry Jr
Artículo siguiente¿Han perdido la paciencia? – Por: Cecilia López M