¿Qué pasa con Ecopetrol? – Editorial El Medio Magdalena

¿Qué pasa con Ecopetrol? – Editorial El Medio Magdalena En las últimas semanas se han generado una serie de noticias, rumores y acontecimientos que preocupan a la comunidad sobre el presente y futuro de Ecopetrol, la empresa más importante del país, y de los barranqueños.

 

Hay que decirlo pero la pandemia ha revelado muchas cosas, no solo acerca de las personas sino también de las instituciones y entidades, que tal vez ya se sabían pero ahora han salido a la luz sin lugar a dudas.

 

Para nadie es un secreto que la sociedad ha percibido que tanto la empresa petrolera como el gobierno nacional tienen como prioridad la producción y las ganancias, y luego el bienestar de trabajadores y comunidad, pero ciertos hechos y rumores le han generado a la población certezas sobre esas percepciones ciudadanas.

 

Así que se puede señalar que al principio de las medidas de control de la pandemia se generó toda una controversia, que no se ha resuelto, cuando las empresas contratistas de Ecopetrol, que al parecer son compañías de gran capacidad financiera como lo establecen los procesos contractuales, empezaron a licenciar y terminar contratos de obreros, dejándolos a merced de la incertidumbre económica en medio de la cuarentena.

 

La empresa petrolera se hizo la de la vista gorda frente al comportamiento de las contratistas y al final el desempleo se disparó sin conocer la responsabilidad social empresarial.

 

Luego, se ha venido conociendo que en el marco de las medidas para enfrentar la pandemia, el gobierno nacional expidió un decreto que permite la venta de empresas de la nación, como Ecopetrol o su filial Cenit.

 

Esto ha generado gran preocupación entre la comunidad, organizaciones sociales y gremiales, además de un alarmante silencio del gobierno distrital, pues lo que se juega es la venta de la principal empresa del país, que no solo paga impuestos sino que sus ganancias son fundamentales para las inversiones que realiza el Estado, es decir se quiere vender una parte de la empresa que más dinero le produce a la comunidad y que financia el gobierno.

 

No es poca cosa lo que se juega y causa gran preocupación que se quiera vender una empresa que tiene un gran impacto en el presupuesto nacional y ha provocado que líderes políticos, sociales y gremiales se pronuncien y manifiesten su abierta oposición a semejante medida, a pesar de que las autoridades departamentales y distritales han guardado silencio cómplice en esta materia.

 

También hay que señalar el cuestionamiento que han generado los gremios y organizaciones hoteleras y de otros servicios del distrito acerca de la forma como se viene manejando el hospedaje de trabajadores por parte de las empresas contratistas en los campos petroleros.

 

Lo que se ha establecido es que han ubicado a los trabajadores en los mismos campos, recordando los tiempos del inicio de la explotación petrolera en el país y las malas condiciones de alojamiento que tenían, y no en los hoteles y hospedajes de la ciudad, que cuentan con todas las medidas de bioseguridad que estos tiempos demandan.

 

La excusa es que por la pandemia y cuarentena eso facilita su operación y reduce la exposición al contagio. Así otra vez la responsabilidad social empresarial queda en retorica mientras los empresarios hoteleros de la ciudad ahondan su crisis frente a la complicidad de la empresa petrolera.

 

Finalmente, en las últimas semanas se ha generado gran preocupación acerca de la real situación de los contagios al interior de la refinería y los campos petroleros.

 

Se han formado especulaciones acerca del número de contagiados, entre trabajadores y familiares, su ubicación en el puerto petrolero, el control a las cuarentenas y a la propagación de la enfermedad, las medidas de bioseguridad para trabajadores y contratistas, y los controles a su aplicación, la ocupación y contagios en la Policlínica, entre otras preocupaciones.

 

La cuestión ha sido pobremente manejada por Ecopetrol y por la Secretaria Distrital de Salud, que no han dado claridad sobre los diferentes interrogantes y han sido parcos al explicarle a la comunidad cómo ha evolucionado los contagios al interior de la refinería, los campos de producción y la policlínica, lo que ha facilitado que se generen rumores que siembran incertidumbre y producen cuestionamientos a las instituciones.

 

Se hace indispensable darle mayor claridad y seguridad a la población acerca de cómo evoluciona y se maneja el contagio del Covid 19 en refinería y campos petroleros, pues para todos es sabido que la industria petrolera es una de las principales fuentes de introducción de la pandemia al distrito.

 

Frente a estos hechos y situaciones, no es desproporcionado cuestionar acerca de lo que pasa con Ecopetrol, su presente y futuro, y en especial el manejo que le viene dando a sus relaciones con trabajadores, empresas que le prestan servicios y el distrito de Barrancabermeja.

 

Ecopetrol es una empresa mayoritariamente publica, que le genera recursos a la nación y financia al Estado, lo que establece que debe rendir cuentas y actuar buscando el beneficio de la comunidad, pero la situación actual muestra lo lejos que esta de eso.

 

Además las medidas que el gobierno nacional toma siembra dudas acerca del manejo que se le da a la empresa petrolera.

 

Se hace necesario que las organizaciones sociales, gremiales, partidos políticos, academia y gobierno distrital y departamental asuman posiciones claras y en consenso sobre temas tan sensibles como la contratación local, el manejo de la pandemia y la venta parcial de Ecopetrol, o de alguna de sus filiales.

 

Esto se debe hacer como un acto de defensa de los intereses de Barrancabermeja frente a actuaciones o decisiones que afectan directamente al distrito y su población.

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

 

Le puede interesar:  ¿Becas «frito sudadas»?

 

La tenaza entre el pánico sanitario y las políticas

 

¿Qué sería de Duque sin Petro?

 

¿Somos socialmente irresponsables?

 

Dividiendo a la oposición, nunca podremos derrotar al uribismo

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

 

Comments

comments

Categories